www.economiadehoy.es

Esta entrevista fue publlicada originalmente en foronuclear.org

Entrevista a Héctor Dominguis, consejero delegado de GD Energy Services (GDES)

martes 07 de junio de 2016, 11:19h
Héctor Dominguis, consejero delegado de GD Energy Services (GDES).
Héctor Dominguis, consejero delegado de GD Energy Services (GDES).
Apasionado de su familia, a Héctor Dominguis le gusta practicar casi cualquier tipo de deporte y leer. Actualmente vive entre París y Valencia, y viaja a menudo a Madrid para reunirse con sus clientes. Estudió en Londres Ingeniería y Ciencia de los Materiales y ha realizado diversos másteres y cursos sobre desarrollo directivo, administración de empresas y management. Lleva trabajando en el Grupo desde hace 13 años, y hace cuatro asumió el puesto de Consejero delegado de GD Energy Services (GDES). Una compañía familiar con visión internacional que cuenta con 1.400 empleados y que participó en el desarrollo de la segunda generación de las centrales nucleares españolas, a las que hoy en día sigue ofreciendo servicios. "España es, hoy por hoy, nuestro principal mercado", asegura. Héctor Dominguis define a los reactores españoles como "seguros y en constante actualización" y considera que cumplen con las normas y requisitos internacionales más estrictos. En su opinión, la industria nuclear exige "los más altos estándares de calidad y seguridad. Unos valores que coinciden con los de nuestro Grupo".

Son una empresa familiar localizada en Valencia convertida en un grupo de referencia internacional. ¿Cuáles son las claves del éxito?

No hay una receta del éxito. Son muchos los factores que hacen que una empresa siga evolucionando y mejorando después de 84 años. En nuestro caso, a lo largo de la historia, cada generación ha aportado valor en el desarrollo del negocio. Mi abuelo fundó el negocio, creó las bases y los valores de nuestro Grupo. Mi padre, aún en activo, comenzó a trabajar hace casi 60 años en un negocio familiar de pintura mural y supo posicionarse en el sector nuclear ofreciendo un amplio abanico de servicios, cubriendo las necesidades que fueron surgiendo y posicionándonos como una empresa de referencia en la industria nuclear española, capaz de trabajar en todo el ciclo de vida de una central nuclear: construcción, operación y desmantelamiento.

Yo me he centrado en la internacionalización del Grupo, llevamos 10 años abriéndonos paso en mercados como Francia, México, Reino Unido, Italia y, más recientemente, Panamá, Brasil y Estados Unidos.

¿Nos resume la historia de la compañía?

El año oficial de creación de la empresa es 1932, aunque nuestra historia se remonta 13 años antes cuando mi abuelo, con 19 años, decide emigrar a Estados Unidos para buscar mejor fortuna. Allí trabajó en la construcción del ferrocarril y en la edificación. Aprendió el oficio de la pintura y decidió crear su propio negocio con un amigo. A partir de ahí, su vida dio mil vueltas. Regresó a España para hacer el servicio militar y formarse mejor para poder gestionar su negocio, con el objetivo de regresar a Estados Unidos. La incipiente crisis de los años 20 le obligó a quedarse en España, donde volvió a crear su negocio de pintura, esta vez con su hermano. Conoció a mi abuela, se casó y tuvieron cuatro hijos.

La guerra civil le obligó a abandonar el negocio y tuvo que emigrar a Argelia dejando en España a su mujer y a sus hijos (el más pequeño, mi padre, con apenas un año de edad). Allí pasó cuatro años en un campo de concentración y cinco más en el exilio. Cuando regresó, trabajó para ahorrar lo necesario y volver a montar su propio negocio. A partir de ahí, la empresa ha seguido evolucionando y creciendo hasta hoy.

¿En qué valores se sustenta la empresa?

La historia de la familia y de la empresa han marcado unos valores que nos han ayudado a llegar hasta donde estamos hoy. La honestidad, la honradez, la seriedad, el cumplimiento de nuestros compromisos y el afán de superación son algunos de los valores que mantenemos desde nuestros comienzos.
Al mismo tiempo, en el Grupo trabajamos con pasión y con ilusión, somos dinámicos e innovadores, esforzándonos por anticiparnos a las necesidades del cliente y del sector.

Tras más de 80 años de experiencia, ¿qué fue lo que motivó el cambio del modelo de negocio inicial a lo que hoy conocemos como GD Energy Services?

La verdad es que el modelo de negocio no ha cambiado tanto. Nuestro modelo sigue basado en dar servicio a nuestros clientes anticipándonos en la medida de lo posible a sus necesidades, manteniendo los valores de la empresa y esforzándonos por ser excelentes. En todo caso, lo que hemos hecho con el paso del tiempo es profesionalizar el Grupo, crear un equipo técnico y directivo capaz de aportar valor a la empresa y a la industria para mejorar día a día y ampliar fronteras.

¿Qué retos encontraron al dar el salto internacional?

Muchos y variados, la verdad. Cada país es un mundo y tiene sus retos particulares (barreras técnicas, administrativas, legales, culturales...) Nuestro modelo de negocio actual se ha creado a lo largo de los 84 años de historia de la compañía, con mayor relevancia en los últimos 40 años. Replicar este modelo en un país nuevo es una tarea complicada.

Si tuviera que buscar un reto común en el proceso de internacionalización, diría que ha sido el de encontrar el socio adecuado en cada país. Somos una empresa de servicios y de personas, por lo que debemos asumir la cultura de los países en los que trabajamos. Por lo tanto, para nosotros es esencial tener un socio local con quien haya sintonía y que comparta nuestros mismos valores. Dar con el socio adecuado en cada país es una de las tareas más complejas que afrontamos en esta etapa.

¿A qué países prestan hoy en día servicios y qué tipo de actividades relacionadas con la energía nuclear realizan?

Ofrecemos servicios de mantenimiento y apoyo a la operación de las centrales nucleares como descontaminación, limpieza industrial, diseño de estructuras y montaje de andamios, aislamiento térmico y protecciones pasivas, pintura y revestimientos especiales, así como protección radiológica. Igualmente damos servicios de desmantelamiento: estudio, planificación y ejecución, así como I+D+i y servicios tecnológicos: vigilancia tecnológica, estudios de mercado y diseño... En el mapa se observan los países donde estamos presentes y los servicios que ofrecemos.

¿Por qué apuestan por el sector nuclear en su estrategia?

Porque históricamente fuimos capaces de evolucionar con el desarrollo de la segunda generación de centrales nucleares en España y, desde entonces, nos hemos actualizado constantemente con los avances en servicios de apoyo a la industria nuclear en diversos países. Al mismo tiempo, nos posicionamos desde nuestros inicios en esta industria para disponer de personal técnico cualificado, lo cual nos permitió crecer al mismo ritmo que la industria durante los años 80. Apostamos también por esta industria porque exige los más altos estándares de calidad y seguridad, siendo estos también valores estratégicos de nuestro Grupo.

¿En qué otras áreas están diversificados los servicios del Grupo?

En servicios logísticos a la industria petroquímica y fertilizantes; en inspección, mantenimiento y reparación de palas a la industria eólica; en construcción y mantenimiento de redes media y baja tensión. Junto a ello, en colaboración con nuestro socio Falck, además de prestar servicios de prevención y lucha contra incendios en la industria nuclear, también trabajamos en industrias como la aeronáutica, petroquímica o metalúrgica.

¿Considera que la inversión en innovación junto con su colaboración con universidades ha contribuido a la expansión internacional del Grupo?

En algunos países (como Francia, con nuevos desarrollos en limpieza química, refuerzo estructural y gestión de emergencias nucleares) los esfuerzos en innovación han sido clave, ya que nos han abierto puertas que han llevado a nuestro establecimiento permanente en estos países. En otros países, nos han permitido consolidar nuestro posicionamiento con desarrollos tecnológicos para proyectos puntuales, que han aportado importantes mejoras en costes (económicos y radiológicos), seguridad y eficiencia del servicio.

Y por último, nuestra colaboración con la Universidad Politécnica de Valencia, además de generar éxitos tecnológicos, ha sido la cantera de donde ha salido buena parte del equipo técnico actual. Muchos de ellos están ahora trabajando en proyectos en Italia, Francia, México y Reino Unido.

Vive a caballo entre España y Francia. ¿Su apuesta en el país galo, con 58 reactores en operación, es fundamental para la compañía?

España es hoy por hoy nuestro principal mercado con un porcentaje en torno al 50%, y aunque el resto de países vayan a incrementar su porcentaje en nuestro mix de facturación, España seguirá siendo nuestro principal mercado. No obstante, en cuanto a expectativas de crecimiento, es lógico que los países en los que nos hemos implantado en los últimos años generen mayores expectativas.

El caso de Francia es estratégico y fundamental por varios factores:

  • Por el volumen y potencial de mercado. Francia está inmersa en un proceso de operación a largo plazo de su parque nuclear. Entre ampliación de vida y mejoras post-Fukushima la inversión podría llegar a los 100.000 millones de euros.
  • Por la cercanía geográfica; lo cual nos permite dar apoyo y aportar los recursos necesarios para proyectos específicos.
  • GDES es, por ahora, un colaborador tecnológico en este país. El reto es pasar de participar en proyectos puntuales, a ser un actor relevante en servicios de mantenimiento y apoyo a operación en la industria nuclear francesa.

Conoce muy de cerca las centrales nucleares españolas. ¿Cómo definiría estas instalaciones?

Son plantas muy seguras y en constante actualización. Tenemos un parque nuclear muy diversificado tecnológicamente. Son, además, necesarias para tener un mix de generación eléctrica competitivo y mantener controlada la emisión de gases de efecto invernadero.

¿Qué futuro cree que tiene la energía nuclear en España?

Desafortunadamente, con los acontecimientos políticos que estamos atravesando, vivimos una situación de incertidumbre en el sector. Dudo mucho que se vayan a construir nuevos reactores en España, por lo que creo que debemos esforzarnos por ampliar la operación de los reactores actuales. El parque nuclear español ha hecho los deberes, y cumple con las normas y requisitos internacionales más estrictos. Técnicamente estamos preparados para llegar a los 60 años, pero políticamente... se irá viendo...

Para garantizar el futuro de la industria nuclear es importante que sepamos transmitir con palabras llanas, de forma clara y transparente los beneficios de tener una industria nuclear que nos permita llegar a los objetivos medioambientales que se marcaron en la Cumbre sobre Cambio Climático del 2015 en París y combatir los fantasmas de esta industria. En este sentido, organizaciones como el Foro Nuclear y la Sociedad Nuclear Española contribuís de manera activa a la divulgación de la información de una industria compleja como la nuclear, para que el público pueda entender las bondades de este sector.

Teniendo en cuenta la trayectoria de la empresa, con más de 1.400 empleados, y el impulso nuclear mundial, ¿cómo cree que puede evolucionar GD Energy Services en los próximos diez años?

Aunque definimos nuestras estrategias con visión de largo plazo, no me gusta hacer planes a más de 3-5 años, porque la situación económica y política del mundo hace que cualquier plan más allá de ese umbral tenga un grado de incertidumbre excesivo.

Como estrategia de futuro nos estamos esforzando por ser una empresa tecnológica, aportando soluciones de valor añadido al sector que nos ayuden a ser más eficientes y, por lo tanto, más competitivos. Nuestro crecimiento pasa inevitablemente por nuestra internacionalización, aunque esto no es posible sin la experiencia y el conocimiento que nos proporciona el mercado español. El objetivo prioritario es mantener y mejorar el nivel de calidad y servicio que prestamos en España. A partir de ahí, nuestro futuro inmediato pasa por el crecimiento en países estratégicos como Francia, Reino Unido o México. Igualmente han surgido oportunidades en mercados como Italia, con un parque nuclear en desmantelamiento, o Panamá y Brasil, con proyectos no nucleares.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.