www.economiadehoy.es

Renta variable

El IBEX 35 (-1,26%) ha perdido el umbral de 8.700 puntos en la última sesión de la semana
Ampliar

El IBEX 35 (-1,26%) ha perdido el umbral de 8.700 puntos en la última sesión de la semana

Por Andrés Aragoneses, analista de Singular Bank
viernes 30 de julio de 2021, 19:15h
Jornada con generalizado tono bajista entre los principales mercados de renta variable a nivel global, en un contexto en que los inversores han decidido tomar beneficios en los principales índices bursátiles a la espera de una mayor visibilidad sobre la evolución de la situación epidemiológica y la recuperación de la economía. id:74609
El IBEX 35 (-1,26%) ha perdido el umbral de 8.700 puntos en la última sesión de la semana
Ampliar
De esta forma, los inversores monitorizan la evolución de la pandemia, observándose un repunte de casos de covid-19 generalizado en EEUU, Asia y parte de Europa. No obstante, se estima que, debido al alto grado de población vacunada, el repunte de casos no se traslade a un incremento generalizado de la incidencia hospitalaria, evitando así la imposición de exigente medidas de restricción de la movilidad.

En esta coyuntura, el foco de atención de los inversores se ha situado en la sesión de hoy en el plano macroeconómico, una vez se han publicado, coincidiendo con el final del mes de julio, varias referencias económicas de interés. En concreto, entre los meses de abril y junio, el PIB de la Eurozona registró un avance de un 2,0% trimestral, en un contexto marcado por el incremento de la población inmunizada, elevándose a un 13,7% en términos interanuales, principalmente debido al efecto base. En este sentido, tanto el registro trimestral (1,5% trimestral estimado) como el interanual (13,2% interanual estimado) han superado las estimaciones del consenso de analistas.

Paralelamente, en junio la tasa de desempleo estacionalmente ajustada se situó en un 7,7% de la población activa en la Eurozona, 0,3 pp menos que el registrado en mayo. De esta forma, el paro en junio se situó ligeramente por encima de las cifras registradas antes de la pandemia (tasa de desempleo de un 7,5% de la población activa en febrero de 2020).

Asimismo, el IPC estimado de julio de la Eurozona superó las estimaciones del consenso de analistas, repuntando por encima del objetivo del BCE del 2% anual. En concreto, la inflación estimada de la zona monetaria europea repuntó en julio 0,3 pp hasta un 2,2% anual.

Por otro lado, el foco de atención del mercado ha girado a EEUU por las declaraciones del presidente de la Reserva Federal de St. Louis, James Bullard. En concreto, ha expresado que el proceso de reducción del ritmo de compra de activos (tapering) de la Reserva Federal debería empezar en otoño de este año y que acabara en marzo de 2022. Al mismo, ha alegado que los mercados financieros están preparados para el tapering, explicando que los inversores prevén que se inicie en el corto plazo y que, según su opinión personal, se trata de una medida que no es tan efectiva en el escenario actual. No obstante, dichas declaraciones se encuentran enmarcadas dentro de las previsiones de los analistas, por lo que no han afectado en exceso a la evolución de la sesión.

A su vez, continúa la temporada de resultados corporativos del 2T, destacando la caída a cierre de sesión europea de Amazon en torno a un 7% después de que sus ventas entre abril y junio se situaran por debajo de las expectativas del consenso del mercado y las previsiones para el próximo trimestre tampoco apoyaran a mejorar el sentimiento de mercado. De esta manera, el freno de la empresa de comercio online en un contexto marcado por el aumento de la población inmunizada ha arrastrado a otras empresas tecnológicas, registrando el Nasdaq Composite caídas superiores a las del S&P 500.

En esta coyuntura, tras los rebotes de ayer, ha vuelto a predominar el rojo entre los principales índices bursátiles de la región de Asia-Pacífico. Así, los mayores retrocesos se han situado en el Nikkei 225 japonés (-1,80%), en el Hang Seng hongkonés (-1,28%) y en el Kospi surcoreano (-1,24%). Asimismo, las caídas se han limitado a un 0,42% en el Shanghai Composite y a un 0,13% en el Sensex indio.

En este entorno, las caídas de los principales mercados bursátiles europeos en la jornada de hoy se han situado por debajo del umbral de un 1%, a excepción del IBEX 35 español, que ha registrado una caída de un 1,26%. A su vez, el Footsie 100 inglés ha caído un 0,65%, el DAX 30 alemán un 0,61% y el CAC 40 francés un 0,32%.

En España, el IBEX 35 (-1,26%) ha perdido el umbral de 8.700 puntos en la última sesión de la semana. En concreto, ha cerrado en 8.676 puntos. Entre sus componentes, Telefónica (+2,19%), Banco Sabadell (+1,49%) y Viscofan (+1,47%) han registrado las mayores revalorizaciones. Por su parte, en terreno negativo, los retrocesos más significativos se han producido en IAG (-7,31%), Pharma Mar (-5,38%) y Fluidra (-4,87%).

Por otro lado, a cierre de la sesión europea, también predomina el rojo entre los principales índices bursátiles de EEUU, registrando el Nasdaq Composite un retroceso de un 0,77% y el S&P 500 de un 0,53%.

Renta fija

La expansión de la variante delta del coronavirus y la incertidumbre sobre la situación epidemiológica a nivel global han influido en la aversión al riesgo de los inversores registrada en la jornada de hoy, que se ha traducido en caídas en el mercado de renta variable e incremento de la exposición de los inversores al mercado de deuda soberana de la Eurozona y de EEUU.

En este sentido, las caídas de yield han sido más significativas en la parte larga de la curva, manteniendo así la tendencia de las últimas semanas de aplanamiento de las curvas de tipos de interés.

Así, más allá de las posibles repercusiones de la pandemia sobre el dinamismo de la recuperación de la economía, los inversores monitorizan las posibles actuaciones de los bancos centrales en los próximos meses. En este sentido, el presidente de la Fed de St. Louis, James Bullard, ha expresado que estaría a favor de un inicio del tapering a partir de otoño, en línea con las estimaciones de los analistas sí se cumple el escenario económico central. Asimismo, ha añadido que sería partidario de finalizar el proceso de reducción de compra de activos en marzo de 2022, al mismo tiempo que mantiene las previsiones de un crecimiento del PIB de EEUU en 2021 en torno a un 7%.

Así, en la Eurozona, en un contexto marcado por el repunte del IPC estimado de juliohasta un 2,2% anual, las caídas de yield en las referencias a 10 años han superado el umbral del 1 pb en caso del rendimiento del bono alemán (-1,1 pb a un -0,463%) y francés (-1,0 pb a un -0,108%) a 10 años. A su vez, la TIR del bono español a 10 años ha caído 0,5 pb a un 0,265% y la del bono italiano a 10 años 0,4 pb a un 0,619%.

Paralelamente, fuera de la zona monetaria europea, el rendimiento del Gilt británico a 10 años ha caído 0,8 pb hasta un 0,563%.

Asimismo, los movimientos en la curva de tipos de interés estadounidense son más elevados, registrando a cierre de sesión un retroceso de 4,2 pb el Treasury a 10 años a un 1,227%.

Materias primas y divisas (a cierre de sesión europea)

Nuevamente predomina el tono alcista entre el mercado de petróleo, en un contexto en que la cotización del WTI y el Brent se consolida por encima del nivel de 73,5 y 76 dólares por barril, respectivamente.

Todo ello en un contexto en que los casos de coronavirus se incrementan tanto en EEUU como en Asia y partes de Europa, si bien se estima que el avance de los planes de vacunación limitaría la necesidad de instaurar medidas de restricción de la movilidad especialmente exigentes, afectando en menor medida a la demanda de petróleo que otras olas del covid-19.

Por otro lado, los inversores monitorizan la tendencia a la baja de los inventarios de petróleo en EEUU, una vez que tanto los datos del Instituto Americano de Petróleo y la AIE de EEUU mostraron un fuerte descenso de las reservas de barriles en el país norteamericano, lo que podría indicar un repunte de la demanda coincidiendo con la temporada de verano.

En esta coyuntura, el precio del Brent a cierre de sesión europea registra un avance de un 0,29% hasta 76,3 dólares por barril, y el del WTI (de referencia en EEUU) se sitúa en torno a 73,7 dólares por barril (+0,15%).

Por su parte, predomina el rojo entre los metales preciosos, destacando especialmente la caída del platino (-0,72% a 1.056 dólares por onza). Adicionalmente, la plata cae un 0,51% a 25,7 dólares por onza y el oro un 0,15% a 1.825 dólares por onza.

En el mercado de divisas, el cruce eurodólar se mantiene prácticamente estable en torno a 1,188 dólares por euro (-0,05%) a la espera de una mayor visibilidad respecto a la evolución de la situación epidemiológica y de la política monetaria de la Reserva Federal. A su vez, el Dollar Index sube un 0,11% a 92,0 puntos.

Macro

Desempleo en la Eurozona

En junio, la tasa de desempleo estacionalmente ajustada cayó hasta un 7,7% de la población activa en la Eurozona, 0,3 pp inferior al registrado en mayo de un 8%. No obstante, el paro en junio de 2021 fue todavía ligeramente superior al de febrero de 2020, mes anterior al inicio de la pandemia, en el que se registró una tasa de desempleo de un 7,5%.

Paralelamente, la tasa de desempleo juvenil registrada (menores de 25 años) retrocedió a un 17,3% en la zona monetaria, frente a un 17,9% en mayo. Con respecto a junio de 2020, mes profundamente afectado por la crisis sanitaria, el desempleo juvenil se redujo en 110.000 personas.

Inflación en Francia

En julio, según el indicador adelantado, la inflación en Francia se modera a un 1,2% anual, frente a un 1,5% anual registrado el mes anterior.

Un descenso explicado por las rebajas y el menor crecimiento del coste de los servicios, que contrastó con el encarecimiento de los alimentos y la energía.

Inflación en Italia

En julio, según la primera estimación de Istatis, la inflación en Italia aumentó en 1,5 pp hasta un 1,8% anual, frente a un 0,3% anual en el mes anterior.

Un significativo incremento explicado por el aumento de los precios de los productos energéticos regulador de un 29,0%, al mismo tiempo que volvieron a crecer los de alimentos elaborados (+0,4%). Todo ello unido al encarecimiento del coste de los servicios.

Por su parte, la inflación subyacente (excluyendo energía y alimentos no elaborados) alcanza un 0,6% anual, 0,3 pp superior que en junio (0,3% anual).

Ventas minoristas en España

En junio, según el INE, el Índice de Comercio al por menor a precios constantes aumentó un 0,2% frente el mes anterior (vs. 0,0% en mayo), apoyado en la progresiva reapertura de las actividades de consumo social y la aceleración del plan de vacunación.

Eliminado estaciones de servicio registró un avance mensual de un 0,4%. Por productos, alimentación subió un 2,4% y el resto un 0,8% respecto al mes de mayo.

En términos interanuales, las ventas minoristas crecieron un 1,4% respecto a junio de 2020.

Evolución PIB en el 2T de la Eurozona y sus principales economías

PIB de la Eurozona en el 2T

Entre los meses de abril y junio, en un contexto marcado por la aceleración del proceso de vacunación, la mejora de la situación epidemiológica y la progresiva reapertura de las actividades de consumo social, el PIB de la Eurozona y de la UE registró un avance de un 2,0% y un 1,9% respecto al 1T, respectivamente.

De esta forma se confirma, que la UE y la Eurozona han iniciado nuevamente una fase de recuperación tras la doble recesión sufrida en el 1T de este año (-0,1% trimestral en la UE y -0,3% trimestral en la Eurozona).

Por su parte, en términos interanuales la producción aumento un 13,2% en la UE y un 13,7% en la zona monetaria europea respecto al 2T de 2020, marcado por las históricas caídas del PIB ante el impacto inicial de la crisis del covid-19.

Entre sus Estados miembros, que han publicado la primera estimación del PIB del 2T, el mayor repunte trimestral de la producción se registró en Portugal (+4.9%), seguido del de Austria (+4.3%) and Letonia (+3.7%). En contraste fue significativamente inferior en el caso de Lituania (+0.4%) y la República Checa (+0.6%).

Entre sus principales economías, destacó el mayor dinamismo de España (+2,8%) e Italia (+2,7%).

PIB de España en el 2T

En el 2T, según la primera lectura del INE, el PIB español repuntó un 2,8% respecto al trimestre anterior (+3,2 pp frente al 1T), tras la contracción registrada de un 0,4% trimestral entre los meses de enero y marzo.

Una evolución apoyada por el significativo incremento del consumo de los hogares de un 6,6% trimestral (vs. -0,4% en el 1T), mientras que la inversión aumentó su caída a un 1,5% trimestral (vs. -0,8% anterior).

Por su parte, la demanda externa presentó una aportación negativa de 0,5 puntos, 1,1 puntos menor a la del trimestre anterior, ante el mayor crecimiento de las importaciones.

Paralelamente, en términos interanuales el PIB avanzó un 19,8% respecto al 2T de 2020 (vs. -4,2% interanual), cuando se produjo una contracción de la producción de un 21,6% interanual.

Todo ello en una coyuntura en el que las horas trabajadas se incrementaron un 28,8% en términos interanuales, 32,4 pp superior a la del 1T de 2021.

PIB de Alemania en el 2T

Entre los meses de abril y junio, según la primera estimación de Destatis, el PIB de Alemania avanzó un 1,5% respecto al trimestre anterior, frente a la contracción sufrida de un 2,1% en el 1T ante el impacto de las nuevas olas de la pandemia.

Una senda al alza apoyada por el repunte del consumo de los hogares y el aumento del gasto público.

En términos interanuales, la producción aumentó un 9,6% frente al 2T de 2020, trimestre marcado por el primer confinamiento de la población. De esta forma, el PIB se situó un 3,4% por debajo de sus registros del 4T de 2019.

PIB de Francia en el 2T

En el 2T, según la primera estimación del Insee, el PIB de Francia registró un avance de un 0,9% respecto al trimestre anterior, 0,9 pp superior al del 1T (0,0%). Una evolución apoyada por la contribución positiva de la demanda interna, destacando el repunte de la formación bruta de capital (1,1% trimestral) y del consumo de los hogares (0,9% respecto al 1T).

En contraste, el sector exterior contribuyó negativamente al aumentar las importaciones un 1,9% respecto al 1T, frente al incremento de las exportaciones de un 1,5% trimestral.

Esta senda de crecimiento situó los niveles de producción un 3,3% por debajo de sus registros previos a la pandemia (vs. -4.2% en el 2T de 2020 y 1T de 2021).

PIB de Italia en el 2T

Entre los meses de abril y junio, según la primera lectura de Istatis, el PIB de Italia avanzó un 2,7% respecto al trimestre anterior, acelerando su tasa de crecimiento en 2,5 pp tras situarse en un 0,2% en el 1T. Una evolución apoyada tanto por el mayor dinamismo de la demanda interna y del sector exterior. En términos interanuales, la producción creció un 17,3% respecto al 2T de 2020, en que se registró una caída del PIB de un 18,2% interanual ante las medidas de confinamiento de la población por el inicio de la pandemia.

Empresarial

Vinci (Hoy: -1,44%; YTD: +9,65%)

La compañía francesa ha anunciado una facturación en el 1S de 2021 de 22.607,0 millones de €, un 22,3% más que en el mismo período del año anterior. Todo ello en un contexto marcado por la crisis sanitaria.

Por divisiones, el negocio de la energía registró unos ingresos de 7.200,0 millones de €, un 12,0% superior al 1S de 2019. Paralelamente, la facturación de la división de construcción se incrementó en un 7,0% respecto al mismo período de 2019 hasta los 12.200,0 millones de €.

Por otro lado, la inmobiliaria de la compañía francesa facturó 742 millones de €. Finalmente, el negocio de las concesiones de Vinci permanece un 24% por debajo de sus registros del 1S de 2019, al registrar unos ingresos de 2.900 millones de €.

Paralelamente, el resultado bruto de explotación, denominado como Ebitda por sus siglas en inglés, fue de 3.132,0 millones de € en el 1S (+73,7% respecto al 1S 2020).

Finalmente, los beneficios de la empresa francesa entre enero y julio de 2021 alcanzaron 682,0 millones de euros, frente a las pérdidas de 294,0 millones de euros en el mismo período de 2020.

CaixaBank (Hoy: -4,13%; YTD: +19,23%)

La entidad bancaria española ha anunciado un margen de intereses en el 1S de 2021 de 2.827,0 millones de €, un 16,6% más que en el mismo período del año anterior. Paralelamente, han incrementado su margen bruto en un 18,6% interanualmente hasta 4.883,0 millones de €. Todo ello en un contexto marcado por la situación epidemiológica.

Por divisiones, el negocio bancario y seguros registró unos ingresos de 3.876,0 millones de €. Paralelamente, la facturación de la división aseguradora de CaixaBank se incrementó en un 11,6% hasta 359,0 millones de €.

Por su parte, el negocio de participaciones de la compañía española aumentó sus ingresos hasta 210 millones de €, representando un repunte de un 281,0% respecto al mismo período de 2020. Finalmente, la facturación de la división de BPI de CaixaBank se situó en 94,0 millones de €, un 108,0% superior en términos interanuales.

Por otro lado, el número de clientes del banco español alcanzó los 21,0 millones en los 6 primeros meses de 2021, un 36,36% más que en el mismo período de 2020 a causa de su fusión con Bankia.

Paralelamente, el margen de explotación fue de 166,0 millones de euros en el 1S (-90,7% respecto al 1S 2020). Finalmente, los beneficios de CaixaBank entre enero y julio de 2021 alcanzaron 4.181,0 millones de euros (incluyendo los extraordinarios derivados de la fusión con Bankia), frente a 205,0 millones de euros en el mismo período de 2020.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios