www.economiadehoy.es
Motivos para invertir en proyectos crowdfunding
Ampliar

Motivos para invertir en proyectos crowdfunding

viernes 31 de diciembre de 2021, 11:54h
La inversión en mercados financieros era, hasta hace unos años, la fórmula más habitual para comenzar a obtener rentabilidad con el capital. Sin embargo, desde hace un tiempo están apareciendo nuevas propuestas alternativas como el crowdfunding y el crowdlending. Hoy nos centramos en la primera, el crowdfunding. id:79344

¿Qué es el crowdfunding?

Esta acción no es más que un vehículo de financiación colectiva que en español recibe el nombre de micromecenazgo. Si en términos tradicionales cuando un proyecto requiere financiación acude al banco o a un inversor para obtener esos fondos, con el crowdfunding se modifica ese sistema.

La idea es que no solo sea una persona o una entidad la que financie el proyecto, sino todo un colectivo, un grupo de pequeños inversores que aportan capitales reducidos a cambio de participaciones en la empresa, pequeños premios o donaciones. Se habla de financiación colectiva por esta razón, la necesidad de que sean muchos los inversores.

Esta propuesta financiera puede ser una gran oportunidad de inversión. En muchos casos ofrece una alta rentabilidad, pero también están sujetas a un riesgo elevado, de ahí que haya que tomar las precauciones necesarias.

El concepto de crowdfunding es muy extenso, pues en él se incluye la financiación de todo tipo de proyectos. Así, la persona que presta su capital puede actuar como mecenas, recibiendo recompensas; como inversor, obteniendo participaciones o acciones de la empresa; como prestamista, y recibirá en ese caso su préstamo más una comisión en forma de interés; o bien como donante, y en ese caso no hay contraprestación ya que se trata de proyectos solidarios o humanitarios.

¿Qué papel juegan las Plataformas de Financiación Participativa (PFP) en los proyectos de crowdfunding?

Plataforma de Financiación Participativa es el nombre jurídico que reciben las plataformas de crowdfunding y crowdlending en España. Su función es actuar como intermediarios entre los promotores, personas físicas o jurídicas que buscan financiación, y los inversores, sean o no particulares.

Estas PFP ofrecen la posibilidad de que diferentes personas físicas o jurídicas financien un proyecto publicado en ellas. Una de estas plataformas es BDKapital, que saca partido de las oportunidades ofrecidas por la tecnología, las soluciones móviles y digitales, los cambios de comportamiento del usuario final y la creación de nuevos modelos de negocio.

Esta plataforma cuenta con un interesante valor añadido para invertir en proyectos crowdfunding, y es que el equipo que la compone está compuestos por expertos en la comercialización de productos y servicios financieros. A esto suma una tecnología adecuada y accesible para que cualquier persona pueda, sin elevados conocimientos financieros, pueda invertir en proyectos de tipo inversiones en préstamos y de capital. Y todo ello desde apenas 100 euros y cantidades superiores.

Las PFP ofrecen un sistema complementario de financiación para muchas empresas. Muchos proyectos ven en ellas una vía que les permite alejarse de la financiación tradicional, que está sujeta a requisitos mucho más exigentes y, en ocasiones, con menor libertad de movimientos.

Además, desde el punto de vista del promotor estas plataformas de crowdfunding son una buena opción para invertir su dinero y esperar una buena rentabilidad. Por lo general, y debe ser así para recibir el visto bueno de la CMNV. En España la regularización de estas fórmulas financieras es más estricta que en otros países, pero con las mismas garantías de funcionamiento. Esto quiere decir que, en caso de que no se alcance la inversión comunitaria deseada, la plataforma devolverá a los inversores sus contribuciones.

¿Cuáles son las ventajas asociadas al crowdfunding?

Un motivo que invita a interesarse por el crowdfunding y las PFP es que son vehículos que actúan a modo de financiación alternativa a los bancos. Esto implica trámites más sencillos y accesibles, ya sea para comenzar una idea de negocio desde cero o para mejorar un proyecto ya en marcha.

Por otra parte, los intereses son mucho más asumibles. Cuando es un banco el que financia un proyecto, siempre están presentes ciertos intereses porcentuales que encarecen bastante las operaciones. Con el crowdfunding los intereses son expuestos por la empresa o emprendedor que pone en marcha el proyecto y por la propia PFP.

A su vez, la empresa o conjunto de emprendedores que pone en marcha su proyecto asumen menos riesgos. Si el crowdfunding no alcanza los objetivos marcados, los inversores interesados recuperan su aportación.

Esto conlleva que esta fórmula de financiación sea vista igualmente como un método complementario a otras vías, para diversificar así las opciones de captar inversores y tener más facilidades para desarrollar la idea de negocio.

Finalmente hay que reseñar la seguridad que ofrecen estas PFP, que están validadas por la CMNV. En estas plataformas solo se publicitan proyectos que cumplen con la normativa aplicable respecto al blanqueo de capitales, comercio electrónico, protección a los consumidores, medios de pago seguros y protección de datos de carácter personal.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios