www.economiadehoy.es

Chefs, Sporties y Smart Workers: los nuevos perfiles de inquilinos post-COVID

Chefs, Sporties y Smart Workers: los nuevos perfiles de inquilinos post-COVID
Ampliar
domingo 21 de junio de 2020, 11:53h
Mientras que se incrementan en un 38% las búsquedas de pisos exteriores o con terraza, nacen nuevas tendencias: los que descubrieron sus artes culinarias o el ejercicio físico en modo hogareño y quienes planean instalar la oficina en casa. Sin embargo, uno de cada tres inquilinos inicia la negociación solicitando un descuento en el precio indicado. id:59913
La cuarentena ha cambiado las preferencias de los consumidores para buscar vivienda: se han incrementado un 38% las búsquedas de pisos con terraza, balcón o exteriores; y los pisos más luminosos ganan terreno. Propify, la plataforma de servicios para alquileres de vivienda habitual, analiza la situación actual y revela sus pronósticos inmobiliarios: un tercio de los inquilinos inicia la negociación de un nuevo inmueble pidiendo un descuento sobre el precio indicado, a la vez que nacen nuevos perfiles, como los chefs, smart workers y sporties.

Nuevas tendencias

El confinamiento ha cambiado las prioridades de los inquilinos y sus criterios a la hora de buscar casa: “terrazas, jardines, multiplicidad de espacios y habitaciones son algunos de los puntos clave”, sostiene Óscar Bedoya, Director Ejecutivo y Cofundador de Propify. “Podemos identificar tres tendencias marcadas en las búsquedas de nuestra plataforma: por un lado los chef's / cookers, gente que ha descubierto la cocina en el periodo de cuarentena y busca un piso con un espacio más amplio donde satisfacer su nueva pasión. Por otro lado, los sporties: aquellos que transformaron el hogar en un gimnasio improvisado. Y por último los smart workers, personas que descubrieron las bondades del teletrabajo y ahora planean convertirlo en una práctica frecuente por lo que necesitan espacios especialmente dedicados para ello”, concluyó el ejecutivo.

De las personas que muestras interés en arrendar nuevos domicilios, el 19% no preveía cambiar de vivienda pero se encuentran “a la caza de oportunidades” ya que buscan una opción más económica pero sin prisa, lo que repercute en la necesidad de realizar más visitas y una extensión en los tiempos de cierre de un alquiler.

Si bien el distanciamiento social y el trabajo remoto son ahora parte de la nueva normalidad, las visitas físicas se seguirán realizando ya que la decisión de alquilar un piso a largo plazo implica varios factores que los inquilinos evalúan fuera del inmueble en sí: zona, seguridad, servicios, iluminación del inmueble y vecinos, entre otros. “Las visitas a los pisos se han incrementado y el tiempo de cierre de un alquiler se alargó en hasta un 20% más. Hoy, los inquilinos cuentan con una mayor oferta y tardan más tiempo en tomar la decisión final”, sostuvo Bedoya.

Más oferta, menos presupuesto

Para los propietarios encontrar nuevos inquilinos se pone también más difícil ya que existe una mayor oferta de pisos e incertidumbre en el mercado. Es por ello, que buscan validar la solvencia de los inquilinos y prefieren sacrificar algo de rentabilidad para asegurar el alquiler.

Esta mayor oferta de pisos se ha visto incrementada por la entrada de los pisos de alquiler temporal y turísticos al mercado de alquiler habitual, creando una sobre oferta momentánea que ayuda a que los precios tiendan a bajar en los siguientes meses.

“Lo importante es saber que ante un posible inquilino moroso, el propietario debe asegurarse el cobro y Propify lo asegura pase lo que pase, incluso ante retrasos o impagos del arrendatario, a diferencia de un seguro tradicional donde pueden pasar hasta tres meses para poder recuperar los meses impagados”, concluyó el ejecutivo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios