www.economiadehoy.es

España y Portugal firman un nuevo Memorando de Entendimiento sobre Economía Social ambicioso y prometedor

España y Portugal firman un nuevo Memorando de Entendimiento sobre Economía Social ambicioso y prometedor
Ampliar
jueves 09 de septiembre de 2021, 12:51h
El documento, firmado este miércoles en la Cumbre de Ibérica de Economía Social, define el rol de los consejos nacionales de Economía Social, favorece el intercambio de información para la realización de estadísticas e informes y se compromete al desarrollo de propuestas conjuntas para el impulso de este modelo empresarial en las cumbres iberoamericanas. id:75692
Los gobiernos de España y Portugal han firmado un nuevo Memorando de Entendimiento sobre Economía Social ambicioso y prometedor, con la finalidad de fortalecer los lazos comunes entre ambos países e impulsar este modelo empresarial de manera bilateral entre ambos, así como a nivel internacional.

El documento, que fue firmado este miércoles en el marco de la Cumbre Ibérica de Economía Social, celebrada en Coímbra, presenta varias líneas de actuación. Por un lado, la definición del rol de los consejos nacionales de Economía Social como órganos de consulta e intercambios de experiencias sobre legislación, el Plan de Transformación, Recuperación y Resiliencia, y del Plan de Acción Europeo para la Economía Social. En el caso de España, será el Consejo Económico y Social el órgano encargado de este ámbito.

Otro de los ejes del memorando firmado es el intercambio de información para la realización de estadísticas y la definición de la metodología en la realización de informes. Para ello, se promoverán distintos encuentros en los que participarán los Institutos Nacionales de Estadística de ambos países.

Asimismo, el documento establece la periodicidad bienal para la celebración de la Cumbre Ibérica de Economía Social y se compromete al desarrollo propuestas conjuntas para el impulso de la presencia de la Economía Social en el marco de las cumbres iberoamericanas. Además, a través de este memorándum se ha acordado la creación de un premio ibérico de carácter bianual que reconozca la acción de las empresas de Economía Social y su papel dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Durante el acto intervinieron la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz; la directora general de Trabajo Autónomo, Economía Social y Responsabilidad Social de las Empresas, Maravillas Espín; la Ministra de Trabajo, Solidaridad y Seguridad Social de Portugal, Ana Mendes; así como el presidente de la CASES - Cooperativa António Sérgio para la Economía Social de Portugal, Eduardo Graça; el presidente de CEPES, Juan Antonio Pedreño; y el director general de la Confederación Portuguesa de Economía Social, Francisco Silva, entre otros.

Por su parte, Yolanda Díaz destacó que el memorando “es una oportunidad inédita porque favorece y allana el camino hacia la tan ansiada recuperación económica”. La ministra quiso señalar que “de la mano, con esa voluntad fraterna que nos une, hemos demostrado que nuestra apuesta por la Economía Social es muy seria, pues somos conscientes de que se trata de un modelo fundamental para construir una nueva economía, una nueva vida” y puso el foco en los principios de este modelo empresarial: “igualdad, cohesión social y mejora de las condiciones laborales”.

También hizo referencia a los distintos memorandos que se han ido firmando entre España y Portugal en este ámbito, desde el primero, en 2013, hasta el más reciente, a finales de 2020, ambos firmados en etapas de recuperación tras las dos crisis económicas.

Asimismo, Díaz hizo hincapié en uno de los principales puntos del documento: el fomento de los encuentros de personal investigador en Economía Social entre universidades de ambos países, que contribuirán al intercambio de conocimiento.

Por otro lado, destacó el papel de CEPES como “fundamental para hacernos llegar las demandas del sector de Economía Social y desarrollar y consolidar el papel de este modelo empresarial para la recuperación económica”.

Por su parte, Maravillas Espín subrayó que este documento “supone un hito significativo fomentando la comunicación entre gobiernos de ambos países" y explicó que “tenemos la convicción de que la acción coordinada entre los diferentes agentes administrativos es clave para la definición e impuso de las políticas públicas que han de acompañar este proceso”.

Desde el gobierno de Portugal, Ana Mendes reforzó la idea del compromiso entre ambos países: “Queremos reafirmar la esencia y dinamismo de la Economía Social, con su capacidad para responder y anticipar sobre el terreno las necesidades de la población. Para ello, es esencial reforzar la colaboración entre ambos países. Solo juntos podremos seguir adelante y llegar más lejos” y apuntó la necesidad de este memorando para “la construcción de una Europa social más justa, solidaria, sostenible e inclusiva”.

Asimismo, durante la cumbre se celebró una mesa redonda en la que se debatió sobre el papel de las instituciones educativas en la educación y capacitación para la Economía Social, la cual contó con diferentes expertos del ámbito educativo de las Universidades de Valencia y Coímbra.

EL PAPEL DE LAS ORGANIZACIONES EN FAVOR DE LA ECONOMÍA SOCIAL

El presidente de CEPES, Juan Antonio Pedreño, felicitó a las ministras de Trabajo de España y Portugal “por su incansable trabajo para promover la Economía Social y conseguir una Europa más justa y social” e hizo un repaso a los logros conseguidos por la Economía Social, especialmente en los dos últimos años, tanto a través de la patronal española, CEPES, como del resto de países europeos.

Así, recordó algunos hitos como la declaración de Toledo, de diciembre de 2020, en la que 18 gobiernos de la Unión Europea se comprometieron a priorizar dentro de sus políticas a la Economía Social.

“Nuestro reto es trasladarle a la sociedad todo lo que aporta y significa la Economía Social. Estamos en un momento importante y juntos tenemos que sumar, desde las instituciones, hasta los gobiernos, empresas y organizaciones de la Economía Social, entre otros”, señaló.

Por otro lado, destacó el papel de España y Portugal: “Es importante que trabajemos de manera continuada para dar ejemplo a otros países porque a la hora de legislar o hacer políticas públicas no se puede obviar este modelo empresarial”.

Asimismo, puso en valor los principios de las empresas de Economía Social: responsabilidad con su entorno, priorización del valor de la persona por encima del beneficio máximo, capacidad y mantenimiento de empleo y de fijación de población al territorio, promoción de la cohesión social, de los ODS, de la Agenda 2030 y ejemplo de la incorporación de la mujer en el ámbito laboral.

Además, Pedreño subrayó que la Economía Social es una fórmula “fundamental” de acceso de los trabajadores a la propiedad de la empresa, lo que, aseguró, ha servido para mitigar la pérdida de muchas empresas durante los periodos de crisis. Un dato que aportó es que, en el periodo 2008-2013, la economía española perdió el 20% de puestos de trabajo, mientras que en el ámbito de la Economía Social esa pérdida fue de 6 puntos menos.

Por último, afirmó que “las instituciones europeas saben que, para mejorar la visibilidad, reconocimiento y garantizar la estabilidad de la Economía Social es necesario un ambicioso Plan Europeo dotado económicamente”.

En este sentido, detalló los objetivos del Plan de Acción Europeo de Economía Social propuestas por Social Economy Europe, que se prevé se apruebe en noviembre. Uno de ellos es aprobar una definición europea de Economía Social, así como fomentar un ecosistema para el crecimiento de la Economía Social en Europa y que sirva de ayuda a las empresas para aprovechar recursos y fondos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


+

0 comentarios