www.economiadehoy.es
El precio de las materias primas se cuadruplica, tensionando la cadena de suministro de la construcción
Ampliar

El precio de las materias primas se cuadruplica, tensionando la cadena de suministro de la construcción

lunes 21 de junio de 2021, 19:06h
En tiempos de pandemia, la gestión del riesgo cliente es un aspecto esencial a valorar por las empresas del sector de la construcción. id:73144
El fuerte aumento del precio de las materias primas, sobre todo de la madera y el acero, está afectando seriamente al sector de los fabricantes de materiales de construcción.

El caso más extremo es el de la madera. En enero de 2020, la tabla de 300 metros, el estándar de la industria, cotizaba a 330 euros. En mayo de 2021 está por encima de los 1.300 euros, casi cuadruplicando su coste. También ha sido muy brusca la subida del acero y del aluminio, que han incrementado sus precios en un 40%. Incluso otras materias primas que también se utilizan en la construcción, como el plástico (para ventanas, aislamiento, vivienda y obras públicas) han visto crecer su coste un 60% en el último año (referido específicamente al acrilonitrilo butadieno estireno o ABS). Además, algunos materiales de construcción son embalados en plástico por lo que la crisis de los materiales de embalaje también afecta a la construcción.

Esta situación ha provocado que muchos fabricantes de materiales de construcción se encuentren con una situación de desabastecimiento y de aumento de sus costes. Esto afecta a todos los eslabones de la cadena. Desde los fabricantes de materiales de construcción, pasando por los distribuidores generalistas y especializados y terminando en las constructoras.

Pierre Lemarquier, director de operaciones de Pouey International explica que «este sector se encuentra ante una grave problemática ligada al desequilibrio entre la oferta y la demanda y un aumento de las barreras comerciales a la exportación; además, el incremento del precio de las materias primas les obliga a repercutir a su vez esta subida en sus clientes, con aumentos que pueden alcanzar más del 20% del precio habitual».

Existen diversas opciones para limitar el impacto de estas fluctuaciones de precios. Una de ellas consiste en fijar cláusulas de variación de los precios en los contratos con los clientes. Otra posibilidad radica en acortar la validez de los presupuestos por lo que el importe tendrá validez una semana, para poder adaptarse así a los cambios del mercado. Y por último, es recomendable establecer unos plazos realistas para terminar una obra, teniendo en cuenta los problemas de stock de algún producto, que podrían retrasar la conclusión del trabajo. Unas opciones que no están al alcance de todos los proveedores de materiales de construcción, se trate de fabricantes o distribuidores.

Si se aplican estas medidas, se podría mitigar en cierto modo el incremento de los costes aunque difícilmente se vería compensado por un aumento de los ingresos. “Las constructoras y distribuidores pagan a sus proveedores con plazos que van de los 70 a 100 días, por encima de lo que marca la ley y muchas veces se producen retrasos en los mismos o impagos”.

Otra solución sería elegir bien con que clientes finales van a trabajar y disponer de una garantía financiera (seguro de crédito) que cubra los impagos.

Información comercial

Suministrar informes comerciales y financieros creíbles sobre los posibles clientes a los fabricantes de materiales de construcción puede evitarles elegir socios poco fiables.

«En el apartado de informes comerciales, la empresa ofrece cartografía dinámica de riesgos de clientes a través de la solución Scoremap y vigilancia de anuncios legales, así como estudios y análisis a medida basados en nuestras propias investigaciones y en fuentes oficiales » señala Lemarquier. Se trata de información rigurosa y actualizada basada en el análisis humano, informaciones oficiales y datos registrales. En este sentido, Pouey International aprovecha su expertise internacional con una red de 950 informadores por el mundo entero.

Garantía financiera

Junto a la solvencia de los clientes con los que trabajan, para los fabricantes de materiales de construcción es fundamental poder asegurar la supervivencia de su negocio ahora que sus costes han aumentado y que las aseguradoras tradicionales no cubren este incremento de su riesgo.

Lemarquier explica que “para asegurar la cifra de negocios de los fabricantes, Pouey International cuenta con el seguro de crédito Serenitas, que garantiza financieramente entre el 50% y el 70% de los clientes rechazados, limitados o anulados por las compañías de seguro de crédito tradicionales”. Eso sí, ofrece hasta 300.000 euros de riesgo comercial por cliente y la garantía de deudas.

Serenitas es una solución por casos individualizados y no necesariamente para el conjunto de la cartera de clientes de un proveedor y se aplica a todos los clientes, tanto los localizados en España como en el extranjero. La indemnización acordada corresponde al 100% de la cantidad garantizada sin IVA.

Lemarquier explica que “se trata de una garantía complementaria al seguro de crédito que se haya contratado y lleva asociados los siguientes servicios: Informes rigurosos sobre la solvencia de los clientes, financiación sin recurso a medida de las facturas, y, finalmente, la gestión de la cuenta por parte de Pouey International con seguimiento contable y cobro amistoso incluido”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios