www.economiadehoy.es

Trucos para aprobar el examen práctico del coche

Trucos para aprobar el examen práctico del coche
Ampliar
jueves 20 de agosto de 2020, 17:32h

Se trata de uno de los exámenes que pueden resultar más complicados, teniendo en cuenta que los nervios, a menudo, juegan malas pasadas y se terminan cometiendo infracciones, por este motivo, es importante conocer algunos trucos sencillos para que aprobar el carnet del coche sea pan comido. id:62250

La mayor parte de las personas, cuando cumplen la mayoría de edad, se ponen en marcha para sacarse el carnet de coche, ya que se considera algo indispensable y que da bastante independencia. Como todo el mundo sabe, para conseguir el carnet hay que pasar dos pruebas, por un lado la teórica y por otro, la práctica. Aunque para algunos la primera parte puede llegar a ser un auténtico suplicio, lo cierto es que el examen práctico suele ser el que más cuesta.

En este sentido, hay que decir que, durante el examen práctico del coche, los nervios se convierten en los principales protagonistas y, por este motivo, se cometen infracciones que acaban en un suspenso.

Sin embargo, existen algunos trucos que pueden ayudar bastante a aprobar el carnet de coche, por supuesto, lo principal es ir al examen tranquilo y seguro pero, si esos nervios no cesan de ninguna de las maneras, te ofrecemos algunos consejos que no suelen fallar nunca.

Los cambios de carril

En los exámenes prácticos, es probable que se tenga que cambiar de carril varias veces mientras dura la prueba. Se trata de un movimiento que se suele hacer muy rápido, sin embargo, esto conlleva al suspenso. Para que no ocurra, lo ideal es quedarse con las siglas RSM, es decir, hay que mirar primero por el retrovisor, luego poner el intermitente que indique la dirección correcta y finalmente, realizar el desplazamiento sin demasiada brusquedad. Para que el examinador se dé cuenta de que todos los pasos son correctos, al mirar al retrovisor es conveniente girar un poco la cabeza.

El aparcamiento

Para muchos, aparcar es una de las maniobras más complicadas que hay y es por ello que, es la que suele “cargarse” a más personas durante el examen. Aunque se sabe que hay que colocarse a 1.5 metros de distancia del vehículo que se tiene como referencia, un truco que nunca falla es tomar como base la ventanilla trasera izquierda y, cuando el final del coche de referencia se encuentre a la mitad de la misma, empezar a girar para estacionar.

Los stops

Todo el mundo sabe que cuando aparece un stop en la vía, inmediatamente hay que pararse, sin embargo, los mayores problemas surgen cuando hay un stop pero no se tiene visibilidad. ¿Cómo hacerlo correctamente en el examen? Por supuesto, la parada es obligatoria y, para intentar ver lo que hay en la vía, lo ideal es adelantar el cuerpo y la cabeza. Si sigues sin tener visibilidad, puedes mover el coche hacia delante hasta que se tenga y luego, pararlo otra vez hasta que se pueda continuar con la marcha.

Arrancar en pendiente

Se trata de otra de las maniobras más problemáticas. Cuando hay que iniciar la marcha con el vehículo que está estacionado en una cuesta. En este sentido, hay que tener en cuenta que, si se cala el coche o se cae demasiado para atrás, el examen estará suspendido, de ahí que haya que aprender muy bien unos pasos concretos. Lo primero que hay que hacer es pisar el embrague y, cuando se note que el volante y la palanca de cambios está vibrando, se suelta el freno. Aquí viene la maniobra más complicada, ya que a medida que se va soltando el freno, hay que seguir aguantando el embrague poco a poco, para poder empezar a acelerar.

Conocer las zonas

Otro truco importante es conocer todas las zonas de la ciudad o el municipio en el que se realizan los exámenes de tráfico. De esta manera, sabrás los obstáculos, vías o señalizaciones que tiene cada zona e irás mucho más tranquilo mientras se circula durante la prueba.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios