www.economiadehoy.es

“España tiene un problema con las contribuciones a la Seguridad Social”, afirma el presidente del Consejo General de Economistas

Valentín Pich, presidente del Consejo General de Economistas de España.
Ampliar
Valentín Pich, presidente del Consejo General de Economistas de España.
domingo 23 de mayo de 2021, 11:04h
El presidente del Consejo General de Economistas de España, Valentín Pich, considera que las contribuciones a la Seguridad Social representan un “impuesto al trabajo” que resulta especialmente gravoso en un país como el nuestro con unas tasas de paro tan elevadas. id:72005
El presidente del Consejo General de Economistas de España, Valentín Pich, cree que nuestro país tiene “un problema con el impuesto al trabajo”. A su juicio, “las cotizaciones a la Seguridad Social implican un gravamen sobre la creación de puestos de trabajo lo que supone un hándicap en un país con unas tasas de desempleo tan elevadas”. No obstante, el presidente de los economistas ha reconocido que “introducir cambios con respecto a las cotizaciones sociales es algo muy complejo ya que habría que encajarlos necesariamente dentro una reforma de todo el sistema tributario”.

Pich, que ha hecho estas consideraciones en el marco de un debate organizado por la Cátedra Jean Monnet sobre Integración Fiscal en la UE de la Universitat Abat Oliba CEU, piensa que el momento de haber arreglado este asunto fue “cuando se implantó el IVA”.

Pich ha observado que, en lo que respecta al Impuesto sobre Sociedades, la recaudación en relación al PIB se sitúa ligeramente por encima de Alemania. También ha querido remarcar la diferencia entre presión y esfuerzo fiscal y la idea de que “quien tributa no son los PIB sino las bases imponibles de las personas”.

Ante los vientos reforma tributaria, ha afirmado que “la posibilidad de actuar es muy difícil”, ya que en lo que respecta a las grandes figuras impositivas hay poco margen para grandes novedades. A su juicio, sí podría haber un camino que recorrer en el campo de la imposición medioambiental. Según ha expresado, el tema medioambiental ha de enfocarse también como un “factor de competitividad” y con el ánimo de “favorecer a determinada industria”. Ahora bien, “lo que no puede suceder es poner impuestos sobre impuestos”. En este sentido, ha reclamado claridad: “un impuesto medioambiental debería ser potente. La gente debería saber que si hace determinadas cosas lo va a pagar, pero no que el impuesto aparezca en un recibo mezclado con otras cosas”.

Imposible armonizar la imposición directa

En un debate convocado para hablar sobre integración fiscal europea, el secretario general adjunto y director del Departamento de Economía de Foment del Treball, Salvador Guillermo, ha puesto de manifiesto las dificultades que existen para armonizar la tributación directa. “Es imposible un proceso de armonización en imposición directa”. Esto es así porque a los países europeos “casi no les queda ya soberanía en política económica” y es improbable que accedan a ceder competencias sobre los impuestos directos.

Guillermo ha hecho estas valoraciones un día después de haberse publicado la Comunicación de la Comisión al Parlamento y el Consejo sobre la fiscalidad de las empresas del siglo XXI. Como se ha dicho, las pocas novedades que son esperables se centrarán en la elusión de bases imponibles y también en aspectos como “la información entre estados, la transparencia de las empresas, la localización de las digitales y la valoración y ubicación de los intangibles”, ha enumerado.

También ha dedicado una valoración sobre la imposición medioambiental, para lamentar que muchas figuras que llevan este apelativo realmente no tienen una conexión material con la finalidad medioambiental. Ha puesto como ejemplo el canon del agua de Cataluña, en el que, “hagas lo que hagas, pagas, como mínimo, como si hubieras consumido doce metros cúbicos”. Es decir, no es un impuesto diseñado para desincentivar el consumo sino con un fin recaudatorio. “A veces, se busca un tinte medioambiental, cuando lo que realmente hay detrás del impuesto es una máquina registradora”.

El debate ha sido moderado por el director de la Cátedra Jean Monnet sobre Integración Fiscal en la UE de la Universitat Abat Oliba CEU, Juan Corona.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios