www.economiadehoy.es

Avance de la balanza de pagos (marzo de 2020)

En marzo de 2020 la economía española registró una necesidad de financiación de 0,8 mm, frente a la capacidad de financiación de 1,5 mm registrada un año antes
Ampliar

En marzo de 2020 la economía española registró una necesidad de financiación de 0,8 mm, frente a la capacidad de financiación de 1,5 mm registrada un año antes

viernes 29 de mayo de 2020, 13:23h
La evolución del saldo de turismo, que pasó a ser de 0,8 mm frente a los 3 mm del mismo mes del año anterior, con una caída interanual del 63% de los ingresos, ha llevado a que se registre necesidad de financiación en un mes de marzo por primera vez desde 2012. id:59102
En términos acumulados de 12 meses, la capacidad de financiación se situó en 29,4 mm, por encima de los 26 mm alcanzados hasta marzo de 2019.

La cuenta financiera, excluyendo el Banco de España, registró en marzo de 2020 un saldo de 26,3 mm, acumulando 24,1 mm en los últimos 12 meses.

Según los datos estimados de avance, en marzo de 2020, el saldo de las cuentas corriente y de capital (que determina la capacidad o necesidad de financiación de la nación) fue de -0,8 mm, importe inferior y de signo contrario al observado en el mismo mes del año anterior (1,5 mm). El saldo de la balanza por cuenta corriente (que incluye los ingresos y pagos con el exterior por las exportaciones e importaciones de bienes y servicios y por las rentas primara y secundaria[1] ) fue negativo, de -1,1 mm, frente a los 1,1 mm positivos de marzo de 2019. Por componentes, el saldo de bienes y servicios fue de -0,3 mm, frente a los 1,5 mm registrados en el mismo mes del año anterior. La caída del saldo de la cuenta corriente (que disminuye 2,2 mm) reflejó fundamentalmente el del saldo de turismo y viajes, que pasó de los 3 mm registrados en marzo de 2019 a 0,8 mm en marzo de 2020. Tanto los ingresos como los pagos por turismo han registrado en marzo de 2020 los mayores descensos en tasa de variación interanual de la serie histórica: -63,3% los ingresos y -44,3% los pagos. La cifra de ingresos del mes de marzo de 2020 (1,7 mm) es la más baja registrada en un mes de marzo desde 1998[2] . El saldo de las rentas primaria y secundaria fue de -0,8 mm, frente a los -0,4 mm de marzo de 2019. Por su parte, la cuenta de capital mostró un superávit de 0,2 mm.

En términos acumulados de 12 meses, en el mes de marzo de 2020, el saldo de la capacidad de financiación, alcanzó 29,4 mm, frente a los 26 mm acumulados en marzo de 2019. En los mismos términos, el saldo de la cuenta corriente fue de 25,4 mm, superior a los 20 mm de un año antes. El saldo acumulado de bienes y servicios alcanzó los 35,5 mm, por encima del registrado en el mismo mes del año anterior (30,4 mm).

En marzo de 2020 el saldo de la cuenta financiera excluyendo el Banco de España mostró una salida neta de fondos de 26,3 mm. La mayor aportación a este saldo fue la de la otra inversión (que incluye, fundamentalmente, préstamos y depósitos), que presentó un saldo de 22,2 mm, debido a un aumento de los activos (de 32,6 mm) superior al de los pasivos (de 10,4 mm)[3] . La inversión de cartera (que se materializa en valores negociables no incluidos en reservas ni en inversión directa) presentó un saldo positivo de 3,6 mm, resultado de que las desinversiones de los no residentes en valores emitidos por residentes en España fueron superiores a las desinversiones de los residentes en España en valores emitidos en el exterior. La cuenta financiera del Banco de España frente al exterior registró un saldo neto de -29,3 mm en marzo de 2020.

En términos acumulados de 12 meses, en marzo de 2020, el saldo neto de la cuenta financiera excluyendo el Banco de España fue de 24,1 mm, frente a los 41,3 mm registrados en marzo de 2019. La mayor aportación a este saldo fue la de la otra inversión, con una contribución de 64,6 mm, destacando las inversiones netas en el extranjero de los residentes en España (que alcanzaron en el periodo los 67,7 mm, frente a los 71,4 mm a marzo de 2019). El saldo positivo de la otra inversión se vio en buena parte contrarrestado por el de la inversión de cartera, que registró una aportación negativa de -42 mm, debido a un aumento de las inversiones en España por parte de no residentes, muy superior al de las inversiones en el exterior de los residentes (91,1 mm frente a 49,1 mm). El saldo de la cuenta financiera del Banco de España frente al exterior se situó en -0,1 mm.

[1]- La renta primaria incluye rentas del trabajo, rentas de la inversión, impuestos sobre la producción y la importación y subvenciones. La renta secundaria, por su parte, incluye transferencias personales, impuestos corrientes, cotizaciones y prestaciones sociales, transferencias relacionadas con operaciones de seguros, cooperación internacional corriente y otras diversas.

[2]- Los ingresos por turismo y viajes de la balanza de pagos se calculan a partir de los resultados que se obtienen de la Encuesta de Gasto Turístico EGATUR del INE. Los ingresos por este concepto en la balanza de pagos y el gasto turístico que para los no residentes publica el INE, si bien presentan algunas diferencias metodológicas, son plenamente coherentes. Para más información véase La estimación de los ingresos por turismo de la balanza de pagos.

[3]- Como puede observarse en el cuadro 17.2 publicado en la sección de estadísticas exteriores de la página web, las cifras de la otra inversión reflejan en gran medida las del sector de las instituciones financieras monetarias (fundamentalmente los bancos), que registraron un neto de 27,4 mm, con una variación de activos de 37,5 mm y de pasivos de 10,1 mm (véanse también cuadros 17.8 y 17.12).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


+

0 comentarios