www.economiadehoy.es

Entrevista con María Paula Castillo, diseñadora de joyas

miércoles 21 de septiembre de 2016, 07:37h
Maria Paula Castillo
Maria Paula Castillo
La naturaleza colombiana inspira sus colecciones.
  • Collar Pampa

    Collar Pampa

  • Collar Quetzal

    Collar Quetzal

Pulsera Pandurata
Pulsera Pandurata

María Paula Castillo tiene 29 años. Cursó sus estudios en Bogotá (Colombia) en el Instituto Colombiano de Alta y Fina Joyería y en LCI (diseño de modas). Su empresa nace en el año 2014. María Paula realiza diseño contemporáneo. Utiliza el bronce con baño en oro y la plata. Toda la fabricación se realiza en Colombia pero los materiales son italianos.

Paula, ¿cómo empezó su trabajo como diseñadora de joyas?

Empecé hace 9 o 10 años. Siempre había tenido mucha facilidad para las manualidades y cuando salí del colegio mi padre me animo a comenzar los estudios de diseño de joyas.

Tengo un familiar que es joyero y le iba muy bien el negocio, de ahí que mi padre me diera la idea. Al principio estaba encantada pero pronto me desanimé porque es una carrera muy dura y muy difícil manufacturar. Al poco tiempo decidí compaginar esa actividad con el diseño de modas. Esto me vino muy bien porque pude unir las dos líneas.

La joyería es una carrera mucho más práctica y el diseño de modas mucho más intelectual, como buscar inspiraciones y el desarrollo de la parte conceptual. Ahí junté las 2 carreras y salió Maria Paula Castillo, la marca de joyería.

Así comenzó todo hace 2 años. Siempre había querido emprender y tener mi propio negocio. Tenía claro lo que quería hacer. Tarde un poco en descubrirlo, lo intente también con bisutería, con tejidos, etc... Hasta que me di cuenta que la joyería era lo que realmente me gustaba.

Tuvo ayuda familiar; pero ¿le dio ayuda el Estado como emprendedora?

Mi familia me ayudo muchísimo, sin su apoyo esto no hubiera sido posible. Colombia, a través de Procolombia, ayuda a emprendedores a darse a conocer fuera del país, a través de sus delegaciones. Esto nos ayuda mucho porque ellos financian ferias, te ayudan a buscar compradores, creo que es una plataforma muy importante.

También está la Cámara de Comercio de la ciudad de Bucaramanga, de donde provengo, y ellos también me han apoyado mucho, me han dado subsidios, etc.

¿Es difícil vivir del diseño?

Es muy difícil vivir del diseño. Por eso necesitamos que nos ayuden los gobiernos a los jóvenes que empezamos.

Tienen que darse cuenta que este tipo de trabajo es importante para dar a conocer nuestros países. Es un símbolo de manufactura, de artesanía, de cultura de nuestros países.

¿Con que tipo de materiales trabaja?

Básicamente trabajamos el bronce con chapado en oro de 24 quilates. Y la plata. Tenemos la facilidad de trabajar en un taller que fabrica oro y plata. Pero el bronce ahora es lo que más salida tiene por el precio, es más económico.

Las piezas que diseño suelen ser bastante grandes por lo que si las fabricara solo en oro, serían demasiado caras. El bronce chapado en oro es mucho más asequible para el público en general. Los materiales los traemos de Italia. Trabajamos con piedras preciosas como la esmeralda Colombiana. Tomamos las que no poseen cristal o claridad porque es una piedra mucho más actual y contemporánea.

¿Está ya comenzando la distribución en Europa?

Sí, ahora estamos a punto de empezar a distribuir en Europa. Nos estamos dando a conocer.

En Latinoamérica vendemos en tiendas y esas mismas tiendas se encargan de distribuir y vender. Tenemos también el mercado de Estados Unidos y el próximo será México porque tiene mucho potencial. En Instagram también vendemos muchísimo.

Estamos dándonos a conocer en el mercado Europeo. Europa tiene mucho poder adquisitivo. Los europeos compran joyas como inversión y, al mismo tiempo, porque admiran la pieza. Suelen dar valor al trabajo bien hecho, dan mucho valor al arte. Y además lo pueden pagar. Obviamente es un mercado que nos interesa muchísimo.

¿Qué problemas tiene a la hora de enviar de las piezas?

El gran problema es que no todas las entidades de envíos aceptan transportar joyas. Solo existen 2 entidades que lo hacen pero son tremendamente caras. Así que tenemos que mirar muy mucho cómo y dónde enviamos nuestro producto.

¿En Colombia era muy fácil comprar esmeraldas, sigue siendo así?

Ahora el Estado está trabajando mucho para que no haya tanto contrabando de joyas, está intentando controlar más esa situación. Somos conscientes de que hay un gran escape de metales y piedras preciosas.

Se están vigilando mucho nuestros permisos, hay más regulaciones y la delegación encargada de las exportaciones nos visita regularmente en el taller para ver nuestra documentación. Hay una serie de pasos que hace que cada día sea más difícil el contrabando de joyas. Incluso vigilan la explotación indiscriminada.

¿Es fácil para un emprendedor comenzar su empresa en Colombia?

En Colombia, en términos de burocracia no es fácil pero va mejorando. Lo difícil es encontrar el punto de equilibrio. Y lo más difícil aún es encontrar las personas idóneas para trabajar.

Yo, gracias a Dios trabajo, con mi prima. Ella se encarga de todo eso, de la fábrica y de los trabajadores. Solo me encargo de hacer los diseños, reunirme con ellos y estudiar cómo hacerlos en el ordenador y luego ver cuáles pueden tener más salida.

¿Quiere decir que su producto no es sólo manufactura?

Sí, eso es. En Colombia todavía se ve que quieren hacer las cosas muy manuales. Con lo cual el producto se encarece y no es rentable. Lo que decidimos fue mezclar; hacer parte manual y otra en fundición.

La joyería siempre va a tener manufactura, pero hay que ayudar a que no salgan tan caras las piezas y esa mezcla ayuda al proceso. Maquinas, ordenadores, todo ayuda. Hay que ser competitivo y para eso debemos usar todo lo que esté a nuestro alcance.

¿Como mujer trabajadora y haciendo un algo tan especial como la joyería, le queda tiempo para su vida personal?

Es una tarea dura, son muchos días, horas, diseños, clientes, viajes.

Es duro pero me encanta lo que hago. Disfruto muchísimo cuando acaba el día y sé que todo ha salido bien. Quizás tenga que contratar a un pasante para que me ayude, sobre todo porque no puedo estar en dos sitios a la vez.

¿Cómo influye su estado de ánimo en sus diseños?

Muchísimo. Es curioso que cuando estoy de buen humor, se me abre la mente y los diseños en mi cabeza fluyen fácilmente. Yo diseño a diario, es algo que tengo que hacer obligatoriamente. No puedo pasar un día sin expresar algo. Me influye muchísimo la naturaleza, los pájaros, los arboles, los ríos, las flores. Necesito la naturaleza y el aire fresco para crear.

Sus joyas se pueden adquirir en Instagram: Mapaulacastillo y también en Facebook: María Paula Castillo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.