www.economiadehoy.es

Sonia Laín, referente internacional en la investigación contra el cáncer, realiza una estancia en el CNIO dentro del programa de Investigadores Visitantes Fundación Jesús Serra

De izqda. a dcha. y de arriba abajo: Isabel Barthelemy, directora del Departamento de Gestión Científica del CNIO; Susana Codina, subdirectora de la Fundación Jesús Serra; Federico Halpern, presidente de la Fundación Jesús Serra; Sonia Laín, profesora de Farmacología Molecular del Cáncer del Karolinska Institutet (Suecia); Ignacio Gallardo, director general de la Fundación Jesús Serra; y Maria A. Blasco, directora del CNIO.
Ampliar
De izqda. a dcha. y de arriba abajo: Isabel Barthelemy, directora del Departamento de Gestión Científica del CNIO; Susana Codina, subdirectora de la Fundación Jesús Serra; Federico Halpern, presidente de la Fundación Jesús Serra; Sonia Laín, profesora de Farmacología Molecular del Cáncer del Karolinska Institutet (Suecia); Ignacio Gallardo, director general de la Fundación Jesús Serra; y Maria A. Blasco, directora del CNIO.
martes 24 de noviembre de 2020, 12:15h
Gracias a la iniciativa, la prestigiosa investigadora sueca interactúa con varios grupos del CNIO que le han permitido profundizar en sus propios proyectos dedicados al desarrollo de medicamentos contra el cáncer, así como iniciar nuevas líneas de estudio dedicadas a cánceres con mutaciones en KRAS y a los efectos de ciertos inhibidores sobre el metabolismo. id:65444
La Fundación Jesús Serra, del Grupo Catalana Occidente, y el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) han celebrado la presentación oficial de la investigadora Sonia Laín, profesora de farmacología molecular del cáncer del Karolinska Institutet (Suecia), como beneficiaria de la última edición del programa Investigadores Visitantes de la Fundación Jesús Serra. Debido a la situación sanitaria, la presentación de la científica y los avances en la investigación durante su estancia ha sido en formato digital.

El programa de la Fundación Jesús Serra tiene por objetivo financiar la estancia en España de un investigador que haya desarrollado su trabajo en un centro internacional de prestigio en los últimos cinco años. Así, una vez al año el CNIO recibe a un profesor invitado de gran prestigio, que realiza una estancia de varios meses en el centro. Estas visitas permiten consolidar los lazos del grupo de investigación anfitrión con el grupo del centro al que pertenece el investigador visitante, así como iniciar nuevas líneas de trabajo gracias al intercambio de ideas e intereses comunes. La colaboración entre la Fundación Jesús Serra y el CNIO en el marco de esta iniciativa se remonta a 2009.

Para el presidente de la Fundación Jesús Serra, Federico Halpern, esta colaboración es reflejo de la firme apuesta de la entidad por la investigación científica. “Gracias a la colaboración entre organizaciones españolas de referencia como el CNIO y otros centros internacionales de gran renombre hemos logrado crear sinergias que permiten impulsar la investigación internacional en campos tan destacados como la lucha contra el cáncer”, ha declarado.

Por su parte, la directora del CNIO, Maria A. Blasco, ha afirmado que “el Programa Investigadores Visitantes de la Fundación Jesús Serra es muy importante para potenciar las sinergias entre investigadores y centros de investigación de todo el mundo”. “Tener la oportunidad de intercambiar ideas con investigadores e investigadoras de la talla internacional de Sonia Laín enriquece e impulsa la investigación del cáncer de nuestro centro”, ha concluido.

Durante su estancia en el CNIO, Laín ya ha tenido la oportunidad de interactuar con el Programa de Terapias Experimentales que dirige Joaquín Pastor. “Esta experiencia me ha ayudado sustancialmente a evaluar y contrastar nuestros proyectos dedicados al desarrollo de medicamentos contra el cáncer”, ha explicado la investigadora. Además, su interacción con otros grupos ha dado como resultado dos líneas de trabajo, una con Mariano Barbacid, jefe del Grupo de Oncología Experimental, y la otra con Nabil Djouder, jefe del Grupo de Factores de Crecimiento, Nutrientes y Cáncer.

Sonia Laín y Mariano Barbacid han obtenido financiación para estudiar el potencial de dos compuestos químicos que, combinados, podrían tratar un tipo específico de cánceres con mutaciones en KRAS, un oncogén involucrado en al menos una quinta parte de todos los cánceres humanos. Por otra parte, gracias a esta colaboración entre el CNIO y el Karolinska Institutet, Nabil Djouder ha comenzado los preparativos para una serie de experimentos necesarios para probar en vivo una de las hipótesis del instituto sueco sobre el efecto de inhibidores de la enzima DHODH en el metabolismo.

Laín se ha mostrado muy agradecida por haber podido realizar esta estancia. “Para mí es un gran honor que tanto a la Dirección del Centro como a la Fundación Jesús Serra me hayan facilitado esta oportunidad. Dado su renombre internacional y las magníficas publicaciones que produce, no es necesario subrayar que el CNIO es un lugar excepcional para hacer investigación sobre el cáncer. A mi modo de ver, también es un centro donde los recursos son utilizados de manera muy eficaz, sensata y rápida”, ha añadido.

Sonia Laín

Sonia Laín realizó sus estudios de doctorado en el Centro de Biología Molecular de Madrid, obtuvo un puesto postdoctoral financiado por EMBO para trabajar en la Universidad de Gotemburgo en Suecia y trabajó como líder de grupo en la Universidad de Dundee en Escocia, donde adquirió el título de “Senior Lecturer”. Desde 2015 hasta 2018, parte de su laboratorio estuvo ubicado en Science for Life Laboratories, también en Estocolmo, donde completó proyectos dedicados al descubrimiento de fármacos en colaboración con el Chemical Biology Consortium Sweden y la Drug Discovery and Development Platform. Actualmente es Professor in Molecular Cancer Pharmacology en el Departamento de Microbiología, Biología Celular y Tumoral del Karolinska Institutet en Estocolmo.

Los principales logros de su carrera científica incluyen la descripción de la primera helicasa codificada por un virus ARN, la identificación de la vía de señalización de AMPc como modulador de los oncogenes del virus Epstein Barr y la demostración de que la proteína supresora de tumores p53 puede ser activada por una molécula que inhibe su exportación del núcleo celular al citoplasma. Este descubrimiento y el establecimiento de una empresa en EE. UU. que desarrolla inhibidores de la exportación de proteínas con fines terapéuticos motivaron el inicio en su laboratorio de proyectos dedicados al descubrimiento de fármacos contra el cáncer. Durante los últimos años, su equipo ha adquirido experiencia en la identificación del mecanismo de acción de nuevas moléculas y su desarrollo como fármacos.

Actualmente, el principal tema de investigación de su laboratorio es el descubrimiento y estudio de inhibidores de la síntesis de ribonucleótidos y, en particular, de inhibidores de la enzima dihidroorotato deshidrogenasa (DHODH). Una de las series de inhibidores descubiertos en su laboratorio podría ser de interés para el tratamiento de ciertas leucemias y tumores infantiles. En este momento, dichas moléculas están siendo desarrolladas y evaluadas por una empresa internacional.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


+

0 comentarios