www.economiadehoy.es
El mentoring para emprendedores sigue creciendo
Ampliar

El mentoring para emprendedores sigue creciendo

Por Martín Marco
x
noticiaseconomiadehoyes/8/8/22
economiadehoy.es
miércoles 29 de septiembre de 2021, 20:02h
El mentoring -tutoría, en español- consiste en apoyar y animar a las personas a gestionar su propio aprendizaje para que puedan maximizar su potencial, desarrollar sus habilidades, mejorar su rendimiento y convertirse en la persona que quieren ser. id:76315
La pandemia y la transformación digital exigen un ritmo de cambio nunca visto. Y una actualización de conocimientos y habilidades mayor que nunca. En estos momentos contar con el apoyo de un programa de mentoring resulta de gran ayuda.

Un programa formal de mentoring es una relación estructurada, a menudo individual, en un entorno laboral, organizativo o académico. Un programa de mentoring que funcione bien requiere una planificación estratégica y una organización para poner en contacto a las personas, aumentar los conocimientos y desarrollar habilidades para futuros objetivos e hitos.

El mentoring para emprendedores consiste en que una persona con experiencia en el mundo de los negocios está dispuesta a actuar como confidente de confianza durante un periodo de tiempo con el objetivo de asesorar, aconsejar desde una nueva perspectiva, colaborar y ayudar al emprendedor a mantenerse centrado en su objetivo a largo plazo de convertir su empresa en un éxito.

Hay tres tipos de mentoring:

  • Tradicional uno a uno. Un alumno y un mentor se emparejan, ya sea a través de un programa o por su cuenta.
  • A distancia. Una relación de tutoría en la que las dos partes (o el grupo) se encuentran en lugares diferentes o se encuentran online.
  • De grupo. Un solo mentor es emparejado con una cohorte de alumnos.

Las relaciones de mentoría tienen más éxito y repercusión cuando tienen estipulada una estructura de cuatro pasos a seguir durante la fase previa, el principio, la mitad y el final de las mismas:

  • Planificación de la tutoría y búsqueda de un mentor de emprendedores.
  • Reuniones de la fase de iniciación: construcción de la relación y desarrollo del acuerdo de tutoría.
  • Reuniones de la fase intermedia: objetivos de desarrollo y éxito continuado.
  • Finalización de la relación formal: cierre y evaluación.

Lo mejor es que estas fases se desarrollen a lo largo de un período de entre seis y doce meses. La cantidad de tiempo para cada fase variará en función de las necesidades y del estilo personal del mentor y del alumno. A lo largo de las reuniones de mitad de fase, hay que asegurarse de que se realicen análisis y comprobaciones del progreso.

Establezca tres objetivos durante la reunión inicial con su mentor:

  1. Conocer a la persona

Dediquen un tiempo a conocerse, a establecer una relación, a compartir historias profesionales y a explorar lo que puedan tener en común. Reunirse en un lugar que no sea la oficina puede fomentar la conversación en un entorno más relajado y neutral.

  1. Verbalizar la visión y el propósito de la asociación

Una vez más, es importante en el establecimiento de la asociación que las expectativas individuales coincidan. Aproveche esta oportunidad para profundizar en sus motivaciones mutuas, como por ejemplo, por qué quería participar en el proceso de mentoring y qué espera obtener. Hable de sus estilos de aprendizaje y comunicación para que puedan trabajar bien juntos. El alumno debe exponer sus objetivos profesionales, sus puntos fuertes y sus talentos, e identificar las formas en que el mentor puede proporcionarle apoyo. Este es un buen momento para repasar las numerosas funciones del mentor e identificar cuáles son las que mejor apoyan los objetivos de esta asociación específica. Además, hable de la confidencialidad, incluyendo lo que es y no es aceptable compartir con otros. También puede ser una buena ocasión para exponer sus preferencias, límites y manías para entrar en la mentoría con la mayor información posible que garantice el éxito.

  1. Desarrollar el acuerdo de tutoría

Aquí es donde se negocian los acuerdos de tutoría, incluidos los acuerdos sobre los objetivos, las expectativas, la duración de la relación, la confidencialidad, los procesos de retroalimentación y la logística de las reuniones. El alumno debería asumir la responsabilidad de asistir a las reuniones concertadas por el mentor y prepararlas, estableciendo si es apropiado contactar con el otro fuera de las programadas. Estas reglas básicas proporcionan el marco necesario para optimizar la relación.

Por último, el acuerdo económico debe quedar meridianamente claro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios