www.economiadehoy.es
TSMC se vuelve el principal fabricante de chips en el mundo
Ampliar

TSMC se vuelve el principal fabricante de chips en el mundo

lunes 24 de mayo de 2021, 09:02h
TSMC, compañía radicada en Taiwán, se ha convertido en el principal fabricante mundial de chips. Con más de 50.000 empleados a su disposición, suministran circuitos a las empresas de más alto estatus en dispositivos electrónicos. id:72016

Los comienzos de TSMC

TSMC nació como un proyecto de Morris Chang, ingeniero mecánico graduado del MIT. Chang fue empleado de la Texas Instruments durante un total de 25 años. En 1987 la abandonó para fundar su propia compañía destinada a la fabricación de semiconductores.

Para aquel entonces, el sector industrial estaba más enfocado en el diseño. La visión de Chang era fabricarlos. Y tras muchos tropiezos, consiguió que el gobierno de Taiwán lo apoyara financieramente.

Las claves del triunfo

Al decir de los expertos, el éxito de TSMC se fundamenta en cuatro pilares. Todos han tenido lugar en orden sucesivo:

Inversión en la fabricación externalizada

El modelo de la fabricación externalizada fue durante mucho tiempo un emprendimiento ignorado. El propio Chang ha dicho que fue rechazado por Intel, una multinacional con suficiente capital para su proyecto.

Para Intel por aquel entonces el modelo resultaba poco viable, y sufría el riesgo de quedar obsoleto. Después de todo, la fabricación de los circuitos integrados de semiconductores no importaba mucho a las grandes compañías.

En ese panorama, Chang tenía el camino despejado. Al margen de todas las dificultades que debió vencer, TSMC acabó escalando hasta estar incluso por encima de Intel. Ahora la multinacional es quien busca subirse al tren de la fabricación de chips.

Innovaciones constantes

Chang, como ingeniero, ha estado consciente desde el inicio de cómo es necesario actualizar la robótica industrial. Solo así es posible ajustarse a las nuevas exigencias del mercado.

En el marco de esa perspectiva, TSMC invirtió en tecnologías como el láser Extremo Ultra Violeta. Mediante él la empresa ha podido fabricar chips de mayor capacidad y sofisticación.

Al comienzo la maquinaria resultaba lenta y poco viable en términos de ganancia. Afortunadamente, TSMC tuvo la paciencia necesaria. En cambio, el resto de compañías decidió prescindir del láser, y acabaron quedando rezagadas.

Atención de las grandes marcas

La buena posición de TSMC la ha colocado como la opción primera de las grandes empresas de renombre mundial. Estas se han inclinado a invertir en su tecnología, a fin de que sus productos sean los más modernos y novedosos.

El ejemplo más famoso es la mismísima Apple. La compañía estadounidense apostó por utilizar el chip AP que fabrica TSMC. Al incorporarlo a sus dispositivos han conseguido una ventaja notable contra sus rivales.

El éxito de Apple le asegura a TSMC la inversión y la atención directa de una marca muy poderosa. Con semejante cliente, está difícil que alguna empresa rival le robe el liderazgo.

Confinamiento por pandemia

La pandemia y el confinamiento al que ha llevado a la población han sido el último factor. Gracias a él TSMC ha acabado de consolidarse. La razón es que el encierro ha obligado a la mayoría de la gente a ejercer sus actividades desde casa.

Ya sea para trabajar, para estudiar, etc., las personas recurren siempre a sus dispositivos electrónicos. Y dado que estos requieren chips, la empresa ha podido asentar su producción como un bien escaso y vital.

El valor para Taiwán

La inversión original del Gobierno de Taiwán en la empresa de Chang ha dado finalmente sus frutos. TSMC es actualmente la decimoprimera empresa más valiosa a nivel mundial.

Así lo aseguran medios como “TheEconomist”. Con esto, Taiwán a su vez se consolida como una potencia en lo que se refiere a electrónica.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios