www.economiadehoy.es
Altran e ICEA descubren más de 20 oportunidades de negocio para el sector asegurador durante la próxima década
Ampliar

Altran e ICEA descubren más de 20 oportunidades de negocio para el sector asegurador durante la próxima década

jueves 20 de febrero de 2020, 08:17h
Destacan los Seguros de Dependencia, la Integración Vertical de las Aseguradoras y las Alianzas con las Big Techs. id:55491

Altran España, líder global en ingeniería y servicios de I+D, e ICEA han identificado más de 20 oportunidades de negocio para el sector asegurador durante la próxima década. Entre ellas, destacan los Seguros de Dependencia, la Integración Vertical de las Aseguradoras y las Alianzas con las Big Techs. Víctor Pizarro, Head of Strategy and Transformation de Servicios Financieros en Altran España, presentó un conjunto de escenarios situados en 2030 y caracterizó algunas de las oportunidades emergentes durante la jornada ‘La convergencia de los seguros personales en el futuro’, celebrada hoy en la sede de esta última organización.

El evento fue inaugurado por José Antonio Sánchez, Director General de ICEA, quien puso en contexto la situación actual de “un sector rentable y solvente, que ha mejorado en 2019”, algo que, en su opinión, le va a permitir afrontar las transformaciones necesarias con más tranquilidad. Unas transformaciones en las que, señaló, van a influir, entre otras cosas, el aumento de la esperanza de vida y la revolución tecnológica, “que ha roto el equilibrio cliente-proveedor en favor del primero”, que exige una atención más personalizada. Apuntó que la batalla de las empresas se ha trasladado a otros ecosistemas, donde las big techs, tenderán a hacerse con la distribución Y todo ello en el marco de una sociedad cada vez más compleja. Para aprovechar todas las oportunidades que surgirán en el futuro consideró necesario que la industria aseguradora aborde la transformación de los modelos organizativos y, sobre todo, tener en cuenta que “la gente quiere que su aseguradora la acompañe en sus momentos vitales”.

Antonio Martín, Director del área de Estudios y TI de ICEA, realizó una detallada fotografía del sector al cierre de 2019 y secundó las palabras que acabada de pronunciar José Antonio Sánchez respecto al buen momento que vive. “El sector crece”, subrayó. Una situación que, en su opinión, no va a ser optimista en los próximos años, cuando en la parte de Vida habrá que enfrentarse a un entorno duro, con un considerable aumento de la esperanza de vida, una pérdida del equilibrio entre el negocio de vida-riesgo y ahorro y un cambio en las reglas y los modelos de negocio a causa de la Inteligencia Artificial y el Machine Learning. Ante este panorama, coincidió con el director general de ICEA en que será necesaria una mayor personalización de los productos, así como una integración con servicios adicionales para “aminorar la incertidumbre y equilibrar la cuenta de resultados”. Para No Vida estimó difícil mantener los niveles de rentabilidad, “pese a tener una situación envidiable para abordar los cambios”. En este sentido, consideró fundamental disponer de mucha información, que auguró que marcará grandes diferencias en un futuro. “Quien tiene información, tiene mejores resultados”, estimó. El reto será, concluyó, “ir a un modelo que permita mantenerse y, a la vez, lograr rentabilidades elevadas”.

Por su parte, Víctor Pizarro, Head of Strategy and Transformation de Servicios Financieros en Altran España, identificó las macrotendencias que configurarán el sector asegurador en 2030, también las oportunidades de negocio emergentes para futuros escenarios dentro del sector e indicó los cambios que deben realizar las aseguradoras para poder sobrevivir en un entorno altamente competitivo, con nuevos players y en un momento en el que los patrones de consumo están cambiando de forma acelerada. “No vamos a adivinar el futuro –advirtió-, son reflexiones sobre futuros plausibles y cómo afrontarlos en el caso de que estos sucedan. El futuro es impredecible”.

No obstante, sí estimó posible identificar oportunidades, mediante el uso de técnicas de Scenario Planning, para lo que consideró imprescindible “quitar barreras mentales”. Tras un rápido repaso a la historia del seguro, explicó que el equipo que elaboró el informe detectó cuatro palancas que serían la clave de la elaboración de los escenarios futuros. Estas palancas, denominadas “drivers”, serían: la estabilidad de la Seguridad Social, la proliferación de la Tecnología, la comercialización de seguros en forma de Servicio, y la aparición de nuevos Players.

Con estos drivers, y para identificar las oportunidades de negocio, se conformaron cuatro escenarios extremos, “con intención de ser provocadores”, y se organizaron mesas de debate con expertos de las empresas más importantes de los ramos de Salud y Vida para descubrir oportunidades y amenazas. Se identificaron más de 20 oportunidades de negocio, de las cuales se seleccionaron tres, que se aterrizaron a cada uno de los posibles escenarios: los Seguros de Dependencia, la Integración Vertical de las Aseguradoras y las Alianzas con las Big Techs.

Y se extrajeron las siguientes conclusiones:

- Respecto al Seguro de Dependencia, se prevé que en 2030 en España habrá un mercado potencial de 2.952 millones de euros. Teniendo en cuenta que la edad media de contratación de este seguro es de 45 años, los potenciales clientes serían más de 21 millones. También se constató que en la evolución de este producto influirá directamente “la salud de la Seguridad Social”, según Pizarro, quien también explicó que “si la regulación permitiera la comercialización entre ramos, sería viable una combinación de los productos de Vida (Ahorro y Riesgo) y Dependencia para obtener un producto con mayor cobertura y beneficio”.

- En cuanto a la Integración Vertical, las conclusiones indican que los mercados adyacentes con mayor potencial para una aseguradora son los hospitales privados no benéficos, las residencias privadas de la tercera edad y las funerarias. De acuerdo con los análisis propios y con los índices de facturación de estos sectores en los últimos años, se prevé que hasta 2030 los primeros crezcan un 46%, las segundas, un 39% y las terceras, un 18%.

- Los principales argumentos con los que se defiende la oportunidad de las Alianzas con Big Techs son: que el 48% de los asegurados españoles utiliza al menos un dispositivo conectado para monitorizar sus automóviles, hogares y/o salud, y se espera que alcance el 80% en el futuro; que los dispositivos conectados aumentan hasta 5 veces las interacciones con las aseguradoras, lo que está relacionado con una mejor experiencia de cliente; que existe una clara correlación entre conectividad y fidelización y, especialmente, “que el 50% de los consumidores estarían dispuestos a considerar a Amazon a la hora de comprar un seguro por sus precios competitivos, su reputación y su facilidad en el proceso de compra”, subrayó el directivo de Altran.

Como cierre, se identificaron cuatro puntos de acción que las aseguradoras deberían abordar en el corto plazo: reformular su aproximación al asegurado, “con productos más sencillos, que entienda el consumidor”, impulsar la conciencia del ciudadano conectado, redefinir su canal de distribución y el papel del intermediario y, por último, reformular la suscripción, “personalizarla”, para lograr una mejor experiencia y mayor fidelización.

La jornada se cerró con un debate en el que participaron Joaquín Mariano López, COO de Hospitales HM; Rubén Muñoz, COO de Santalucía; José Miguel Rodríguez Pardo, profesor y coordinador académico de UC3M; y Germán Bautista, director de Negocio Grandes Cuentas y Clientes de CASER, y en el que Javier de la Lama, director de Servicios Financieros de Altran España, actuó como moderador. Todos ellos compartieron las conclusiones de las intervenciones de la primera parte de la mañana, especialmente en la necesidad de personalizar los servicios que se ofrecen e incluir servicios añadidos, pero también en la importancia que van a tener los datos para el sector y la oportunidad de negocio que puede suponer su explotación, “siempre dentro de la legalidad”, resaltó Rubén Muñoz. Coincidieron también en que “es más momento de servicio que de seguro”, como comentó muy gráficamente Germán Bautista, y en la necesidad de buscar alianzas con otros actores del mercado. José Miguel Rodríguez Pardo auguró, asimismo, que se pasará de “un modelo de contingencias a un modelo de prevención”. Al mismo tiempo, avanzó que habrá una convergencia de los seguros de Salud, Decesos y Vida.

Por otra parte, defendieron la absoluta transparencia con el cliente. “Tiene que ser un compromiso de verdad decirle lo que cubrimos y lo que no cubrimos”, dijo Rubén Muñoz, quien introdujo el reto de la “diversidad generacional”. En este sentido, Joaquín Mariano López destacó el envejecimiento de la población como uno de los bloques que ofrecerá oportunidades de negocio al mercado de los seguros de Salud. Actuaciones todas cuyo último objetivo es mejorar la calidad del servicio, buscar la eficiencia y ganar y mantener la fidelidad de los clientes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios