www.economiadehoy.es
Deterioro del riesgo de impago en México
Ampliar

Deterioro del riesgo de impago en México

miércoles 16 de septiembre de 2020, 11:16h
Crédito y Caución prevé que la grave contracción de México provoque un aumento de demoras e incumplimientos de pago en una amplia gama de sectores. id:63084
Crédito y Caución prevé que el desempeño económico de México se deteriore significativamente debido a la grave contracción económica provocada por la pandemia del coronavirus, la fuerte disminución de las llegadas de turistas y la evolución de Estados Unidos. La Administración, comprometida con la disciplina fiscal, ha lanzado un paquete de estímulos fiscales muy limitado por lo que la pandemia ha deteriorado las condiciones financieras de las empresas en el segundo trimestre, afectando especialmente a las pymes. La actual recesión económica agravará la situación de muchas empresas de una amplia gama de sectores, provocando un aumento de las demoras e incumplimientos de pago en los próximos meses.

La evolución del segundo semestre seguirá siendo modesta debido a las tasas de infección persistentemente altas, que podrían desencadenar un retorno al confinamiento total. Las previsiones actuales apuntan a una contracción del PIB en 2020 por encima del 7%, seguida de un rebote del 4% en 2021. Aunque la dependencia de México de los ingresos del petróleo ha disminuido en los últimos años, aún representa el 6% de las exportaciones de bienes, el 8% del PIB y 18% de los ingresos públicos. La Administración elaboró sus previsiones para 2020 con un precio de 49 dólares por barril, por lo que las finanzas públicas están acomodadas a la evolución del precio. Sin embargo, la débil demanda global de petróleo sí tiene un impacto negativo en las cuentas públicas.

El sector automotriz, la principal fuente de exportaciones de México, sufre una fuerte caída de la demanda externa y graves perturbaciones de la cadena de suministro. Se prevé que las exportaciones de bienes y servicios de México se contraigan por encima del 9% en 2020. Dado que la economía mexicana está estrechamente sincronizada con el ciclo comercial de Estados Unidos, el país se ve muy afectado por el deterioro de la demanda de su vecino del norte. Estados Unidos es el destino del 75% de las exportaciones, un 25% del PIB de México, y la principal fuente de remesas.

Muchas empresas agrícolas se enfrentan a un aumento de los costes de importación de productos básicos, especialmente los agroquímicos, debido a la volatilidad del peso frente al dólar, que afecta negativamente a sus márgenes. Los minoristas de bienes de consumo duraderos y de TIC se ven gravemente afectados por el deterioro del consumo privado y la disminución de la solidez financiera. En el sector servicios, muchos segmentos se ven gravemente afectados, especialmente los hoteles, restaurantes, bares, espectáculos, aeropuertos, turismo, agencias de viajes y operadores turísticos. El sector de la construcción, que ya tuvo un desempeño deficiente en 2019, verá agravada su situación por la recesión económica. En la industria automotriz, se espera una disminución de la producción a medio plazo. Las industrias de maquinaria, metalurgia y acero se ven afectadas negativamente por el aumento de los precios de importación debido a la depreciación del peso y el deterioro de la demanda de sus sectores compradores.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios