www.economiadehoy.es

Historia del diseño del Volvo C40 Recharge

Historia del diseño del Volvo C40 Recharge
Ampliar

Combinación de la serenidad de la naturaleza escandinava y la confianza de la ambición eléctrica

Por Mariano García Viana
jueves 10 de junio de 2021, 09:55h
El Volvo C40 Recharge representa el futuro de Volvo Cars: es el primer modelo de la historia de Volvo diseñado exclusivamente como vehículo eléctrico puro y se comercializará online con una cómoda «oferta Care». id:72726
Combina elementos y ventajas típicos de los SUV con un perfil más bajo, lo que significa que Volvo Cars también introduce un segmento nuevo —y lo hace con un diseño y unas prestaciones vanguardistas nunca vistos en los vehículos de Volvo. «El C40 es un vehículo que simboliza la electrificación y cumple lo que promete», señala Robin Page, responsable de Diseño de Volvo Cars. «Tiene la personalidad del XC40, que resultó ser muy atractivo para mucha gente, pero su expresión dinámica y su perfil estilizado aumentan aún más su poder de seducción. Es un producto realmente atractivo para las personas que buscan los aspectos prácticos de un SUV, pero con un estilo más moderno».

Basado en los componentes fundamentales del XC40, el C40 transmite la misma sensación de potencia y fuerte carácter que su hermano, a lo que suma porte atlético y ligereza. Esta idea de abrir nuevos caminos manteniendo elementos ya conocidos se plasma en los detalles individuales: los característicos faros martillo de Thor están optimizados con unos nuevos LED de píxeles que se ajustan automáticamente a las condiciones de luz y se encienden y apagan de forma independiente para optimizar el patrón de iluminación. Las luces traseras verticales, tan emblemáticas como los faros delanteros, están ahora segmentadas. Son la prueba del desafío de ingeniería que ha supuesto extender una lámpara grande a lo largo de la línea del techo y, además, ofrecen una versión moderna de un diseño clásico.

El ADN se mantiene

De manera similar al XC40, el C40 surgió a partir del boceto espontáneo de uno de los diseñadores del equipo, Yury Zamkavenka, que «dio en el blanco desde la idea inicial», según T. Jon Mayer, responsable de Diseño Exterior. «No es algo que ocurra con mucha frecuencia, pero cuando ocurre, las ideas que afloran suelen ser de las de más carácter, porque se trata de una declaración en estado puro desde el primer boceto», continúa T. Jon, y añade que la exclusividad del vehículo —la posición dominante de los asientos combinada con un contorno aerodinámico— es evidente cuando se encuentra en carretera junto a otros automóviles.

«Una de mis vistas favoritas del vehículo es la vista trasera de siete octavos, que permite ver el lateral y el perfil de la línea de estilo cupé», afirma T. Jon. «Ves los elementos de SUV descansando sobre esas ruedas tan grandes, y percibes ese carácter fuerte, pero con un planteamiento más estilizado hacia el techo. Se basa en la solidez del XC40, pero con mayor dinamismo. Estas combinaciones le dan una expresión totalmente distinta, sin borrar nuestro ADN». El ADN se distingue por un lenguaje formal de estilo escandinavo: las secciones están perfiladas y esculpidas en la forma sólida, con lo que crean una sensación de pureza y refinamiento: una confianza moderada. «Transmite una solidez que también podría asociarse a una sensación de seguridad», indica T.Jon. «En su subconsciente es una bestia invencible con un gran instinto protector, aunque la hemos cincelado para aumentar al máximo su ligereza y eficiencia».

Naturaleza y luz

Aplicando estos principios de diseño —y tomando inspiración de los paisajes escandinavos con sus ambientes tranquilos, la luz y la libertad de espacio— la confianza del diseño exterior va unida a un diseño interior caracterizado por los efectos relajantes de la naturaleza. Hay un gran techo de cristal panorámico que da más amplitud al habitáculo y permite aprovechar al máximo los días cortos del invierno al tiempo que desdibuja la línea divisoria entre el exterior y el interior durante las noches claras del verano. «En Suecia, el cielo está oscuro y gris la mayor parte del año, pero cuando el sol brilla, los colores cobran vida con una intensidad que no se da en ninguna otra parte del mundo», afirma Lisa Reeves, responsable de Diseño Interior. «La hierba parece más verde, el mar parece más azul. Puedes verlo reflejado en la arquitectura del lugar: las viviendas tienen mucho cristal para que entre mucha luz y los diseños de planta diáfana permiten que esta se reparta por toda la casa. La luz y la naturaleza son elementos fundamentales de la cultura y son temas muy importantes en el interior del C40».

El color Fjord Blue (azul fiordo), inspirado en las profundas ensenadas de la costa oeste escandinava, fluye desde el exterior y crea continuidad en el interior dando color a las grandes franjas de moqueta que se extienden desde el suelo hasta los laterales de la consola del tabique central y las puertas delanteras. Esto sirve de base para los gráficos translúcidos retroiluminados del salpicadero y los paneles de las puertas delanteras, que son un guiño a los dramáticos y a la vez serenos paisajes montañosos del parque nacional sueco de Abisko. «Trazamos la topografía del parque y utilizamos los contornos para crear un diseño digitalizado abstracto con un patrón estratificado», señala Rekha Meena, directora senior de Diseño para Colores y Materiales. «Cuando la luz de las luces LED atraviesa la superficie, crea este efecto tridimensional tan agradable y evocador».

La gran cantidad de materiales sostenibles utilizados en el interior va mano a mano con la naturaleza como fuente de inspiración. Los paneles decorativos topográficos están hechos en parte de plástico reciclado, mientras que la moqueta está fabricada al 100% con botellas de plástico PET recicladas. El C40 presenta el primer interior sin cuero de Volvo Cars, con una opción de tapicería que contiene fibras de lana, un material renovable de forma natural, y otra opción en la que se utiliza una combinación de tejido de ante (también hecho de plástico reciclado) y material microtech.

«El equipo de colores y materiales se ha esforzado por utilizar materiales inteligentes, innovadores y ligeros que fueran sostenibles y armonizasen con el diseño y la línea motriz del C40», comenta Rekha. «Con todas estas nuevas tecnologías desarrollándose a nuestro alrededor, los diseñadores de colores y materiales tienen más libertad para experimentar. Los materiales de origen biológico son más atractivos e innovadores que el cuero, y hacen que el vehículo sea más sostenible». El diseño del interior transmite una sensación de organización y esmero, donde la funcionalidad es esencial. El C40 mantiene el planteamiento «despejado» del XC40 y ofrece soluciones inteligentes y bien pensadas para poder guardar todas las pertenencias importantes al alcance de la mano. El minimalismo es un tema primordial, algo que se hace aún más evidente al echar un vistazo al panel de instrumentos.

Un símbolo de la próxima generación

El uso de materiales renovables y reciclados es una parte de la ecuación de la sostenibilidad. El hecho de que el vehículo sea totalmente eléctrico es la otra. Sin embargo, para que el mensaje de la electrificación cale de verdad es preciso que el C40 dé la talla, y lo hace con prestaciones que combinan el simbolismo y la funcionalidad. El nuevo diseño de las llantas, influido por el concept car Volvo 360c de 2018, contribuye a la aerodinámica al mismo tiempo que crea un aspecto dinámico adaptado a la línea motriz; el spoiler trasero caracteriza y favorece la fuerza hacia el suelo del vehículo; y la línea del techo aumenta la eficiencia aerodinámica, estableciendo una relación tanto funcional como estética con la autonomía. Y luego están esos elementos que hacen que el mensaje adquiera una ligera ventaja, como la parrilla cerrada y el techo contrastado.

«Para asociar el vehículo eléctrico a un símbolo que lo represente, la fisonomía es realmente importante», señala Robin Page. «Una parte de nuestro lenguaje de diseño tiene que ver con la honestidad y la verdad es que, en un vehículo eléctrico, no necesitamos una gran entrada de aire. Este vehículo tiene su origen en el XC40, un modelo que sí está equipado con una parrilla, por lo que no podemos ignorarlo y diseñar un frente superbajo totalmente moldeado. Y, de todos modos, eso es algo que no querríamos hacer con este vehículo porque el C40 tiene una fisonomía con mucho carácter. Se logró una buena solución, con líneas gráficas puras y sólidas. Junto con el techo contrastado, elemento que utilizaremos para identificar nuestros vehículos eléctricos de la serie 40, es uno de los rasgos distintivos que transmiten nuestra intención de avanzar hacia la electrificación total».

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios