www.economiadehoy.es

“Evitar las fluctuaciones en el precio del gas y las energías renovables son la solución para obtener una factura energética más barata y estable”

“Evitar las fluctuaciones en el precio del gas y las energías renovables son la solución para obtener una factura energética más barata y estable”
Ampliar
martes 28 de septiembre de 2021, 12:54h
En este último año no hemos parado de ver información sobre la subida del precio del mercado mayorista en España. id:76245
El mes de agosto cerró con un precio medio de 106 €/MWh, el mes más caro de la historia, después de julio, que también batió el récord que había hasta entonces, con un precio de 92,4 €/MWh, según datos del Operador del Mercado Ibérico de Energía.

Septiembre ha empezado por el mismo camino y mirando un poco más a medio plazo, se espera que hasta el primer trimestre de 2022 siga siendo alto, aunque bajará ligeramente a unos 119 €/MWh. Para hacernos una idea de lo que esto significa, podemos comparar los datos con los del año 2019: los consumidores en la tarifa regulada, o PVPC, pagaron la luz a 23,9 céntimos el kilovatio/hora, incluyendo el IVA y otros gravámenes, según Eurostat.

Pero ¿por qué ha subido tanto el precio del mercado mayorista? Según un informe del Banco de España, el 70% de la fuerte subida de los precios mayoristas de la electricidad en el primer semestre del año ha sido por el aumento de costes de los derechos de emisión de CO2 y por el aumento del precio del gas, materia que emplean las centrales de ciclo combinado.

La institución atribuye cerca de un 20% de este incremento al encarecimiento observado en el mismo periodo en los precios de los derechos de emisión de CO2, cuyo efecto repercute directamente en los costes de generación de la energía eléctrica a través de tecnologías que hacen uso de combustibles fósiles. Pero afirma que la mayor parte de la subida de los precios mayoristas de la electricidad, aproximadamente la mitad, se debe al aumento de los precios del gas en el mismo periodo. Tomando como referencia el índice del precio de esta materia prima en el mercado ibérico, el encarecimiento del gas se habría traducido en un repunte de alrededor de 20,9 €/MWh en el precio mayorista de la electricidad entre diciembre de 2020 y junio de 2021.

Pero este problema no afecta solo a España. También en Europa los precios del gas y de los derechos de emisión de CO2 están pasando factura en los mercados mayoristas. Por ejemplo, en Reino Unido el precio de la electricidad llegó a alcanzar los 3.000 €/MWh, mientras que en Alemania algunos días el precio en el mercado mayorista llegó a triplicar la media de los últimos cinco años. En Italia y Francia, estos precios también se están incrementando. Así que, está habiendo mucho debate en nuestro país, pero no en el resto de los países de nuestro entorno. ¿Por qué es esto? ¿Qué se puede hacer con carácter inmediato? ¿Y a más largo plazo?

El reflejo de las subidas en la factura lo sufren los clientes con contratos indexados al mercado mayorista

“Esta subida en el precio del mercado mayorista a niveles nunca alcanzados en nuestro país tiene un impacto directo en los consumidores que tienen un contrato vinculado a la evolución de este precio. Aquí el grupo principal de clientes lo forman los que tienen la tarifa regulada, o PVPC: cerca de 11 millones de contratos domésticos, pymes e industrias a los que se les trasladan directamente las subidas del precio del mercado”, afirma el Foro para la Electrificación.

“Por el contrario, los clientes que tienen un contrato a un precio fijo no están siendo objeto de estas subidas porque precisamente tienen su precio blindado. Por lo que no sólo no están viendo aumentos en sus facturas, sino que con las últimas medidas fiscales aprobadas por el Gobierno van a pagar menos”, añaden.

“Por tanto, un primer paso es el de cambiar la metodología de esta tarifa regulada y dejar de exponer a un tercio de los clientes a estas fluctuaciones en el precio de los mercados de gas, tal y como sucede en el resto de Europa donde los contratos están vinculados a unos precios más estables y los clientes no están sometidos a estas fluctuaciones”, concluyen.

A mayor aportación de las energías renovables, menor precio en el mercado mayorista

Pero ¿qué soluciones hay a más largo plazo? “Está claro que una de ellas es no depender del gas y utilizar energías renovables. A mayor aportación de las energías renovables, menor precio en la factura de la luz. Las renovables contribuyen a bajar el precio de la electricidad. Si se superponen las gráficas mensuales de generación renovable y la del precio del medio aritmético del pool, se ve que, a mayor contribución renovable, menores precios, y a menor participación renovable, precios mayores”, asegura el Foro para la Electrificación. En esta línea, según el citado informe del Banco de España, los precios más bajos son los que ofertan las centrales nucleares, la hidráulica, las eólicas y las solares.

Pero ¿por qué las renovables pueden contribuir a la bajada de los precios de la luz? Porque producir energía eléctrica con energías renovables es más barato. ¿Y por qué? Porque su coste es menor, no hay que importarla y no depende de la fluctuación del precio de carburantes. Su origen es natural e infinito.

Según el Foro para la Electrificación: “Al ser las más baratas entran las primeras a producir, expulsando a los últimos de la cola, que son los más caros y contaminantes. Así conseguimos un doble beneficio: contaminar menos y ahorrar más”.

El problema es que cuando la demanda no puede ser íntegramente suministrada por las energías renovables y la nuclear, deben entrar las centrales de ciclo combinado, que usan gas, una tecnología más cara que es la que determina el precio del resto. Esto es lo que está pasando y lo que se evitará con la entrada progresiva de más renovables en los próximos años.

Otras actuaciones

“Por la actualidad informativa en torno a la factura energética, el consumidor ahora es más consciente que nunca de la importancia de la electricidad en su vida. La electrificación nos permite avanzar hacia la descarbonización de nuestra economía. En este sentido, contamos con la creación del Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico, con el que el Gobierno quiere dar señales claras de electrificación de la economía, pero todavía no es suficiente. Hasta que no dejemos de depender completamente del gas y de importarlo y produzcamos solo energía eléctrica con las energías renovables que tanto tenemos en España, no evitaremos la exposición continua a la evolución de los precios de los combustibles fósiles”, concluye el Foro para la Electrificación.

En el contexto actual, si lo que se desea es ahorrar en la factura de la luz, sería razonable el aumento del autoconsumo renovable y la creación de comunidades energéticas. El Foro para la Electrificación considera que “es de vital importancia que el consumidor esté involucrado en la consecución de objetivos de electrificación. Para ello, el autoconsumo es la palanca que permite que éste participe activamente a través de la generación, gestión y uso de la energía en el punto de consumo. Por tanto, consideramos importante impulsar sistemas de incentivos fiscales para instalaciones de autoconsumo en todos los municipios españoles”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios