www.economiadehoy.es

Aprenda a divertirse en casa o fuera de ella, solo o acompañado

Aprenda a divertirse en casa o fuera de ella, solo o acompañado
Ampliar
Por Martín Marco
x
noticiaseconomiadehoyes/8/8/22
economiadehoy.es
domingo 17 de octubre de 2021, 12:34h
El aburrimiento es un sentimiento común. Sentirse insatisfecho por una actividad o no estar interesado en ella puede llevar al aburrimiento. El aburrimiento puede producirse cuando nos sentimos con energía pero no tenemos a dónde dirigirla. También puede aparecer cuando se tiene dificultad para concentrarse en una tarea. id:76903
La pregunta de por qué es importante el aburrimiento es posiblemente la más fácil de responder. El aburrimiento tiene consecuencias. Dada nuestra reciente experiencia con la pandemia del COVID-19, esto no debería sorprendernos. Atrapados en casa, con nuestras vidas constreñidas por las normas de distanciamiento social, el aburrimiento ha sido un sentimiento predominante para muchas personas. Pero como dice el adagio, "esto también pasará". El aburrimiento no nos acompañará siempre, con o sin pandemia, la solución para no aburrirnos la tenemos al alcance de la mano usando Internet desde cualquier parte.

Hace tiempo que sabemos que para quienes experimentan el aburrimiento con mayor frecuencia e intensidad -los llamados propensos al aburrimiento- éste se asocia con una larga lista de resultados negativos. Entre ellos, una mala salud mental, empezando por el aumento de las tasas de depresión, ansiedad y agresividad, y problemas de abuso de alcohol y drogas. Un estudio epidemiológico dio, incluso, un indicio de credibilidad a la posibilidad de que uno pueda aburrirse hasta la muerte. Los funcionarios británicos que declararon altos niveles de aburrimiento en su trabajo tenían más probabilidades de morir de enfermedades cardíacas décadas después.

Pero no hay que confundir el aburrimiento laboral, que se circunscribe a unas horas determinadas del día, con un aburrimiento enfermizo. Cuando decía antes que la solución está en nosotros mismos me refería a que siempre podemos dedicarnos a actividades divertidas aunque no sean ni laborales, ni de estudios, ni de nada que se parezca a la “utilidad” capitalista, según la cual toda actividad humana tiene que producir un beneficio económico. Hay muchas de actividades que podemos realizar en nuestro hogar o fuera de él simplemente porque nos gusta dedicar un tiempo a nuestro propio bienestar. Y el tiempo que dediquemos a pasar un buen rato, hará mucho más soportable el aburrimiento producido por otras labores impuestas, no elegidas libremente.

Divertirse bien

Las personas que controlan sus hábitos de juego juegan por diversión y les gusta la posibilidad de ganar algo de dinero. Ponen límites a la cantidad de dinero y tiempo que pueden gastar, y es muy probable que jueguen por Internet. Además, el juego es sólo una de las diversas actividades de ocio que realizan estos jugadores.

Estas personas suelen denominarse "jugadores positivos" que no corren el riesgo de convertirse en jugadores problemáticos. Conocen cómo jugar bien para tener más probabilidades de tener una experiencia positiva.

El juego es una forma de entretenimiento para los jugadores positivos, que disfrutan del sueño de ganar algo algún día. Los que más juegan también tienen más estrategias personales para controlar su pasatiempo. Según una investigación, nueve de cada diez encuestados casi siempre deciden un límite de gasto antes de empezar a jugar. Otros deciden de antemano cuánto dinero pueden permitirse perder razonablemente, y también establecen un límite de tiempo de juego. Los jugadores positivos también suelen llevar una cantidad fija de dinero cuando van a jugar a bares o casinos, y se empeñan en dejar sus tarjetas bancarias en casa. "Los jugadores positivos asumen la responsabilidad personal de su pasatiempo utilizando diversas estrategias para asegurarse de que sólo apuestan lo que pueden gastar", añade la investigación.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios