www.economiadehoy.es
Matthew Benkendorf, Vontobel Quality Growth Boutique.
Ampliar
Matthew Benkendorf, Vontobel Quality Growth Boutique.

Aumenta la volatilidad: lo que los inversores deben saber

OPINIÓN: Por Matthew Benkendorf, CIO de Vontobel Quality Growth Boutique

miércoles 25 de agosto de 2021, 14:29h
Aunque la inflación sigue siendo la principal preocupación de los inversores de todo el mundo, la confianza en el impulso de la vacunación y la recuperación mundial, junto con la expectativa de una política monetaria relajada, han contribuido a contrarrestar la preocupación por la inflación. id:75217
En EE.UU., la recuperación económica se ha fortalecido y un número récord de empresas ha emitido directrices positivas para el segundo trimestre. El mercado había retrocedido cuando la inflación se disparó y la Reserva Federal adelantó la planificación de la subida de los tipos de interés, pero se estabilizó cuando el presidente Jerome Powell se comprometió a adoptar un enfoque comedido del endurecimiento. Como los tipos de interés siguen siendo bajos, los mercados de renta variable siguen subiendo. A pesar de los temores a la inflación y la perspectiva de una política monetaria progresivamentemás estricta, los mercados siguen claramente asentados la expectativa de un entorno que implicará tipos de interés persistentemente bajos durante un largo periodo de tiempo. Claramente, los mercados creen que una política monetaria más estricta significativa está en un futuro demasiado lejano. Las ganancias pueden continuar mientras siga el crecimiento de los beneficios. La expansión múltiple de las acciones está mucho más por detrás que por delante, por lo que el nivel de crecimiento de los beneficios en el futuro desempeñará un papel más predominante en el nivel de los rendimientos de las acciones.

Desde el punto de vista político, la administración Biden ha cumplido en general con los temas previstos. Los programas de vacunación, los pagos de transferencias a los consumidores, el avance en materia de infraestructuras, la postura geopolítica de EE.UU. en las relaciones mundiales y el mayor escrutinio normativo en determinadas áreas han minimizado la incertidumbre en los mercados. A medida que avanzamos en 2021 y entramos en 2022, esperamos ver un aumento de la volatilidad. Naturalmente, el panorama político se volverá más polémico, ya que las importantes elecciones de mitad de mandato sirven de barómetro para valorarla satisfacción de los ciudadanos con la administración Biden.

Esperamos que el aumento de la inflación siga siendo un problema en el segundo semestre de este año. Si bien algunos aumentos de precios se están desacelerando en el caso de bienes como la madera y los coches usados, otros siguen siendo elevados. La inflación debería disminuir aún más en 2022, después de que expiren los subsidios de desempleo y se normalicen las presiones salariales. Aunque los inversores temen el aumento de la inflación, esta generalmente indica un entorno económico más saludable. Los inversores deberían estar atentos al próximo Simposio Económico de Jackson Hole y a si Powell dará alguna orientación sobre la reducción de las compras masivas de bonos, lo que podría tener un efecto inmediato en el sentimiento y el gasto.

Cubrir la inflación con calidad

Las empresas con los modelos de negocio adecuados pueden resistir las presiones inflacionistas. Por ejemplo, algunas compañíasfuertes de bienes de consumo, como Nike, tienen marcas poderosas que pueden exigir precios altos y tienen márgenes elevados. Un buen poder de fijación de precios puede superar el crecimiento de los mercados en un entorno inflacionista. El poder de fijación de precios también se manifiesta en los modelos de negocio centrados en el mantenimiento, los servicios y las suscripciones, que son menos sensibles desde el punto de vista económico, o en los que existe una demanda recurrente de productos que los consumidores necesitan, desean o tienen la obligación reglamentaria de consumir.

Los inversores tienden a acudir a las materias primas, como las empresas energéticas, como cobertura contra la inflación. Aunque las empresas energéticas pueden beneficiarse a corto plazo cuando el precio del petróleo sube para seguir el ritmo de la inflación, la energía es una industria que requiere mucho capital. Con el tiempo, las empresas tendrán que reinvertir en el negocio, al menos para mantener la producción, la depreciación aumentará y los márgenes se normalizarán.

Cabe esperar que este año continúe la volatilidad en los mercados de renta variable, ya que los datos económicos fluctúan de un trimestre a otro. Sin embargo, dado que la política de tipos de interés debería seguir siendo bastante acomodaticia durante los próximos 18 meses y que la amenaza de la Covid-19 se está disipando, creemos que el panorama es positivo para que los buscadores activos de valores encuentren buenas oportunidades de inversión. Tanto en la vida como en los mercados, hay demasiadas variables desconocidas para poder cronometrar con éxito un ciclo. Un error común en la inversión es la idea de que hay que prever estas perturbaciones del mercado, como la pandemia o la última crisis financiera/de la vivienda. En su lugar, los inversores deberían centrarse en acertar con las inversiones atractivas, es decir, con el negocio y la economía del mismo, e idealmente con aquellos negocios que son resistentes o agnósticos al ciclo.

Resistir el canto de las sirenas

En los mercados actuales es más importante que nunca centrarse en la calidad. Al buscar empresas con un crecimiento de beneficios consistente y sostenible, los inversores pueden mantener la convicción de que estas empresas deberían salir con fuerza de la inevitable volatilidad del mercado en curso. El auge de la inversión temática puede distraer a algunos inversores. En general, seguir un enfoque temático puede acabar llevándole a valores que ya están bien valorados por otros (porque es poco probable que usted haya tenido la idea temática primero o que sea algo muy imprevisible para la mayoría de la gente). Siguiendo las temáticas, se corre el riesgo de estar en una buena zona y quizás en una buena empresa, pero en una mala inversión debido a que la valoración o el optimismo eufórico están tasados en el crecimiento futuro del negocio. Creemos que los inversores deberían empezar siempre por una gran empresa con una economía sólida y un futuro atractivo y predecible, que cotice a una valoración atractiva, independientemente de que encaje o no en una historia o relato atractivo más amplio. A veces, estas inversiones ascendentes terminan en lo que parecen ser áreas temáticas más amplias, pero creemos que es mejor abordarlas desde la otra dirección.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios