www.economiadehoy.es

Indra aumentó su cartera un 12% y su contratación un 8% en el primer trimestre de 2020, en un entorno marcado por el inicio del Covid-19

Indra aumentó su cartera un 12% y su contratación un 8% en el primer trimestre de 2020, en un entorno marcado por el inicio del Covid-19
Ampliar
domingo 24 de mayo de 2020, 10:38h
Las prioridades de Indra ante la pandemia son proteger la salud de sus empleados, garantizar el servicio a sus clientes y preservar la sostenibilidad y competitividad de la compañía en el largo plazo. id:58893
Fernando Abril-Martorell, Presidente Ejecutivo de Indra: “Los resultados del primer trimestre de 2020 vienen marcados por el inicio del COVID-19. Este nuevo entorno está comenzando a tener un impacto profundo en la economía global y por tanto en el comportamiento y decisiones de nuestros clientes, con un impacto desigual en los mismos según el tipo de actividad en que se encuadran. La profundidad y duración de dicho impacto es todavía incierta y, por tanto, difícil de cuantificar y aunque en el primer trimestre de 2020 ha sido muy limitado, prevemos que afecte en mayor medida a los resultados de Indra en los próximos trimestres.

Las prioridades de Indra ante esta nueva situación son proteger la salud de nuestros empleados, garantizar en todo momento el servicio a nuestros clientes y preservar la sostenibilidad financiera y competitividad de Indra en el largo plazo.

Muchos de nuestros clientes operan en actividades críticas para afrontar las consecuencias de la pandemia y los confinamientos (Administraciones Públicas, sanidad, eléctricas, telecomunicaciones, banca, defensa y ciberseguridad, etc..). Estamos garantizando la prestación de todos estos servicios esenciales de nuestros clientes gracias a nuestras capacidades tecnológicas, una situación para la que ya estábamos preparados desde hace tiempo y que además hemos ampliado y reforzado en las semanas previas al COVID-19.

Al mismo tiempo, estamos dedicando todos los recursos y capacidades disponibles a la protección de nuestros empleados en todos los países, a través del trabajo en domicilio y de medidas de higiene y materiales de protección en todas nuestras fábricas y centros donde la actividad presencial es imprescindible. Más del 90% de la plantilla está trabajando desde su domicilio desde la segunda semana de marzo. Me gustaría agradecer el enorme esfuerzo que todos nuestros profesionales están realizando durante este momento tan difícil.

Preservar la sostenibilidad de Indra en este entorno cuyo impacto y duración son desconocidos es una prioridad absoluta. Para ello, hemos puesto en marcha planes de contención de costes e inversiones y hemos tomado medidas para reforzar aún más la liquidez y el balance de la compañía. Indra afronta este período partiendo de la sólida posición financiera que ya teníamos a cierre de 2019 y que hemos conseguido reforzar aún más durante el primer trimestre de 2020.

El impacto del COVID-19 en nuestros resultados del primer trimestre de 2020 ha sido muy limitado y corresponde sólo a algunas semanas del mes de marzo, y se concentra en el negocio de Transporte y Defensa, en forma de retrasos en algunos proyectos, que se están produciendo principalmente por la postergación en la toma de decisiones de algunos de nuestros clientes y la dificultad de realizar pruebas y entregas en proyectos internacionales por la imposibilidad de viajar. La imposibilidad de realizar certificaciones de hitos retrasa el reconocimiento de ingresos y margen de los proyectos, ya que se contabilizan por el método de reconocimiento de hitos. A esto se une la menor operatividad de las fuerzas de ventas en este entorno y el deterioro macroeconómico que repercute en el precio del petróleo y la depreciación de las monedas de muchos de los países donde operamos.

A pesar de este entorno, la positiva inercia comercial de Indra se mantiene, con comportamientos muy positivos de la cartera y la contratación, lo que esperamos ayudaría a la recuperación una vez finalizada la crisis. La cartera creció un 12% en el primer trimestre de 2020 frente al mismo período de 2019 y vuelve a alcanzar otro nuevo máximo histórico, y la contratación crece un 8% con aumentos tanto en Minsait como en Transporte y Defensa.

Los ingresos reportados se mantienen prácticamente estables, reflejando por un lado el buen momento en Minsait (crecimientos del 4%), así como el impacto de los retrasos mencionados en algunos proyectos de Transporte y Defensa (caída de ingresos del 7%).

El EBIT del primer trimestre de 2020 descendió en 19 millones de euros frente al primer trimestre de 2019, con toda la caída concentrada en el negocio de Transporte y Defensa, por la periodificación y los retrasos del Eurofighter y otros proyectos significativos de la división ya mencionados. Por su parte, Minsait logró mantener un EBIT muy similar al del primer trimestre de 2019.

La generación de caja se comportó de forma positiva, mejorando en 49 millones de euros la cifra reportada en el primer trimestre de 2019.

El impacto, duración y ámbito de la crisis sanitaria y económica es muy difícil de estimar en estos momentos. En consecuencia, todos los objetivos del guidance 2020 quedan suspendidos y posponemos la decisión sobre la vuelta al pago de dividendo, prevista anteriormente para este ejercicio 2020.

En resumen, a pesar de la incertidumbre y falta de visibilidad para el resto del ejercicio en este entorno marcado por el COVID-19, los resultados del primer trimestre de 2020 muestran la prolongación de la inercia comercial de Indra con la mejora de la cartera y el crecimiento de la contratación, y la buena posición financiera que asegura que la sostenibilidad y las buenas perspectivas de Indra en el largo plazo siguen siendo favorables.”

La cartera se situó en su nivel histórico más alto y alcanzó los 4.800 millones de euros en el primer trimestre de 2020, presentando un crecimiento del 12,0% en términos reportados. La cartera de la división de Transporte y Defensa (T&D) ascendió a 3.100 millones de euros y la de Minsait a 1.700 millones, con crecimientos del 13,6% y del 9,5%, respectivamente. La ratio conjunta de cartera sobre ventas de los últimos doce meses también alcanzó su nivel histórico más alto y se situó en 1,50 veces (frente a 1,37 veces en el primer trimestre de 2019).

La contratación neta en el primer trimestre de 2020 aumentó un 10,4% en moneda local (un 7,6% en reportado), con un comportamiento positivo en ambas divisiones, si bien durante las últimas semanas Indra está observando retrasos en la contratación debido a la pandemia:

  • La contratación en la división de T&D en el primer trimestre de 2020 creció un 10,0% en moneda local (un 9,0% en reportado), impulsada por Transporte y Tráfico, con crecimientos tanto en el segmento de Tráfico Aéreo (Enaire y Programas Europeos) como en el de Transportes (proyectos de transporte urbano en España y Kuwait).
  • La contratación en la división de Minsait en el primer trimestre de 2020 aumentó un 10,5% en moneda local (un 7,2% en reportado), con todos los verticales presentando crecimiento, destacando especialmente Telecom y Media y Administraciones Públicas, ambos en la región de América.

Los ingresos en el primer trimestre de 2020 crecieron un 1,7% en moneda local (estables en reportado), impulsados por la división de Minsait:

  • Los ingresos de la división de T&D en el primer trimestre de 2020 disminuyeron un 6,5% en moneda local, afectados por la caída de Defensa y Seguridad (disminución del 17,9% en moneda local), como consecuencia de la menor actividad en Defensa Electrónica (España), Simulación, la peor comparativa trimestral por la periodificación y retraso del Eurofighter, así como por retrasos por el COVID-19. En sentido positivo, las ventas de Transporte y Tráfico aumentaron un 4,5% en moneda local, impulsadas por el segmento de Transportes (proyecto T-Mobilitat de transporte urbano en España).
  • Los ingresos de la división de Minsait en el primer trimestre de 2020 aumentaron un 6,4% en moneda local (un 3,9% en reportado), con tres de los cuatro verticales presentando crecimiento, y destacando Telecom y Media y Servicios Financieros. Sólo Administraciones Públicas y Sanidad presentó descenso de ingresos, tanto en España como en América.
  • El tipo de cambio contribuyó negativamente con -13 millones de euros en el primer trimestre de 2020.

Los ingresos orgánicos (excluyendo la contribución inorgánica de SIA y el efecto del tipo de cambio) descendieron ligeramente (un 0,5%). Destaca el crecimiento orgánico registrado en la división de Minsait (del 2,9%).

La contribución de los servicios digitales fue de 125 millones de euros (26% de las ventas de Minsait), lo que supone un crecimiento del 18,9% con respecto al primer trimestre de 2019, principalmente impulsado por la contribución inorgánica de la compañía SIA de ciberseguridad, adquirida el 31 de diciembre de 2019.

El EBITDA en el primer trimestre de 2020 se situó en 51 millones de euros frente a los 70 millones del primer trimestre de 2019, lo que supone un descenso del 27,7%:

  • El EBITDA en el primer trimestre de 2020 de la división de T&D se situó en 24 millones de euros frente a 41 millones en el primer trimestre de 2019, con descensos tanto en Defensa y Seguridad como en Transporte y Tráfico.
  • El Margen Operativo en el primer trimestre de 2020 de la división de Minsait alcanzó 16 millones de euros frente a 13 millones en el primer trimestre de 2019, equivalente a un margen del 3,2% en el primer trimestre de 2020 frente al margen del 2,7% del mismo período del año anterior. Destaca la mejora de la rentabilidad en Servicios Financieros y en Energía e Industria.

El total de los costes de reestructuración de la plantilla ha sido de -8 millones de euros en el primer trimestre de 2020 frente a -6 millones en el primer trimestre de 2019.

El EBIT en el primer trimestre de 2020 se situó en 19 millones de euros frente a 39 millones en el mismo período de 2019 (equivalente a un margen del 2,6% frente a 5,2% en el primer trimestre de 2019), principalmente por la caída del EBIT de la división de T&D, especialmente por la periodificación y retrasos del Eurofighter y en menor medida por los retrasos causados por el COVID-19 en algunos proyectos significativos.

El Resultado Neto del Grupo se situó en 6 millones de euros, frente a 18 millones en el primer trimestre de 2019.

El Flujo de Caja Libre en el primer trimestre de 2020 mejoró en 49 millones de euros con respecto al mismo período de 2019, y se situó en -59 millones de euros, frente a -108 millones en el primer trimestre de 2019. El FCF del primer trimestre de 2020 se ha visto afectado por la estacionalidad del capital circulante, así como por retrasos en algunos proyectos de T&D, principalmente por el COVID-19.

La Deuda Neta alcanzó los 633 millones de euros, frente a 552 millones en 2019. La ratio de Deuda Neta/EBITDA en los últimos doce meses (excluyendo el impacto de la NIIF 16) se situó en 2,2 veces en el primer trimestre de 2020, frente a 1,9 veces en el primer trimestre de 2019 y 1,8 veces en 2019.

Los objetivos de 2020 (guidance) quedan suspendidos por la situación desencadenada por el COVID-19.

Al cierre del primer trimestre de 2020, la plantilla final estaba formada por 49.998 empleados, lo que supone un crecimiento del 9% frente al primer trimestre de 2019. La plantilla media en el primer trimestre de 2020 frente al mismo período del año anterior aumentó un 12%. La mayor parte del crecimiento de la plantilla respecto al primer trimestre de 2019 tuvo lugar en el segundo y tercer trimestre de 2019 y se produjo en la división de Minsait (cerca del 90% del incremento total de la plantilla), por varios proyectos de BPO muy intensivos en personal (principalmente en Latinoamérica).

La plantilla final en el primer trimestre descendió un 1% (351 empleados menos) respecto al cierre de diciembre de 2019.

Otros acontecimientos del trimestre

El 21 de enero, Indra anunció su inclusión en el Índice Bloomberg Gender-EqualityIndex (GEI) 2020, que reconoce a las compañías líderes en materia de transparencia relativa a cuestiones de género y promoción de la igualdad y la diversidad, entre 6.000 empresas de 84 países y regiones de todo el mundo. Tan solo quince empresas españolas forman parte de este índice de referencia en diversidad a nivel mundial.

El 3 de febrero, Indra fue reconocida por “TheSustainabilityYearbook 2020”, el informe anual más importante de este ámbito a escala mundial, como una de las líderes mundiales en sostenibilidad mejor posicionadas de su sector para afrontar los retos económicos, sociales y medioambientales futuros.

El 12 de febrero, Indra creó su filial de medios de pago “MinsaitPayments” para potenciar su capacidad de crecimiento. Esta filial agrupa todos los productos, soluciones y servicios de medios de pago de la compañía, con el objetivo de incrementar su agilidad comercial, potenciar la innovación, aplicar un mayor enfoque en la gestión y lograr una mayor flexibilidad estratégica y los más de 1.000 profesionales especializados en medios de pago de Minsait en España, Estados Unidos, República Dominicana, Chile, Perú, Brasil, México y Colombia.

El 27 de marzo, Indra comunicó el inicio de la negociación con la representación legal de los trabajadores para presentar un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y una Reducción Salarial para hacer frente al negativo impacto del COVID-19 en sus ingresos. Ambas medidas tendrían una duración de tres meses.

Otros acontecimientos posteriores al cierre del trimestre

El 3 de abril, Indra decidió retirar su propuesta de presentar un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y una Reducción Salarial y mantendrá abierto un canal de comunicación con la representación de los trabajadores en España para compartir la evolución de las estimaciones de la empresa, en la confianza de que en el momento que sea necesario apoyen las decisiones que se deban tomar. El Consejo de Administración, el Presidente, los Consejeros Ejecutivos y la Alta Dirección sí se aplicarán la rebaja salarial temporal que había sido propuesta.

Los ingresos de la división de T&D en el primer trimestre de 2020 disminuyeron un 7% en moneda local, afectados por la caída de Defensa y Seguridad (de un 18% en moneda local), principalmente como consecuencia de la menor actividad en el ámbito de Defensa Electrónica (España), Simulación, y la peor comparativa trimestral por la periodificación y retraso del Eurofighter. En sentido positivo, las ventas de Transporte & Tráfico aumentaron un 4% en moneda local, impulsadas por el segmento de Transportes (proyecto T-Mobilitat de transporte urbano en España).

La contratación en la división de T&D en el primer trimestre de 2020 creció un 10% en moneda local, impulsada por Transporte y Tráfico, con crecimientos tanto en el segmento de Tráfico Aéreo (Enaire y Programas Europeos) como en el de Transportes (proyectos de transporte urbano en España y Kuwait).

La ratio de cartera sobre ventas de los últimos doce meses mejoró hasta 2,61 veces frente a 2,25 veces en el primer trimestre de 2019. De igual forma, la ratio book-to-bill de contratación sobre ventas creció hasta 1,09 veces frente a 0,92 veces en el primer trimestre de 2019.

Las ventas de la división de Minsait en el primer trimestre de 2020 aumentaron un 6% en moneda local (un 4% en reportado), con tres de los cuatro verticales presentando crecimiento. Destacan los crecimientos de doble dígito en moneda local de Telecom y Media y de Servicios Financieros. Administraciones Públicas y Sanidad descendió un 3% en moneda local.

Excluyendo la contribución inorgánica de SIA (compañía de ciberseguridad adquirida el 31 de diciembre de 2019) y el efecto del tipo de cambio, la división de Minsait habría crecido un 3%.

La contribución de los servicios digitales fue de 125 millones de euros (26% de las ventas de Minsait), lo que supone un crecimiento del 19% con respecto al primer trimestre de 2019, principalmente impulsado por la contribución inorgánica de la compañía SIA.

La contratación en la división de Minsait en el primer trimestre de 2020 aumentó un 11% en moneda local (un 7% en reportado), con todos los verticales presentando crecimiento. Destacan especialmente Telecom y Media y Administraciones Públicas en la región de América.

La ratio de cartera sobre ventas de los últimos doce meses mejoró hasta 0,86 veces frente a 0,82 veces en el primer trimestre de 2019. La ratio book-to-bill de contratación sobre ventas también mejoró y se situó en 1,54 vecesfrente a 1,49 veces en el primer trimestre de 2019. 

Análisis por regiones

Por geografías, destacan los crecimientos en los ingresos de América (del 6% en moneda local; suponiendo el 21% de las ventas totales), España (del 3%; 53% de las ventas totales) y Europa (del 1% en moneda local; 18% de las ventas totales). En cambio, las ventas descendieron un 14% en AMEA (8% de las ventas totales), por el retroceso del vertical de Transporte y Defensa.

En Latinoamérica Indra todavía no ha visto el impacto del COVID-19, aunque cree que llegará con dos o tres semanas de retraso con respecto a Europa.

La contratación presentó un fuerte crecimiento en América (aumento del 36% en moneda local), España (crecimiento del 9% en moneda local) y AMEA (incremento del 10% en moneda local). Sin embargo, la contratación disminuyó en Europa (un 15% en moneda local), por el difícil comparable con el mismo periodo del año anterior, en el que se firmaron algunos contratos relevantes de Simulación y Defensa para Reino Unido.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios