www.economiadehoy.es
Los avances de la telefonía doméstica
Ampliar

Los avances de la telefonía doméstica

miércoles 05 de febrero de 2020, 07:42h
Los teléfonos fijos tienen asegurada su supervivencia. id:54922
Hubo unos años en que se pensó que Internet iba a acabar con las agencias de viaje físicas y no ha sucedido. Del mismo modo, muchos han asegurado que la telefonía fija desaparecerá en breve y también se equivocan, si exceptuamos el caso de las cabinas telefónicas instaladas en la calle, que se pueden considerar como pertenecientes a la categoría de telefonía fija, ya que el operador dominante en este país apuesta directamente por su eliminación. Todavía no pueden quitarlas todas pero parece ser que sí pueden dejar de mantenerlas: prueben a encontrar una que esté limpia, con los cartelitos de las instrucciones sin arrancar y que, además, funcione.

Si usted sí conoce alguna cabina que no tenga problemas, ya sabemos dónde vive, en el centro de la cuidad. Pero hay mucha más gente que no vive ahí.

En cambio, los teléfonos domésticos no van a desaparecer. Primero, porque a la compañía con la que tenemos contratado el fijo, Internet, y, quizás, algún otro servicio de pago no le cuesta nada mantener el fijo. Segundo, porque aunque las compañías quisieran eliminar las líneas fijas, no podrían. Se consideran un servicio básico, excepto en la “España Vaciada” y las asociaciones de consumidores no lo permitirían.

Por otra parte, a nivel empresarial el teléfono fijo sigue siendo ampliamente utilizado, incluso con varias líneas conectadas a una centralita que puede proporcionar desvíos automáticos y pasarnos con el contestador.

Cómo sacar provecho a la línea fija de nuestra casa

Muchos jóvenes deciden dar de baja la línea fija del teléfono de su domicilio, simplemente, para ahorrar unos pocos euros al año, sin tener en cuenta la insensatez de esa conducta. Un teléfono fijo normal, sin batería, sin nada, insisto normal funciona sin corriente eléctrica, es decir, podemos seguir haciendo llamadas aunque nos iluminemos con una vela. Si el apagón dura unas horas, no podremos hacer lo mismo con los móviles.

Pero mientras llega el apagón o no, lo que sí podemos hacer es sacar el máximo provecho a nuestra línea fija. Pensemos en el caso de un autónomo que teletrabaja desde casa. Obviamente usará el fijo con regularidad. Eso sí, no un fijo con cable a la pared, sino un buen inalámbrico que habrá escogido de entre la amplia variedad de teléfonos fijos inalámbricos que hay en el mercado.

Por otra parte, las personas mayores son grandes aficionadas a los fijos inalámbricos, muchas por sus limitaciones de movilidad que les impiden acercarse rápidamente a un fijo normal cuando suena, y teniendo el inalámbrico a mano se sienten más seguras. Y otras que pueden moverse perfectamente prefieren tener una base y dos o tres inalámbricos en distintas estancias de la casa para no perder ninguna llamada.

A la hora de elegir el teléfono fijo inalámbrico que nos conviene, tenemos que tener en cuenta varios aspectos:

  • Estudiar bien cuántos terminales necesitamos. Algunos modelos permiten ampliar terminales y otros no.
  • La función de manos libres debe estar disponible, aporta mucha comodidad en todos los casos.
  • Los nuevos teléfonos inalámbricos ya tienen un rango cobertura bastante amplio pero, de todas formas, es mejor cerciorarse.
  • La resolución de la pantalla puede ser algo a tener en cuenta para personas con problemas en la vista.

Si todavía hay faxes funcionando, los fijos no desaparecerán nunca.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios