www.economiadehoy.es
Cómo funcionan los préstamos de capital privado
Ampliar

Cómo funcionan los préstamos de capital privado

jueves 25 de noviembre de 2021, 13:29h
Dada la ineficacia y lentitud de la banca tradicional para resolver los problemas de financiación de sus clientes, han nacido empresas como Tu Mejor Préstamo. En este artículo vamos a ver cómo funciona. id:78201
Los prestamos de capital privado ofrecidos por Tu Mejor Préstamo ha permitido a esta compañía finaciera gestionar más de 1.437 operaciones en toda España, cubriendo las necesidades financieras de sus clientes ya sean particulares, empresas o taxistas.

Tu Mejor Préstamo es un grupo financiero formado por acreditados profesionales, con amplia experiencia en la gestión de préstamos de capital privado, con garantía hipotecaria, en toda España. Durante su trayectoria se han caracterizado por una gestión transparente y eficaz, apoyando el desarrollo empresarial y la financiación de proyectos. Brindan soluciones a la medida de cada cliente según su perfil y necesidades de liquidez, siempre con todas las garantías legales, ofreciendo un servicio financiero ágil y de calidad.

Pasos para conseguir un préstamo de capital privado para empresas

  • Contactar con Tu Mejor Préstamo
  • Indicar el importe que necesitamos
  • Presentar como aval un inmueble
  • En 48 horas obtendremos respuesta

Qué tipo de aval hay que presentar

  • Es indispensable aportar una vivienda, nave o local como garantía.
  • El inmueble debe estar libre de cargas o con una hipoteca inferior al 20% del valor de la misma.
  • La propiedad inmobiliaria o nave puede ser propia, de un familiar o de un amigo.

Qué tiempo tendremos para pagar el préstamo

  • Los plazos de la devolución del préstamo van de 1 a 10 años.

Qué tipo de interés tiene el préstamo

  • El interés nominal es desde el 9,90% fijo anual.

Cuánto tiempo tarda la aprobación del préstamo

  • La respuesta la tendremos en un máximo de 48 horas después de la tasación.

Como podemos leer en la web del Banco de España: “La finalidad principal del préstamo hipotecario suele ser la adquisición de una vivienda (un inmueble), aunque también puede dirigirse a financiar su construcción, ampliación o rehabilitación. El inmueble puede estar destinado a vivienda habitual —como sucede en la mayoría de los casos— o a segunda residencia, o bien puede tener uso comercial —oficinas, locales—. La financiación también puede tener como finalidad la adquisición de terrenos, promociones inmobiliarias, etc.

En ocasiones, los préstamos hipotecarios se conceden con otras finalidades, como aumentar la disponibilidad de dinero del solicitante con el fin de adquirir bienes de consumo, o bien para reestructurar en un único préstamo las deudas vigentes de otros préstamos anteriores. Para ello, el propietario de una vivienda la ofrece en garantía a una entidad para acceder de ese modo a un préstamo, normalmente en mejores condiciones de precio (interés) que las existentes para otros tipos de financiación que no exijan una garantía de este tipo, o bien para reestructurar su deuda global facilitando su liquidación a largo plazo, con lo que las situaciones de dificultad económica transitoria pueden mejorar a corto plazo.

En ambos casos, si bien la operación puede parecer atractiva a primera vista, hay que tener en cuenta otros factores para una adecuada valoración de la operación a contratar:

  • Que se está garantizando la devolución del préstamo con un inmueble que podría perderse en caso de impago;
  • Los mayores gastos de formalización de un préstamo hipotecario respecto a los de uno personal, y
  • Los mayores plazos de los préstamos hipotecarios, que en el caso de ser usados para la financiación de bienes de consumo podrían superar la vida útil del bien adquirido”.

Así, que si usted tiene una adecuada formación financiera, un inmueble libre de cargas para hipotecar y un proyecto para empezar o ampliar, recurrir al capital privado es una posibilidad real y rápida.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios