www.economiadehoy.es
Encuesta a profesionales: percepciones y situación financiera durante la crisis de Covid-19
Ampliar

Encuesta a profesionales: percepciones y situación financiera durante la crisis de Covid-19

martes 12 de mayo de 2020, 19:50h
La encuesta ha sido realizada en Portugal y España y tiene como objetivo conocer cuáles son las percepciones en relación a esta altura, la situación financiera actual y si hay apoyo esencial por parte del gobierno. id:58463
En un momento en que se vive una crisis de salud y económica a escala global, en consecuencia de la pandemia de COVID-19, Zaask, marketplace de servicios líder en la Península Ibérica que conecta profesionales de los más diferentes sectores con clientes, ha lanzado un cuestionario a los y las profesionales de la plataforma. La encuesta ha sido realizada en Portugal y España y tiene como objetivo conocer cuáles son las percepciones en relación a esta altura, la situación financiera actual y si hay apoyo esencial por parte del gobierno.

En España, la muestra[1] está conformada mayoritariamente por profesionales autónomos y autónomas (86%), al igual que sucede en Portugal, donde la mayor parte de los y las participantes[2] son profesionales liberales, es decir, prestan servicios sin pertenecer a una estructura empresarial, lo que incluye a empresarios y empresarias a título individual o personas en régimen de autónomo. De las empresas que han participado en ambos países, gran parte son microempresas (menos de 10 colaboradores) y la media de tiempo de actividades de 8 años en España y de 10 en Portugal.

A pesar de la caída de los rendimientos, la comunidad profesional española cree que de esta crisis pueden surgir oportunidades

El 77,5% de las personas encuestadas creen que pueden o que tal vez pueden surgir nuevas oportunidades para sus negocios, lo que parece mostrar que hay una predisposición por parte del sector profesional español para adaptarse y adecuar sus negocios a una nueva realidad, aunque sean tiempos de crisis. Esta opinión es bastante semejante entre los y las profesionales de Portugal.

No obstante, y a pesar del optimismo, la realidades que el 90% de los y las profesionales indican que sus rendimientos han disminuido. De esta porción, la mayoría de participantes (70%) afirma que sus ganancias han caído más del 50%.

En Portugal la situación es muy similar aunque levemente mejor, pues el porcentaje de profesionales que ha registrado una disminución de sus rendimientos es de un 87% y prácticamente dos tercios de la muestra (64%) apuntan que el impacto en sus ingresos ha sido de más de la mitad.

Estos números pueden ser especialmente preocupantes considerando que, en España, la mayor parte de profesionales y empresas ha contestado que, en este momento, sus finanzas podrán resistir menos de un mes (26%) o entre 1 y 3 meses (40%). Estos números aún son más preocupantes en Portugal, donde los porcentajes aumentan al 35% y al 45%, respectivamente.

Esto significa que, si no se retoma en breve la actividad económica, se crean líneas de apoyo financiero o ayudas estatales en ambos países, la situación puede ser especialmente delicada, y tanto profesionales como empresas pueden verse obligados a cesar su actividad.

Aún así, a la pregunta planteada a los y las profesionales de si consideraban cerrar su actividad de aquí a final de año, la mayoría dice que no (76%). No obstante, casi una cuarta parte de las personas encuestadas (24%) pondera cesar su actividad, lo que es un porcentaje relativamente alto. De acuerdo con los resultados de la encuesta portuguesa, las posiciones de la comunidad profesional lusa son similares (26% considera cerrar suactividad de aquí a final de año, 74% no lo pondera).

Los y las profesionales no están consiguiendo acceder a las líneas de financiación y muestran su descontento en relación a las medidas de apoyo por la crisis de COVID-19

Cabe mencionar el descontento de los encuestados y encuestadas en España en relación a las medidas de apoyo adoptadas por el gobierno para profesionales autónomos y autónomas, microempresas y pymes. La gran mayoría expresa que son insuficientes (75%), llegando a ser un 35% la porción de la muestra que ha referido que las medidas son completamente insuficientes.

Esta opinión es bastante similar entre las y los profesionales portugueses, ya que el 76% de las personas encuestadas piensa que las medidas no son suficientes. En este caso, el 30% las valoró como muy insuficientes.

Detectamos también que, en España, el 68% afirma no haber intentado acceder a las líneas de financiación, siendo que el 41% de este grupo no lo hahecho porque no cumplían los requisitos. En Portugal, estos números aún son más elevados, pues un 80% de los encuestados y encuestadas no se ha candidatado a las medidas de financiación y en el caso de la mitad de ellos (51%) se debe a que no cumplen los requisitos establecidos.

Por otro lado, la porción de participantes en la encuesta española que indica que ha solicitado algunos de los apoyos disponibles y que ha recibido la compensación económica asciende al 30%, mientras que en Portugal solo el 12% de quienes han solicitado las líneas de financiación han recibido el valor monetario correspondiente, hasta la fecha de participación en la encuesta. El tiempo medio de espera registrado para recibir el dinero ha sido de 2 semanas y media en España, ascendiendo a 3 semanas y media en Portugal.

Dentro de las empresas participantes que afirman haber recurrido al ERTE, el 21% ha obtenido la respectiva aprobación. En el caso portugués, la medida análoga es el llamado lay-off y solo una pequeña minoría (8%) de participantes de la encuesta ha recibido la aprobación por parte de la seguridad social.

De esta forma, profesionales autónomos y microempresas se encuentran en una situación delicada, pues sus ganancias han disminuido acentuadamente y un gran porcentaje no está consiguiendo acceder a apoyos gubernamentales. Los datos parecen reflejar que no todas las realidades profesionales están siendo cubiertas por las medidas económicas extraordinarias.

Los españoles y españolas se muestran reticentes a retomar ya la actividad económica, mientras que en Portugal abogan por el regreso inmediato

En términos de percepción de los y las profesionales, en ambos países la mayoría piensa que la economía volverá a la normalidad antes del próximo año (80% en Portugal y 75% en España).

Las opiniones difieren un poco más cuando se pregunta si se defiende el regreso gradual a la actividad económica (producción, consumo y circulación de personas). En España, el 52% de los y las profesionales que han participado en la encuesta cree que se debe regresar en el mes de mayo, mientras que en Portugal este número alcanza el 68%.

Esta diferencia puede deberse a que, hasta el momento, el impacto de la pandemia ha sido menos grave en Portugal que en España. Para hacerse una idea, el número de muertes provocadas por la COVID-19 en el territorio portugués hasta el 4 de mayo eran un total de 1043 fallecimientos, mientras que en el total del territorio español este número asciende a 25.428 hasta la misma fecha.

[1] Realizada entre el 27 de abril y el 3 de mayo de 2020 entre los y las profesionales registrados en la plataforma Zaask España. Total de respuestas: 120.

[2] Realizada entre el 27 de abril y el 3 de mayo de 2020 entre los y las profesionales registrados en la plataforma Portugal. Total de respuestas: 826.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.