www.economiadehoy.es

El 30% de las empresas españolas aún no tienen definida una estrategia pos-covid para su recuperación

El 30% de las empresas españolas aún no tienen definida una estrategia pos-covid para su recuperación
Ampliar

Según la 5ª oleada del Barómetro “COVID-19 y Industria”, que ha analizado las respuestas de más de 100 profesionales del sector

jueves 17 de septiembre de 2020, 08:36h
La quinta oleada del Barómetro desvela que el 75% de los encuestados considera que la estrategia comercial de su compañía debe cambiar porque los clientes han cambiado; el 77% opina que la lenta recuperación económica acabará por transformar su estrategia; y, el 45% ya dispone de una nueva hoja de ruta. id:63141
Seis meses después de que se declarara la pandemia, el 29,70% de las empresas encuestadas en la 5ª Oleada del Barómetro COVID-19, asegura que no tienen definido una estrategia comercial pos-COVID. Asimismo, el 77% de las compañías opinan que será la lenta recuperación económica la que terminará generando algún cambio en su negocio. Si bien, casi la mitad (45,45%) opina que su empresa dispone de un plan claro pos-COVID, que modificará su estrategia sustancialmente.

El COVID-19 ha transformado los hábitos y comportamientos de las personas, lo que ha obligado a un buen número de empresas a replantear su hoja de ruta de cara al futuro. Así lo confirma que el 75,25% de los encuestados en este informe aseguren que “la estrategia comercial debe cambiar porque los hábitos de nuestros clientes han cambiado”.

Según Fernando Polo, CEO de Good Rebels,“conforme transcurren los meses, todos los datos apuntan a que muchos de los hábitos adquiridos por los consumidores en cuarentena pasarán de coyunturales a estructurales. La superdigitalización de las organizaciones es un tsunami imparable y será prioritario rediseñar la experiencia del cliente en los puntos de contacto digitales, intensificar las fuentes de ingresos facilitados por Internet (desde canales de venta online hasta modelos de negocio basados en la movilidad) y asegurar que se produce una transformación interna real de las compañías, mediante culturas ágiles, sistemas de captura y explotación de datos o jerarquías más planas".

Cambios organizativos en todas las áreas de la compañía

La crisis sanitaria también ha cambiado el mundo laboral para siempre. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) estima que las medidas de contención del virus han puesto a casi 1.600 millones de trabajadores en riesgo de perder sus empleos, es decir, el 50% de la fuerza laboral mundial.

El Barómetro refleja como el 20,5% de las empresas señala que los mayores cambios en su organización se han producido en el área de Recursos Humanos, seguido del departamento de Ventas (19,9%), Marketing (16,2%), Operaciones (13,2%), Comunicación (11,6%), Atención al cliente (9,4%) y Tecnologías de la Información (8,4%).

Sin embargo, en las empresas de mayor tamaño, con más de 100 empleados, los mayores cambios se identifican en el área de Ventas (20,81%), seguido de Recursos Humanos (19,08%), Marketing (15,03%), Operaciones (12,14%) e IT (10,40%).

No habrá incorporación 100% presencial

Esta nueva normalidad también afecta al regreso a la oficina, que no se producirá de forma homogénea, ya que 1 de cada 4 encuestados asegura que no habrá incorporación presencial 100% a la sede corporativa. Un 39,66% considera que se debe implantar un modelo híbrido, que contemple un 50% en formato presencial y el otro 50% en formato virtual; un 16,50% asegura que la incorporación presencial se hará de manera paulatina en los próximos 6 meses. Frente a tan solo un 7,77% de las compañías, en las que la incorporación se realizará de manera presencial 100% a partir de este mes de septiembre.

Liderazgo eficiente en la incertidumbre

Esta crisis provocada por el coronavirus ha puesto a prueba el liderazgo de los máximos responsables de las compañías. Un 19,4% de las empresas aseguran que el mayor reto al que se enfrenta el CEO es la gestión de la incertidumbre en esta nueva realidad. Mientras que un 14,3% estima que el CEO tendrá que prestar atención a comunicar de una manera más transparente y efectiva. Además, también tendrá que reconstruir la confianza con todos los públicos de interés, desde empleados a clientes y el mercado en su conjunto (14,1%); impulsar una cultura corporativa ágil e innovadora (13,6%), y conectar con inteligencia emocional y cercanía con los empleados (12,5%) para conseguir los resultados buscados.

En las empresas de mayor tamaño, de más de 100 empleados, el CEO deberá centrarse de manera prioritaria en gestionar una cultura corporativa ágil y colaborativa (14,9%) antes de hacer frente a otros retos.

La cultura digital como prioridad estratégica

El COVID-19 ha puesto de manifiesto que la transformación digital de las empresas estaba menos avanzada de lo deseado. La cultura digital ha sido la asignatura pendiente en muchas de las organizaciones y un 26,8% de las empresas encuestadas aseguran que es el proyecto al que se le ha imprimido una mayor aceleración tras el cese del estado de alarma.

Para un 13,8% de las compañías, el desarrollo y optimización de sus activos digitales (Web, Apps, etc.) ocupará un segundo lugar, seguido proyectos vinculados con la experiencia de cliente (12,3%), ventas digitales (12%)y la automatización de los procesos (12%).

Necesaria inversión económica para la recuperación empresarial

Para acometer un plan de recuperación pos-COVID (negocio digital, cultura, tecnología, acondicionamiento de instalaciones, etc.), una gran parte de las empresas, el 44,66% precisarían menos de 300.000€. El 18,45% de las empresas necesitarían hasta 600.000€, y el 4,85% más de 6 millones de euros.

Estas cifras contrastan razonablemente con las necesidades que reflejan las compañías de más de 100 empleados, que estiman una inversión de entre 300.000 – 600.000 € (29,79%), entre 2 y 6 millones de euros (10,64%) y más de 6 millones de euros (10,64%).

Un horizonte de recuperación desigual

Los meses transcurridos tras la desescalada han influido negativamente en la percepción de los encuestados en cuanto a la recuperación de los sectores industriales. Respecto a la tercera oleada del Barómetro realizada el pasado mes de abril, se percibe que los sectores de Automoción (74,8%), Viajes (84,5%), Hoteles (83,5%), Ocio y Cultura (57,3%) y Transportes (54,4%) tendrán una recuperación más lenta y que se prolongará más allá de un año.

Las empresas perciben que sectores como Home-Entertainment y Videojuegos (94,2%); Salud-Farmacéutico (93,2%); Retail-Alimentación (90,3%); Retail-Electrónica (92,2%); Telecomunicaciones (92,2%); IT (91,3%); Educación (70,9%); y Beauty (61,2%); tardarán menos de un año en recuperarse.

Estas son algunas de las interesantes conclusiones extraídas del Barómetro COVID-19 y Marketing difundido por Good Rebels, y que en esta quinta oleada pone el foco en el impacto de la pandemia en la industria española, concretamente en las medidas instauradas para superar los retos económicos pos-COVID.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios