www.economiadehoy.es

Toyota Corolla Hybrid Touring Sports Trek

Toyota Corolla Hybrid Touring Sports Trek
Ampliar

Muy bien equipado y con estética off-road

domingo 12 de enero de 2020, 23:06h
La nueva versión del superpopular Corolla, la Trek, es fruto de la colaboración entre Toyota y Trek Bicycle, una de las marcas de bicicletas más prestigiosas del mercado y que cuenta con un equipo que está presente en las pruebas ciclistas más importantes del mundo. id:54020
El Corolla es el coche más vendido del mundo con 44 millones de unidades vendidas, 50 años de historia y presente en más de 150 países, unas cifras difíciles de igualar y que desde hace apenas tres años, ha visto nacer una nueva generación dispuesta a seguir luchando por ese liderazgo mundial. Una de las últimas versiones es la que no ocupa en esta ocasión, la Trek, que basada en la versión familiar, adopta una serie de elementos que le identifican claramente. En líneas generales estos elementos dan un cierto aspecto de crossover al nuevo Touring Sports Trek, sobre todo porque se aprecia una mayor altura con respecto al suelo (20 mm.), en comparación con otras versiones. También son exclusivas las llamativas llantas de 17”, así como los protectores de plásticos que recorren la carrocería en su parte más baja, en los arcos de los pasos de rueda, rodeando la gran entrada de aire delantera y en la parte inferior del paragolpes trasero, del que sobresalen el difusor de aire en color aluminio y la redonda doble salida del escape.

El resto del Trek luce el diseño general del nuevo Corolla familiar, es decir, unas líneas nada estridentes, como en otros modelos de la marca, más bien clásicas, pero a la vez armoniosas y que sobre todo en su parte delantera delatan claramente que se trata de un Toyota, ya que los estrechos faros de led se prolongan junto a las formas que los rodean hacia el centro del frontal y concentrándose en el logo de la marca. La mencionada gran entrada de aire, como un labio superior, integra los faros antiniebla de pequeño tamaño. Lateralmente es como se aprecia mejor su concepción de familiar con tres grandes ventanillas, unas sinuosas formas salientes que unen el paso de rueda delantera con el inicio de los grupos ópticos traseros, dando la sensación de ser más largo el coche de lo que es en realidad. Otras formas, esta vez “hundidas” conforman la parte baja de las puertas y del voladizo trasero. Y ya que los mencionamos, digamos que estos combinan la iluminación a base de led con la incandescente. La luneta esta muy inclinada y sobre ella se despliega un generoso alerón que incorpora la tercera luz del freno.

El interior del Touring Sports Trek encontramos también algunos elementos que identifican la versión, como son unos ribetes de madera que “adornan” el borde del salpicadero y enmarcan las entradas de aire laterales, así como los agarradores interiores de las puertas a todo lo largo. También identifican la versión TREK los pasos de las puertas y los asientos de dos tonalidades, una de ellas haciendo juego con el color de los mencionados ribetes de madera. El salpicadero es original con distintas formas y niveles y con costuras que lo recorren dando un toque de innegable calidad. El cuadro, que dispone de dos viseras, en esta versión se configura con un cuentarrevoluciones de aguja a la izquierda, una pantalla multifunción de 7 pulgadas y dos indicadores más de aguja a la izquierda para el nivel de combustible y la temperatura del refrigerante. Esta disposición se puede cambiar con otras dos posibilidades más de ofrecer información.

La pantalla del sistema multimedia es de 8 pulgadas y ofrece unas posibilidades correctas, aunque no es de las mejores del mercado y dispone de un equipo de sonido JBL de excelente calidad. Esta situada en el centro del salpicadero de forma superpuesta y muy al alcance de la mano. Bajo ellas se sitúan las salidas de aire centrales y más abajo los mandos del climatizador. En la parte horizontal de la consola encontramos una pequeña bandeja para la carga inalámbrica de los móviles, tan pequeña que apenas ofrece sujeción para los mismos. Delante de la palanca selectora del cambio un mando ofrece las posibilidades de cambiar el modo de conducción que son: Sport, Normal y Eco. Entre la modalidad Sport y Normal, la diferencia se nota un poco, como si el coche al introducir la variante Sport, redujera a una velocidad inferior, pero la verdad es que no hay mucha diferencia pues al conducir con decisión en Normal parece que estamos en la Sport. Y lo mismo ocurre con y con la Eco y la Normal, si se conduce con relajación. Al lado de este interruptor se encuentra una tecla, EV Mode, que al pulsarlo se fuerza al sistema híbrido a circular con el motor eléctrico y el de combustión apagado. Esta modalidad esta condicionada a que la batería tiene que tener al menos la mitad de su carga y a que hay que circular a punta del acelerador y por debajo de los 60 km/h.

Los ya mencionados asientos resultan cómodos y sujetan bien el cuerpo en lo que a los delanteros se refiere, mientras que el trasero, por espacio para las piernas y por la anchura, puede acoger perfectamente a tres personas de forma igualmente cómoda, pues no hay que olvidar que la distancia entre ejes es 6 centímetros más que la versión de 5 puertas. Varios huecos para dejar pequeñas cosas se reparten por distintos puntos del habitáculo, incluido un reposabotes oculto en el reposabrazos trasero. El maletero dispone de una capacidad de 581 litros, que se puede catalogar como de correcta, pero de todas formas se puede ampliar abatiendo el asiento trasero.

El Touring Sports Hybrid Trek esta equipado con un motor de combustión y otro eléctrico que proporcionan una potencia total de 184 caballos. El motor de gasolina es un 2 litros de 152 CV a 6.000 r.p.m. y un par de 190 Nm entre las 4.400 y las 5.200 vueltas, mientras que el eléctrico, que también funciona como generador, dispone de 109 CV de potencia y un par de 202 Nm. Ambos motores están situados delante y en posición transversal, mientras que la batería de níquel-hidruro metálico está bajo el asiento trasero y la batería de 12V bajo el piso del maletero, esta tiene un total de 180 celdas, por lo que la tensión nominal total es 216 voltios. El funcionamiento de ambos motores esta, como es habitual en Toyota, perfectamente sincronizado. Acompañando a la planta motriz, como es también normal en la marca, encontramos una caja de cambios automática de variador continúo que se adapta bien al motor de ciclo Atkinson, pero que, como ya hemos comentado en otros modelos de esta misma configuración, tiene el inconveniente que cuando se acelera con decisión el motor se revoluciona mucho y mantiene esa constante independientemente de la intensidad de la misma, ahora bien en el caso de Touring Sports Trek con su potencia total de 184 CV, este “inconveniente” esta más que solventado, ya que no solo en una conducción relajada y aprovechando la utilización eléctrica, sino también manejando con cierta decisión, la suavidad de funcionamiento es encomiable. De todas formas, existe en el cambio una opción para el manejo manual con la letra S, acompañada por los grafismos + y -. Esta posibilidad trata de emular las seis marchas de un cambio automático “normal”, aunque solo es una especie de simulación pues no es lo mismo. Ahora bien, esta función resulta efectiva a la hora de regular la retención. Las levas situadas tras el volante se encargan de esta útil función.

Con la suspensión de McPherson delante y de paralelogramo deformable detrás, cada uno de los dos ejes con sus correspondientes barras estabilizadoras, el Touring Sports Trek consigue un excelente compromiso entre eficacia rutera, confort y seguridad en todo tipo de trazados, haciendo que conducirle sea de lo más agradable, pues además las irregularidades de la carretera se absorben perfectamente. Gracias a la mayor altura con respecto a suelo, que un coche “normal”, el Trek puede hacer sus pinitos fuera del asfalto, más bien por caminos de tierra y desniveles suaves, suficientes para contentar a la mayoría de los “aventureros” de fin de semana.

El Trek es un modelo bien equipado, tanto en sistemas de seguridad como de ayuda a la conducción. Entre el buen número de elementos y sistemas podemos resaltar el programa de velocidad activo, la alerta de cambio involuntario de carril, la alerta por presencia de vehículos en el ángulo muerto de los retrovisores exteriores, el sistema de reconocimiento de señales de tráfico, los faros led, sistema de seguridad Precolisión con detección de ciclistas de día y peatones de noche y día, control inteligente de luces de carretera, …….En definitiva, un coche con carrocería familiar, con posibilidades limitadas off road, bien equipado, con personalidad y diseño exclusivo y además ecológico y potente.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios