www.economiadehoy.es

Volkswagen Touareg 3.0 V6 TDI 4Motion

Volkswagen Touareg 3.0 V6 TDI 4Motion
Ampliar

Tercera generación del SUV más grande de la marca

martes 11 de junio de 2019, 23:31h
Una evolución que imprime al Touareg más presencia, más elegancia, más equipamiento, más comodidad y amplitud, pero eso sí, a costa de perder facultades en las circulación off-road, ya que altura con respecto al suelo es menor y los voladizos más largos. id:46338
Efectivamente el nuevo Touareg ha cambiado su aspecto exterior casi pudiéramos decir que radicalmente. Ya no es el SUV de líneas redondeadas, compactas y con una trasera casi vertical, ahora es más aerodinámico y estilizado y hasta supera al diseño anterior en transmitir cierto poderío y es, desde luego, capaz de competir con los modelos más atractivos e interesantes del mercado dentro de su segmento, no en vano han pasado más de 15 años desde la primera generación. El Touareg actual es más largo, 77 mm. y se acerca a los 5 metros (4,9 m.), más ancho 44 mm. (1.984 m.) y algo más bajo 7 mm. menos. El resultado es un coche que ofrece un habitáculo más aprovechable y sobre todo con mayor maletero a pesar de su inclinada y atractiva parte trasera, pasando de 697 litros de capacidad a 810 l.

Esa mayor anchura, digamos que se multiplica si observamos su frontal, ello es debido a que su parrilla está compuesta por lamas cromadas horizontales, que en su parte superior se prolongan por encima y por debajo de los estrechos faros, con tecnología Full leds por supuesto, para estrecharse algo más abajo, pero conservando esa llamativa horizontalidad. Ya en el propio paragolpes otra lama cromada une los laterales huecos que también con lamas horizontales, se ocupan de dejar pasar el aire a los frenos delanteros. Los montantes del parabrisas se prolongan por el capó formando una nervadura que lo enchancha todavía más. Lateralmente se aprecia claramente ese mencionado aumento de longitud, así como los ligeramente prominentes pasos de rueda, Una acertada nervadura a media altura, que va desde el embellecedor situado entre la puerta delantera y la aleta, hasta la óptica trasera, le dan todavía más “largura” al conjunto lateral, que presenta también unas sinuosas formas en las parte baja de las puertas y luce unas llantas de 18 pulgadas de bonitos radios irregulares. La trasera, igualmente conseguida en su diseño que el resto del coche, nos recuerda a las últimas versiones del Porche Cayenne, por la disposición de los grupos ópticos y la inclinada luneta, pero ciertamente la supera a ésta en presencia y detalles, como es la incisión que se aprecia bajo las citadas ópticas, por encima de la matrícula y a media altura del generoso portón. La citada luneta que, como decimos tiene una buena dosis de inclinación, casi como la de un coupé, luce sobre ella un alerón de buen tamaño que incluye la tercera luz del freno y se prolonga por los laterales de la misma. El paragolpes, que sigue las formas empleadas en los pasos de rueda, muestra en su parte baja un discreto difusor y a cada lado de este las rectangulares y cromadas salidas del escape. Por supuesto que las luces traseras son de led y con efecto tridimensional.

Como es de suponer por las dimensiones exteriores del nuevo Touareg, el habitáculo es amplio y nada más abrir las puertas lo confirma sobradamente, además de transmitir un innegable aspecto de calidad y moderna elegancia, es decir, minimalista pero con una gran dosis de funcionalidad y tecnología. Como el Touareg, es un coche grande, en el lineal salpicadero también es todo grande. El cuadro en sí (El Volkswagen Digital Cockpit), es una pantalla de 12”, que se puede personalizar a través de varias opciones, pero es que la pantalla táctil TFT, empotrada en el centro del salpicadero, tiene nada menos que 15” de tamaño, la más grande que hemos visto hasta ahora en esa posición horizontal, pues la del Tesla es vertical y además luce otras funciones a la vez que la del GPS, mientras que la del Touareg si se quiere puede ofrecer solo la imagen del sistema de navegación (Discover Premium). Las dos pantallas pueden interactuar según los gustos del conductor, fundiéndose en una sola unidad de información, comunicación o infoentretenimiento. Para seguir con las grandes dimensiones, digamos que las salidas de aire ocupan toda la longitud del salpicadero, a excepción claro de las zonas del cuadro y pantalla táctil. Para complementar la información de estas pantallas, el conductor cuenta también con el Head-Up display que proyecta en el parabrisas la velocidad a la que se circula, las señales de tráfico, la situación del coche entre carriles o la proximidad al coche que nos precede.

Los asientos delanteros son dos auténticas butacas, pero con una buena sujeción lateral, ambos disponen de calefacción y ventilación. La postura ente el volante no plantea ningún problema gracias a las regulaciones eléctricas, incluidas las del volante. Por su parte el trasero se puede desplazar longitudinalmente hasta 16 cm. y cambiar el ángulo del respaldo con una inclinación máxima de 21 grados. Y para seguir con esta parte trasera, comentemos que estos ocupantes disponen de varias salidas del climatizador, en el suelo, en la parte posterior del reposabrazos central delantero y en los pilares entre puertas, pudiéndose además regular independientemente de la parte delantera. Además de sistema de navegación y de conexión para los smartphone tanto de Android como de Appel, la gran pantalla contiene un gran número de funciones auxiliares como en la parte de abajo las del climatizador, que vuelven a ocultarse una vez utilizadas y lo mismo ocurre con la barra selectora superior. Hay que destacar que se cuenta con un techo panorámico de nada menos que 1270 mm. de longitud y 825 mm. de anchura y que, al esta dividido en dos, permite deslizar y abrir la mitad delantera. Como es lógico contiene una persiana para proteger a los ocupantes del sol.

El maletero es grande y muy aprovechable. Tiene una capacidad de 810 litros, si el asiento trasero se ha desplazado del todo hacia delante, lo que no supone ningún problema para sus posibles ocupantes, pues hay sitio más que de sobra para las piernas, de todas formas si se quiere viajar con más espacio, al desplazarlo del todo hacia atrás, todavía disponemos de un maletero de 615 litros de capacidad. Por último, destacar que si se abate este asiento queda una zona de carga de nada menos que de 1.800 litros, más que una pequeña furgoneta. Para facilitar la carga, desde el propio maletero (O desde el puesto de conducción) se puede bajar la suspensión unos centímetros. La apertura y el cierre del portón son de accionamiento eléctrico y bajo el piso existe un discreto hueco, en el que se ubica el equipo repara pinchazos, la batería y el amplificador del excelente equipo de sonido Dynaudio, quedando espacio para “esconder” algún objeto de valor que no sea muy voluminoso.

La unidad probada montaba un motor diésel, TDI, de seis cilindros en V, capaz de proporcionar una potencia de 286 CV a 3.500/4.000 r.p.m. y un par de 600 Nm entre las 2.250 y 3.250 vueltas. Un motor muy silencioso, que apenas se deja oir en el habitáculo y que tiene un excelente comportamiento, en todos los sentidos, es decir en prestaciones, velocidad máxima de 235 km/h y aceleración de 0 a 100 km/h en 6,1 segundos, en recuperación, ayudado también por la caja de cambios automática, y en consumo donde se muestra bastante parco en la medida media ya que no llega a los 7 litros, teniendo en cuenta su peso se sobrepasa por poco la dos toneladas y esas altas prestaciones que se pueden alcanzar. Cierto es que si queremos disfrutar de una conducción deportiva, que el coche asume perfectamente, el gasto de combustible sube de esa cifra, pero nunca llega a unas preocupantes. Como es de esperar en un coche tan moderno, esta mecánica contiene la tecnología diésel más actual, dos árboles de levas en cada culata, inyección directa common rail, turbo de geometría variable e intercooler. Hemos mencionado la caja de cambios automática que le acompaña, que es de convertidor de par y engranajes epicicloidales y que ofrece 8 marchas muy bien escalonadas y con un funcionamiento suave y preciso. Se maneja desde la pequeña palanca selectora situada en la consola e igualmente se puede utilizar de forma manual desde las levas ubicadas tras el volante, pero su funcionamiento esta tan bien conseguido y es tan rápida en reaccionar, que como no queramos “aposta” utilizarla manualmente, nos olvidaremos fácilmente de esa posibilidad.

El comportamiento del nuevo Touareg es de lo más seguro, debido a varios factores. Uno es que su estructura esta basada en la eficaz plataforma longitudinal (MLB) del Grupo Volkswagen, que admite motores y cajas de cambios en posición longitudinal para una mejor distribución de pesos. Por otra parte, el coche se ha aligerado sensiblemente con respecto a las dos generaciones anteriores, empleando un 48% de aluminio y un 52% de aceros de alta tecnología robustez, con lo que se ha conseguido un ahorro de peso de 106 kilos. Otro aspecto es que la tracción integral es permanente y su intensidad en uno u en otro eje se modula electrónicamente en función de diversos parámetros que miden la adherencia, la forma de conducir, etc. También hay que tener en cuenta que en ambos ejes se utiliza el eficaz sistema de paralelogramo deformable con sus correspondientes barras estabilizadoras que en este caso son además activas.

Con una rueda situada en la consola central muy cerca del asiento del conductor, éste puede elegir su forma de conducir para que el Touareg se adapte a ella, contando con nada menos que 7 posibilidades. En función de la elegida, tanto el funcionamiento del motor, el cambio, los frenos, el comportamiento dinámico, etc., varían en su rendimiento en aras de una mayor eficacia. Junto a esta rueda se encuentra otra en la que se puede bajar o subir la suspensión, hecho este, muy útil al circular a gran velocidad por autopistas pues se baja el centro de gravedad y fuera de la carretera pues al subir la carrocería con respecto al suelo se amplía también el ángulo de ataque y de salida para superar mejor los obstáculos que nos encontremos. En este sentido off-road, aunque ha desaparecido la reductora vista en modelos anteriores, si se cuenta con el útil control de descenso.

En cuanto al equipamiento, el nuevo Touareg, cuenta con un buen número de ayudas a la conducción como el programador de velocidad activo, el asistente de atascos, la frenada de emergencia con detección de peatones, la frenada automática (incluso tras una colisión para evitar una posible segunda), aviso de vehículo en el ángulo muerto, el mantenimiento en el carril, el aviso de tráfico cruzado (Delante y detrás), asistente de aparcamiento, sistema de visión nocturna mediante infrarrojos (Que se proyecta en el cuadro), detección de fatiga del conductor y un largo, pero que muy largo etcétera.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.