www.economiadehoy.es
Descubre cómo actuar ante una ocupación ilegal con Alora
Ampliar

Descubre cómo actuar ante una ocupación ilegal con Alora

lunes 21 de septiembre de 2020, 19:42h
El problema de las ocupaciones ilegales está en boca de todos y aparece en los telediarios de todas las cadenas de televisión. Y es que los okupas han aprovechado el estado de alarma para ocupar ilegalmente las viviendas. id:63278
Pero no solo durante la cuarentena, ya que en la actualidad sigue aumentando el número de denuncias. Para poner fin a este problema, es importante contar con un administrador de fincas como Alora que brinde pautas de acción y asesoramiento legal a la persona perjudicada.

¿Por qué ha aumentado el número de ocupaciones ilegales?

Como se ha dicho anteriormente, la crisis del coronavirus ha empeorado el problema de la ocupación ilegal. De hecho, según datos del Ministerio del Interior, en el primer semestre del año ya se han registrado 7.450 denuncias relacionadas con los okupas. Esto supone un 5% más de denuncias con respecto al primer semestre del año 2019.

Los okupas han aprovechado el estado de alarma para entrar y ocupar las viviendas vacías ya sean habituales o vacacionales. Tal es así que, durante este verano, muchas personas han decidido viajar a su residencia de vacaciones y se han encontrado con la casa ocupada por extraños.

Se registran 41 denuncias diarias, pero el problema persiste. Este aumento de ocupaciones ilegales está causando inseguridad en la población y la mayoría de las personas que se ven ante esta situación no saben cómo echar a los intrusos de sus casas.

¿Qué se puede hacer legalmente?

Para empezar, es importante que las personas perjudicadas soliciten ayuda a un administrador de fincas. De esta forma, podrán ser asesorados e informados de todas las pautas de acción.

Por ejemplo, es importante saber que las primeras 48 horas son cruciales, ya que, durante ese tiempo, la policía puede entrar en la vivienda y desalojarla sin utilizar una orden judicial. Esto sucede de esta forma porque durante esas horas, la ocupación se considera un delito de allanamiento de morada.

Pero, ¿qué pasa cuando se trata de una vivienda vacacional? Si la persona tiene una residencia de vacaciones y pasa largos periodos de tiempo sin visitarla, es aconsejable que cuente con una persona de confianza para que revise la vivienda cada dos días. De esta forma, el individuo evitará posibles ocupaciones ilegales.

¿Cómo actuar si ya han pasado más de 48 horas?

En el caso de que los okupas se hayan establecido en el inmueble durante más de dos días hay que recurrir a la vía civil o penal. En este sentido, cabe señalar que la comunidad de vecinos no puede hacer nada al respecto, ya que los propietarios son los únicos que pueden iniciar el trámite judicial. Aunque también pueden comenzar el proceso aquellas personas que demuestren su legitimidad para vivir en la casa.

No obstante, si los propietarios se retrasan en las gestiones, la comunidad de vecinos sí puede denunciar la ocupación ilegal. Cabe señalar que esto solo es posible si los vecinos han observado que hay personas que entran y salen del hogar y no son los dueños o si los intrusos están realizando actividades que molestan al resto de vecinos.

Para ello, se debe actuar rápido, antes de que pasen las 48 horas. De lo contrario, se necesitaría una orden judicial para echar a los intrusos. Para desalojar a un okupa, muchas veces se recurre a la Ley de Desahucio Exprés. Esta ley permite que la persona pueda recuperar su casa cuanto antes. Para ello, el propietario tendrá que comenzar un proceso judicial por la vía civil y poner una demanda.

Una vez realizado este paso, el juez pone a los okupas un plazo de cinco días para que justifiquen su ocupación en el hogar. Si no hay una respuesta pasado ese periodo de tiempo, el magistrado establece la fecha y la hora para el desahucio.

¿Por qué confiar en Alora?

Alora es un equipo multidisciplinar especializado en administración de fincas. Estos jóvenes profesionales son colegiados y trabajan día a día para garantizar el buen funcionamiento de la comunidad. Eso sí, siempre desde un trato cercano y sencillo con los propietarios. Los administradores de fincas de Alora ofrecen a sus clientes transparencia, innovación tecnológica y auditorías. Además, realizan gestiones para rebajar los costes de la comunidad.

Con respecto a la ocupación ilegal, Alora ofrece asesoría jurídica a la comunidad de vecinos. De esta forma, los administradores podrán informar a la comunidad sobre los procedimientos legales que se deben llevar a cabo para solucionar el problema de los okupas. También, es importante señalar que, además de los administradores de fincas, Alora colabora estrechamente con expertos para que estudien el caso de cada comunidad de manera personalizada.

De esta forma, realizan un presupuesto adaptado a la situación y aconsejan a la comunidad sobre la mejor manera de actuar ante el problema. Por último, cabe señalar que, en la página web de Alora, disponen de un formulario de contacto para que los usuarios puedan consultar cualquier incidencia que tengan en su comunidad. El equipo de administradores solucionará las dudas con la mayor brevedad posible.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios