www.economiadehoy.es

Algo de luz entre las tinieblas

John Plassard, Especialista de inversión de Mirabaud.
Ampliar
John Plassard, Especialista de inversión de Mirabaud.

OPINIÓN: Por John Plassard, Especialista de inversión de Mirabaud

miércoles 25 de marzo de 2020, 13:20h
Durante estos días de confinamiento, es difícil alejarse del flujo incesante de malas noticias: el aumento del número de fallecidos por el coronavirus, el creciente número de países que han adoptado medidas drásticas para garantizar el distanciamiento social, o sobre las consecuencias inmediatas de la pandemia: la cancelación de los Juegos Olímpicos de Japón o de las próximas elecciones primarias en ocho estados americanos. id:56734
En este contexto, John Plassard, Especialista de inversión de Mirabaud, ofrece algunos indicios, que de momento han sido obviados por la mayoría de los analistas, y que podrían ser motivo de optimismo:
  • El lunes Italia registró la tercera caída consecutiva en el número de nuevos casos y fallecidos por coronavirus, generando cierta esperanza de una ralentización del avance de la epidemia
  • Corea del Sur registró 76 nuevos casos el martes, confirmando la tendencia a la baja y aumentando las expectativas de que sea posible controlar la epidemia en uno de los primeros países afectados
  • En China, las autoridades confirmaron el martes que el cierre de la ciudad de Wuhan se levantaría el próximo día 8 de abril, después de más de dos meses de confinamiento. Y a partir del del hoy, los residentes de la provincia de Hubei ya podrán moverse a otras provincias
  • Los datos económicos en China también son más esperanzadores. Según los últimos datos estadísticos, el gasto en consumo ha recuperado terreno, alcanzando el 85% de la media anual. Por su parte, la venta de coches está entre un 30 y 40 por ciento por debajo de la media frente a la caída del 80% experimentada en febrero, y empieza a repuntar el comercio por vía marítima. Como prueba de esta recuperación, ha empeorado la calidad del aire, alcanzando unos niveles de contaminación más cercanos a lo “normal”
  • Los países industrializados han adoptado unas medidas de estímulo fiscal de gran envergadura, sin tener en cuenta las consecuencias a nivel de endeudamiento:
    • Los países del G7, por ejemplo, han prometido esta semana hacer “todo lo necesario para recuperar la confianza, el crecimiento económico y los puestos de trabajo”, y se han comprometido a colaborar con los bancos centrales para responder a una crisis que probablemente conduzca a una recesión mundial este año
    • Alemania ha hecho trizas a la ortodoxia económica. No en vano, el gobierno teutón planea un paquete de ayuda económica, que incluirá préstamos por valor de 822.000 millones de euros para empresas y empleados con el objetivo de apuntalar la economía durante la crisis del coronavirus. Y por primera vez desde 2013, el gobierno de Angela Merkel recurrirá a los mercados para financiar estas medidas, acumulando una deuda de unos 156.000 millones de euros, lo que representa un gran cambio respecto al superávit registrado en 2013. Además, las medidas ayudarán a evitar los despidos y por tanto, a sobrellevar la crisis
    • El Banco Central Europeo, por su parte, ha anunciado la compra de activos por valor de 750.000 millones de euros, un nivel sin precedentes, y ayer sugirió que contaba con los medios necesarios para adoptar medidas adicionales y que “hará todo lo que haga falta”
    • En Estados Unidos, la crisis del coronavirus ha obligado a los demócratas y republicanos a adoptar algo cercano a una tregua, y están al punto de alcanzar un acuerdo sobre un plan de estímulo económico por valor de 2 billones de dólares.
    • La Reserva Federal de Estados Unidos anunció el lunes que apoyará, por primera vez, de manera directa los mercados de crédito para individuos, pymes, y grandes empresas para limitar el impacto económico de la pandemia. Y que, además, aumentará en la medida de lo necesario los programas existentes de compra de bonos de tesoro y garantías respaldadas por hipotecas

En resumen, aunque seguimos sin saber cuánto durará la pandemia, existen diversos escenarios que, descartando sorpresas desagradables, nos permiten anticipar una mejoría económica, sin obviar la volatilidad que no va a desaparecer en el corto plazo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios