www.economiadehoy.es

El Hospital Ruber Internacional pone en marcha la Unidad de cirugía urológica robótica

El Hospital Ruber Internacional pone en marcha la Unidad de cirugía urológica robótica
Ampliar
martes 05 de febrero de 2019, 09:15h
El servicio de Urología del Doctor Ramírez incorpora el sistema quirúrgico Da Vinci de última generación y al prestigioso urólogo francés Dr. Grégory Pierquet. id:41492
El Servicio de Urología y Litiasis del Doctor Ramírez del Hospital Ruber Internacional pone en marcha la Unidad de cirugía urológica Robótica. En este sentido, se ha incorporado al equipo el prestigioso urólogo francés, el doctor Grégory Pierquet, procedente de la Clínica Saint Augustin de Burdeos quien, junto con la doctora Ramírez, se harán cargo de las cirugías robóticas con el sistema quirúrgico Da Vinci de última generación.

La medicina y concretamente la cirugía, no es ajena a la evolución tecnológica de nuestro tiempo, y en este sentido los centros hospitalarios y sus equipos médicos se sienten obligados a su puesta al día con el fin de ofrecer a los pacientes los mejores resultados en el tratamiento de sus enfermedades”, explica Juan Carlos Ramírez, jefe de servicio de Urología y Litiasis del Ruber internacional.

Es el caso del Robot quirúrgico Da Vinci, de alta precisión, que la ingeniería científica pone en manos de los cirujanos para facilitar las intervenciones quirúrgicas y ofrecer resultados óptimos minimizando las posibles secuelas y proporcionando un postoperatorio más breve y confortable.

Desde el equipo del Doctor Ramírez explican: “Esta tecnología de última generación exige la creación de una unidad quirúrgica robótica especializada (cirujanos y enfermería) en un entorno hospitalario que posibilite una cobertura integral del paciente y asegure la asistencia del resto de especialidades que puntualmente pudiesen ser necesarias”.

¿QUÉ ES EL ROBOT DA VINCI?

El Robot Da Vinci es una herramienta quirúrgica de última generación que, en manos de un cirujano experto, proporciona muy buenos resultados y un beneficio para el paciente. Dicha técnica, se realiza a través de pequeñas incisiones, de entre 1 y 2 cm, también llamados “puertos quirúrgicos” lo cual permite acortar significativamente los plazos de recuperación de la cirugía (reducción de la estancia hospitalaria) y un menor riesgo de complicaciones.

Es importante resaltar que el Robot Da Vinci es una mera herramienta bajo el control estricto de un cirujano. No genera ningún movimiento independiente al mismo. Éste permite mayor rango de movimientos y por tanto una mayor precisión quirúrgica. El sistema Da Vinci consta de 3 piezas clave: la consola, el carro con los brazos quirúrgicos articulados y la torre de visión.

El cirujano realiza la cirugía sentado en la consola sobre la que, a través de una imagen de alta definición 3D, tiene un control estricto del campo quirúrgico. A través de los mandos situados en la consola, el cirujano realiza los movimientos precisos y estos son enviados a los brazos robóticos que los reproducen con exactitud.

¿QUÉ PROCEDIMIENTOS SE PUEDEN REALIZAR CON EL ROBOT DA VINCI?

Son múltiples los procedimientos quirúrgicos sobre los que el uso del Robot Da Vinci proporcionan importantes beneficios para el paciente y una mayor precisión y éxito en la intervención. El Robot está especialmente indicado en procedimientos oncológicos como el cáncer de próstata (prostatectomia radical con o sin linfadenectomia), en los tumores de vejiga (cistectomía radical con derivación urinaria), en el cáncer renal (nefrectomía total o parcial), etc. Si bien, está igualmente indicado en procedimientos reconstructivos no oncológicos como pieloplastia, cirugía de prolapso de órganos pélvicos, etc.

¿Cuáles son las principales ventajas del Robot Da Vinci?

Las principales ventajas del uso del Robot Da Vinci para el paciente son:

  • Abordaje mínimamente invasivo con menor tiempo quirúrgico.
  • Excelente visión del campo quirúrgico gracias al sistema 3D de alta definición.
  • Mayor visibilidad en zonas de difícil acceso y mejora la disección quirúrgica, que permite en la prostatectomia radical, mejor visualización y manejo de las bandeletas neurovasculares, responsables de la erección.
  • Menor pérdida de sangre y, por tanto, una menor tasa de transfusión, así como menor riesgo complicaciones.
  • Menor dolor posoperatorio y estancia hospitalaria, con lo que incorporación a la vida cotidiana se produce con mayor rapidez.
  • Proporciona una continencia urinaria precoz y una mejor recuperación de la erección.
  • Mejor resultado estético.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)



Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.