www.economiadehoy.es

Cómo ahorrar energía en el hogar

Cómo ahorrar energía en el hogar
Ampliar
viernes 13 de noviembre de 2020, 11:47h
Disminuir el consumo energético es un compromiso que todas las personas deben adoptar. id:65062

Ten en cuenta estos consejos para cuidar tu bolsillo y el medio ambiente:

Infórmate sobre servicios de suministro

Busca información sobre las compañías que se encargan de la gestión de suministro eléctrico. Algunas de ellas tienen ofertas de luz muy accesibles y supone una reducción muy significativa del costo del servicio. Como estas empresas tienen planes que se adaptan a tus horarios de consumo, no pagarás dinero demás por energía que no utilizas.

Aprovecha la luz natural

El mal hábito de desvelarse por las noches y levantarse tarde no solo es perjudicial para la salud, sino que afecta el bolsillo. Pierdes muchas horas de luz solar por las mañanas y requieres más horas de luz eléctrica por las noches. Levántate más temprano y aprovecha la luz natural. Puedes hacer actividades físicas o leer, por ejemplo.

Desconecta los aparatos

Si piensas que con apagar un dispositivo es suficiente, estás en un problema. Aunque no lo creas, consumen energía, aunque no estén encendidos. Desconecta todos los dispositivos eléctricos que no estés utilizando. Esto no te afectará en tu calidad de vida y tendrás beneficios económicos significativos para tu ahorro.

Si te da pereza desconectar uno por uno tus electrodomésticos, puedes adquirir una regleta. Conectas todos los aparatos allí y cuando decidas los desconectas todos juntos. Si cuentas con más presupuesto, puedes adquirir enchufes inteligentes, que interrumpen el paso de energía sin desconectarlos.

Hay algunos programables, para el caso que desees configurar la hora de corte de la televisión por si te sueles quedar dormido. Estos enchufes son muy útiles también para la lavadora, si acostumbras dejarla funcionando mientras vas a comprar o sales a pasear a tu mascota.

Apaga las luces innecesarias

Aunque esto es algo elemental, muchas personas se olvidan de apagar las luces cuando salen de su domicilio o las dejan prendidas adrede para simular que hay alguien adentro. Esta costumbre es conocida por todos y realmente no aporta seguridad a la vivienda. Revisa todos los ambientes antes de irte de tu casa y apaga las luces.

Agrupa las tareas

Los electrodomésticos consumen más energía cuando encienden, así que conviene más que lo utilices una sola vez por un largo período que varias veces por poco tiempo. No laves ni planches pocas prendas todos los días. Acumula la ropa y realiza las tareas de lavado y planchado una o dos veces a la semana.

Concentra tus consumos en las horas valle

Las empresas de energía eléctrica asignan un valor reducido a la franja horaria en la que normalmente hay un menor consumo. Esto promueve la realización de tareas domésticas en ese período y garantiza que en horas “pico” no haya problemas de suministro. Realiza las tareas que requieren mucha electricidad en estas horas denominadas “valle”. Así no forzarás el tendido eléctrico y tu factura de luz se reducirá significativamente.

Mantén en buenas condiciones tus electrodomésticos

Los electrodomésticos requieren mantenimiento. Llama al técnico una vez al año para que revise el estado del aire acondicionado y el refrigerador. Si tienes ventiladores, no te olvides de limpiar periódicamente sus aspas. Los electrodomésticos sucios o que se encuentran en mal estado consumen mucha más electricidad que aquellos que están en condiciones óptimas.

Piensa antes de usar

Define qué alimento vas a comer antes de abrir la nevera y qué serie vas a ver antes de encender la televisión. Pensar un largo rato con la puerta del congelador abierto implica una pérdida de energía más grave de lo que imaginas. Lo mismo sucede cuando juegas con el reproductor de música encendido pasando de una pista a otra sin sentido o haciendo zapping.

Ventila tu hogar

Mantener la temperatura exclusivamente a fuerza de un filtro de aire significa desgastar el equipo y consumir demasiada electricidad. Ventila tu casa una o dos veces al día para que el aire se limpie y se equilibre de manera natural. No hacen falta más de diez minutos para que notes cambios en el ambiente.

Regula el aire acondicionado

No abuses de las temperaturas del acondicionador de aire. Recuerda que lo adecuado es configurarlo entre los 20 y 25 grados. Si estableces un número muy alejado de esos valores, no solo estarás forzando el electrodoméstico, también enfermarte al salir de tu vivienda por el cambio brusco de temperatura.

No dejes el móvil cargando sin necesidad

Los celulares modernos solo necesitan un par de horas para cargarse por completo. Compra un cargador rápido y conecta tu móvil durante el día. Si lo dejas conectado por la noche consumirás energía innecesaria y además dañarás la batería de tu equipo.

Estos tips te ayudarán a disminuir tus gastos significativamente y a realizar un consumo energético más consciente. Con acciones muy simples que contribuyen al cuidado del medio ambiente puedes mejorar la vida de todos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios