www.economiadehoy.es

Ferrovial y CODESPA llevan agua a 432 familias en Perú

Ferrovial y CODESPA llevan agua a 432 familias en Perú
Ampliar
sábado 05 de diciembre de 2020, 11:52h
Gracias a la alianza entre ambas organizaciones, un grupo de ingenieros de Ferrovial viaja a Contigo Perú para lograr la canalización del agua potable en este asentamiento humano en la región de Huaral, (Perú). id:65918
Hace más de 20 años, llegaron a la región de Huaral, al Norte de Lima, en la costa de Perú, miles de personas procedentes del interior del país. Esperaban encontrar una oportunidad de mejorar sus condiciones de vida. Allí se encuentra el Asentamiento Humano Contigo Perú “Contigo Perú”.

Huaral es ya terreno conocido para CODESPA, pues uno de sus equipos está establecido en la zona, siguiendo un modo de trabajar propio de esta ONG. Su labor allí consiste en favorecer el desarrollo autóctono de negocios, formando futuros emprendedores y fomentando “grupos de ahorro y crédito”, cuyo éxito radica en la suma de pequeñas aportaciones mensuales de los participantes. En 2019, se propusieron abordar también un problema antiguo: la canalización de agua potable para el acceso en los hogares. La red había sido comenzada, abandonada, y completada de manera artesanal por la propia población, con un resultado precario. Gracias a la alianza con Ferrovial, un grupo de profesionales con altísima capacidad técnica y estratégica podrían cambiar las vidas de cientos de familias. Para lograrlo, trabajarían en Contigo Perú durante 15 días en el marco del programa de Voluntariado Corporativo.

Afán de aprender

El ingeniero Carlos Fuertes es técnico de recursos corporativos e innovación en Ferrovial, además de profesor de ICAI y socio fundador de una start-up dedicada a la movilidad. Si le preguntas por Perú, se le ilumina la cara: “Desde que me subí al avión en Barajas aquel 4 de noviembre de 2019, estaba deseando llegar. El compromiso hacia el proyecto era pleno y las ganas de ayudar infinitas”.

El equipo de Ferrovial lo formaban cinco profesionales. Durante los primeros momentos en tierras peruanas les acompañó también Ricardo Navas Hernández, responsable de programas de RSC en Ferrovial. Gran parte de la labor de esos días consistiría en aportar conocimientos para el diseño final de las obras de rehabilitación del acueducto y la correcta gestión del agua: captación, almacenamiento y distribución. Ya desde el principio intuyeron que en ese aspecto de la misión tendrían éxito: “Las primeras reuniones fueron muy gratificantes: se veía el afán de trabajar y la voluntad de aprender”, comenta Carlos. Sara Cembrano, arquitecto técnico, jefa de obras en Ferrovial, también quedó gratamente sorprendida por “la acogida de la población y del equipo CODESPA”.

En esos días también diseñaron como estrategia fundamental del proyecto el redimensionamiento de la instalación, pero les supo a poco. “La aportación que pudimos hacer en 15 días es casi simbólica –dice Paco Brotons, ingeniero de caminos y Project Controls en Ferrovial–, pero globalmente se trata de una gran contribución para la gente de allí, material y moralmente”.

Confianza imbatible en las personas

Aquel viaje sentó los cimientos de un proyecto de gran magnitud, que culminará a finales de 2021, con una fase II de rehabilitación del acueducto del asentamiento humano “El Ángel”. Sin embargo, hay otro “recurso” difícil de cuantificar: la confianza imbatible en las personas, en su capacidad de ser protagonistas de su desarrollo. Esta convicción es marca de la casa de CODESPA, compartida plenamente por los voluntarios de Ferrovial. Lo que quizás no preveían al dejar Huaral es el impacto que ellos mismos habían recibido. Paco Brotons, ingeniero de caminos y Project Controls en Ferrovial, lo tiene grabado a fuego: “Aquella gente es feliz, y sale adelante con muy poco. Yo, con una décima parte de lo que ellos soportan me hubiera derrumbado. De Huaral me traje una mayor visión de la vida”. Carlos Fuertes se expresa en la misma línea: “Mi recuerdo más valioso de ese viaje es el cariño de las personas, sus valores y lo que aprendí de ellos en esas dos semanas. Por eso quiero dar las gracias a Ferrovial, a los compañeros de viaje, a la Fundación CODESPA y a los habitantes de la zona, por todo lo que crecí como persona durante esas dos semanas”.

Rafa Díez, que participó como Project Manager por parte de CODESPA, aporta los datos más recientes: “El proyecto “Contigo Perú” está concluyendo ahora y ha sido posible también gracias a la financiación de Ferrovial. Con los trabajos de rehabilitación y equipamiento de agua, hemos conseguido que más de 1.000 familias tengan acceso seguro a agua potable. Con la formación impartida a la Junta Comunitaria de gestión del acueducto durante todo este tiempo, podemos garantizar la durabilidad de la inversión, gracias al buen mantenimiento y la sostenibilidad de la red”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios