www.economiadehoy.es

Skoda, 125 años de publicidad

Skoda, 125 años de publicidad
Ampliar

A través de ellos permiten seguir la evolución de la marca y su relación con los clientes

lunes 06 de abril de 2020, 23:44h
De la elegancia de los primeros años a la emotividad de la era globalizada: ŠKODA ha sabido capturar el espíritu de cada época a la perfección. id:57177
Inspirada por la tradición y siempre abierta a la innovación. La marca checa que este año cumple su 125 aniversario, cuenta con una larga historia que ha hecho que ŠKODA cambie y se adapte constantemente movida por una creatividad sin límites y un genuino espíritu innovador que hoy forman parte de la esencia de la compañía. Nada ilustra mejor este viaje de la marca a través del tiempo que la publicidad, desde los modestos anuncios en el periódico de principios de siglo veinte hasta el marketing online moderno, pasando por los coloridos carteles de los Felices Años 20 y las campañas minimalistas de la era de la Economía Planificada. Ya sea en la prensa, en la radio, en televisión o en internet, ŠKODA siempre ha sido capaz de capturar el espíritu de cada época a la perfección.

Los fundadores de la compañía en 1895, Václav Laurin y Václav Klement, reconocieron la importancia de la publicidad desde los inicios de la compañía. Las primeras bicicletas producidas por Laurin & Klement en su taller de Mladá Boleslav ya se anunciaban como vehículos de última tecnología. A partir de 1899, el enfoque de L&K se desplazó lentamente, pero con seguridad hacia el desarrollo de los primeros vehículos motorizados de dos ruedas. Con las motocicletas "Slavia", los fundadores de ŠKODA marcaron una época. Tras una carrera en Francia en 1904 en la que František Toman y Václav Vondřich habían quedado segundo y cuarto respectivamente, L&K lanzó un anuncio que decía: "Dos salen, dos cruzan la meta: un récord sobre dos ruedas. Fiabilidad del 100% a alta velocidad". Rendimiento y fiabilidad se convertían así en dos características popularmente asociadas con la marca checa, y siguen siéndolo a día de hoy. El hecho de que ni Toman ni Vondřich ganaran la carrera quedó en un mero detalle para la historia.

El salto a la producción de automóviles se llevó a cabo durante los años siguientes. En 1905, L&K fabricó su primer automóvil, la Voiturette A. Por aquel entonces, el coche era un producto de lujo y un símbolo de estatus, únicamente al alcance de los más afortunados. Entretanto, la fusión con el grupo industrial más grande del país había dado origen a lo que hoy conocemos como ŠKODA. Durante el inquieto período de entreguerras, ŠKODA se posicionó como marca de élite recurriendo a embajadores de marca de la talla del primer presidente de Checoslovaquia, Tomáo Garrigue Masaryk, que condujo un lujoso ŠKODA Hispano-Suiza especialmente adaptado a sus gustos. A pesar de las dificultades de los años que separaron las dos guerras mundiales, el espíritu innovador de ŠKODA siempre fue especialmente evidente: además de la publicidad con el presidente, la marca empezó a promocionar viajes de larga distancia que demostraban la fiabilidad de sus vehículos. Todo ello sobre folletos, carteles y tablones de anuncios que posicionaron ŠKODA como una de las marcas de mayor prestigio de los años 30.

Incluso en los duros años de la posguerra, ŠKODA logró mantener su reputación de calidad y fiabilidad. En 1952, lanzó su primer coche con una carrocería hecha completamente de acero, el ŠKODA 1200, resaltando su polivalencia y seguridad. A pesar de la era de la Economía Planificada y de las restricciones a los intercambios entre los bloques, los publicitarios de ŠKODA se actualizaban continuamente. En 1961, el ŠKODA FELICIA capturó como ningún otro el saber hacer y el orgullo de la ingeniería checa, convirtiéndose en un símbolo de Checoslovaquia y llegándose a exportar incluso a países de Europa Occidental, Sudamérica y Australia, donde se promovió mediante recursos gráficos atractivos y cautivadores. Los modelos de Mladá Boleslav se convirtieron en auténticos clásicos de aquel período de guerra fría.

A partir de los 70, tanto los vehículos de ŠKODA como la publicidad volvieron a reflejar con precisión el espíritu de los tiempos. Era época de pragmatismo y tecnocracia. Los modelos ŠKODA 105, 120 y 130 protagonizaron anuncios minimalistas, tanto en las imágenes como en el texto. Eficiencia se convirtió en la palabra de moda, y la marca no defraudó: sus eficientes motores, adelantados a los de su competencia, se convirtieron en un importante argumento de venta. Con la desaparición del Pacto de Varsovia y la caída del muro de Berlín, ŠKODA fue privatizada y adquirida por el Grupo Volkswagen en 1991. Fue el momento de introducir mejoras y cambios significativos, para revitalizar la marca y ponerla a la altura de sus nuevos competidores. El FELICIA de 1994, el primer modelo comercializado tras la integración con el gigante alemán, fue el primer ŠKODA en aparecer en la portada de la revista Playboy. No solo eso, sino que también apareció suspendido del aire en un anuncio de televisión con claras referencias a las películas de James Bond, ilustrando la fusión de la tradición con la entrada en la nueva era de la mano de Volkswagen.

Tras la apertura de la renovada fábrica de Mladá Boleslav en 1996, una de las más avanzadas de Europa, y el lanzamiento de la primera generación del OCTAVIA, ŠKODA ha sabido adaptarse a los cambios de época y a las nuevas tendencias. De los valores objetivos del pasado, como la fiabilidad, la robustez o la eficiencia, la publicidad y la comunicación de la marca adquirió un tono mucho más emotivo. Con un enfoque más cercano y personal, ŠKODA ha demostrado que la era de la globalización es perfectamente compatible con mensajes adaptados a mercados muy específicos. Nada ilustra este nuevo enfoque como el anuncio de televisión de 2016 para el mercado suizo: en él, mediante una serie de imágenes cotidianas y divertidas, los suizos son caracterizados como versátiles, alegres e innovadores - al igual que los nuevos modelos ŠKODA.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios