www.economiadehoy.es
Reunificar deudas: cuándo conviene hacerlo, consejos, ventajas y desventajas
Ampliar

Reunificar deudas: cuándo conviene hacerlo, consejos, ventajas y desventajas

lunes 31 de octubre de 2022, 10:29h

Pagar las deudas de los préstamos — tarjeta de crédito, vivienda, etc.— a menudo suele tener un gran impacto en tu bolsillo. Además de eso, liquidar cada deuda por separado puede ser agotador y también un verdadero dolor de cabeza. ID: 85530

En vez de eso, opta por ahorrar con un instrumento financiero y reunifica tus deudas. Con esta propuesta, en vez de liquidar mensualmente cada deuda por separado, tienes la opción de agrupar todas tus facturas y pagarlas mensualmente en un único pago.

El beneficio de este proceso es que obtendrás una tasa de amortización con un monto menor al que pagarías por cada deuda por separado.

5 aspectos a tener en cuenta para reunificar deudas

La reunificación es un proceso bancario que implica combinar varios pagos pendientes en un nuevo préstamo. Es decir, esto consiste en que una entidad financiera o privada te aprueba un nuevo crédito con el cual puedes liquidar tus deudas anteriores y quedar pendiente de un solo pago mensual.

Lo que debes saber, es que el tipo de interés y el periodo de amortización van a variar dependiendo de la entidad financiera.

Aquí tienes algunos puntos clave a tener en cuenta a la hora de reunificar tus deudas:

Estudia tus opciones y lee las letras pequeñas

Primeramente, debes estudiar detalladamente todas las opciones disponibles, para que así puedas elegir el préstamo de la institución financiera que cubra todas tus necesidades.

Ya que, por ejemplo, puedes encontrar entidades que coloquen un tiempo determinado para finalizar el pago del crédito, pero si no cumples y tienes una garantía hipotecaria, lamentablemente podrías terminar perdiéndolo todo.

Por lo tanto, antes de tomar una decisión apresurada, lo mejor es que te asegures de que hayas entendido muy bien todos los términos del contrato.

Nueva deuda

Ten en cuenta que, unificar tus deudas para pagarlas significa que debes solicitar un nuevo crédito que te ayude a cubrir todos los pagos antiguos. Por lo tanto, tendrás que responder por cada una de las cuotas mensuales del nuevo préstamo.

Tu situación financiera importa

Considera cuál es tu situación financiera actual antes de solicitar un nuevo préstamo de reunificación de deudas.

Dicho esto, antes de lanzarte de frente para solicitar esta opción, deberás tener presente el monto de las cuotas mensuales a pagar, así como también los plazos de amortización.

Generalmente, puedes optar por elegir cuotas mensuales bajas y ampliar el tiempo de amortización.

Usa un simulador

Utiliza un simulador para estimar cuál es el monto mensual de tu nuevo crédito y para conocer el tipo de interés que maneja la entidad.

Para ello, una opción es la que ofrece hipoteca Lowcost, en donde solo debes ingresar los datos de todas las deudas que tengas, y seleccionar el tiempo en el que piensas que la puedes pagar. Finalmente, el simulador estimará cuál es el monto mensual de tu cuota.

Demuestra que eres responsable

Antes de solicitar un crédito para pagar todas tus obligaciones financieras, es necesario que le demuestres a la entidad que has sido responsable y que has cumplido con todos los plazos de pago de tus otras deudas. De esta manera, dejarás en evidencia que eres una persona en quien pueden confiar.

¿Es conveniente reunificar todas tus deudas?

Agrupar tus deudas es una buena opción cuando tienes distintos pagos pendientes, pero no encuentras la manera de organizarte para evitar el vencimiento de tus obligaciones y caer en morosidad.

Sin embargo, aunque esta alternativa para salir de deudas parece una buena idea, es importante que tomes en cuenta todos los detalles.

Aquí te mostraremos cuáles son las ventajas y desventajas, para que saques tu propia conclusión de si te conviene o no agrupar tus compromisos financieros.

Ventajas de agrupar deudas

  • Básicamente, las múltiples deudas se unirán y quedarás pagando solo una cuota mensual. Lo que significa que las deudas antiguas quedan liquidadas y únicamente deberás ser responsable de pagar el préstamo actual.
  • Por lo general, las cuotas y las tasas de interés suelen ser bajas. Por lo que estarás abonando menos cantidad de dinero en comparación con lo que ya estabas pagando anteriormente.
  • Reunificar deudas te permite ahorrar tiempo y organizarte mejor. Puesto que resulta más sencillo al ayudarte a recordar una sola fecha de pago, en vez de tener que pagar en fechas diferentes al mes.
  • Se pueden unificar distintos tipos de compromisos: hipotecas, tarjetas de crédito, facturas de servicios, préstamos personales, entre otros.

Desventajas de unificar deudas

  • Por lo general, es común que esta opción tenga un tiempo de amortización ampliado. Esto significa que deberás pagar las cuotas durante un plazo mucho más largo. Por lo que al final vas a terminar pagando más de lo que debes actualmente.
  • Existe la posibilidad de que los intereses incrementen a largo plazo con la suma total de todos los otros préstamos pendientes.
  • Pueden existir gastos extras asociados a los trámites que se deben cumplir para completar la reunificación de las deudas.
  • Está latente el hecho de que si no cumples todas las condiciones de pago, y tienes un aval como garantía, entonces es probable que termines perdiendo tu inmueble.

¿Cómo puedes optar para la reunificación de deudas?

Realmente, el proceso es sencillo. Aunque debes tener presente que todo puede variar dependiendo de cada caso particular. Aquí te mostraremos algunos sencillos pasos y requisitos imprescindibles que debes seguir para que logres salir de tus antiguas deudas:

  • Realiza la solicitud en la entidad de tu preferencia. Esta se encargará de evaluar detalladamente tu solicitud, así como también de ver si estás inscrito en un registro de morosos.
  • En caso de que la aprueben, deberás reunir toda la documentación.
  • Tendrás que cumplir con un ingreso mensual que te permita liquidar las cuotas del nuevo préstamo.

No debes tener antecedentes de incumplimientos con créditos anteriores, y en caso de tener un registro de impago, deberás justificar el motivo de por qué no has cumplido con tus obligaciones.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios