www.economiadehoy.es
Kit de supervivencia para aprender a leer la factura de luz y no pagar de más
Ampliar

Kit de supervivencia para aprender a leer la factura de luz y no pagar de más

martes 27 de octubre de 2020, 14:01h
El desconocimiento, unido a tasas y apartados complejos, representan muchas dificultades para la mayoría de los usuarios. Conocer el mercado y el consumo eléctrico permite evitar sobreprecios, ahorrar y alcanzar la eficiencia energética. id:64477
Algo tan familiar y cotidiano como pagar las facturas de nuestro hogar puede resultarnos totalmente ajeno a la hora de interpretarlo. Si os pusierais a leer ahora vuestra factura de luz, ¿entenderíais la terminología e indicadores que en ella aparecen? Gran parte de los consumidores no sabe cómo funciona el mercado eléctrico, ni en qué se va cada euro destinado al consumo. Por eso Lucera, compañía eléctrica que apuesta por la eficiencia real con energía 100% verde, ofrece unos consejos prácticos para que los usuarios sean más eficientes y ahorren a final de mes.

Este desconocimiento, unido a tasas y apartados complejos, representan muchas dificultades a la hora de comprender la factura de la luz, volviéndola ilegible para la mayoría de los usuarios. Según datos del Panel de Hogares de la CNMC de diciembre de 2019 un 14% de los hogares que cambió de oferta de electricidad no vio cumplidas las ventajas ofertadas y un 8% de los que cambiaron de contrato detectaron en su factura costes adicionales que no tenían conocimiento de haber contratado. Entonces, ¿por dónde empezar para evitar sobreprecios?

  • Conocer el mercado: Este punto es fundamental ya que al saber en qué mercado se encuentra nuestro contrato podremos tomar decisiones inteligentes que nos ayuden a ahorrar en la factura. En España existen dos mercados eléctricos: el regulado y el libre. La mayoría de los usuarios desconoce en qué mercado está y es por esto que muchas compañías aprovechan para hacer ofertas engañosas, cambios de tarifa innecesarios y otros trucos para ganar más.

Las comercializadoras del mercado regulado (grandes eléctricas de referencia conocidas) ofrecen únicamente la llamada tarifa PVPC, un precio que tiene una parte fija (los peajes), que marca el Gobierno, y otra variable que se establece cada día en el denominado ‘pool eléctrico’. En el caso de que el usuario tenga la posibilidad de acogerse al Bono Social, sin duda lo mejor es optar por esta opción. Además, los usuarios deben tener también en cuenta que muchas de las comercializadoras más conocidas tienen empresas en el mercado regulado y el libre, por lo que deberán saber en qué mercado están con el nombre de la compañía que aparezca en su factura.

También, están las comercializadoras del mercado libre que pueden ofrecer el precio que deseen, además de descuentos, ofertas y servicios extras. Existen muchos tipos de compañías que pueden ir desde ofrecer tarifas con precios fijos en las que la energía tiene siempre el mismo precio y evitas las subidas y bajadas; las tarifas planas en las que todos los meses pagas lo mismo pero a final de año tienes una regularización si has pagado menos de lo que te correspondería; o por último tarifas a precio de coste, es decir, mismo precio que el mercado regulado más una pequeña cuota mensual (el margen de la compañía). Hay que conocer todas estas tarifas para valorar qué se adecua más a tus necesidades y, además, hay que remarcar que las compañías de mercado libre más emergentes suelen ofrecer sólo energía renovable.

  • Potencia contratada: se refiere a la cantidad de electrodomésticos que se pueden encender al mismo tiempo, en función de la potencia en kilovatios (kW) que tenga cada uno (por ejemplo, un secador de pelo ronda los 2-2,5 kW). Es un coste fijo que se repetirá idéntico mes a mes, aunque el consumo de energía sea de 0 kWh.

Es uno de los elementos que más encarecen la factura eléctrica. Si se supera la potencia, ‘saltarán los plomos’ pero también es posible que hayamos contratado de más y no estemos utilizando toda esa potencia, y es aquí donde está el potencial de ahorro.

  • Consumo eléctrico realizado: se mide en kW/h (kilovatios hora) y su coste en el mercado libre es variable, donde el precio de la energía lo fija el mercado y cambia mes a mes. En general, los contratos en los que la compañía eléctrica ofrece la energía a un precio fijo durante todo el año suelen llevar un margen comercial, por lo que a largo plazo los usuarios ahorran más con una tarifa variable, como el PVPC, que con un precio fijo.
  • Alquiler de contador: el contador eléctrico sirve para medir el consumo de energía eléctrica de cada casa y, sea digital o analógico, es propiedad de la distribuidora y tiene un precio regulado en función del modelo instalado. El alquiler de un contador digital para una instalación monofásica (los más habituales) ronda los 0,81 €/mes y también aparece desglosado en el recibo eléctrico.
  • Impuesto por la electricidad: viene marcado por el Gobierno y supone el 5,11% de tu consumo total. Es decir, se aplica tras sumar el importe de la potencia contratada y la energía consumida. Además, muchos usuarios desconocen que en todas las facturas también se incluyen incentivos a las energía renovables o compensaciones para los sistemas fueras de la península.

Además, es fundamental comprobar a qué se deben estos gastos extras que está cobrando la compañía, ya que suelen aumentar mucho la factura y en la mayoría de los casos son innecesarios. En el caso de que en la factura aparezcan otros cobros adicionales como seguros de pagos, servicios de urgencia, mantenimiento de las instalaciones, etc., significa que tenemos contratado algo más que el suministro.

Resulta fundamental entender la factura eléctrica ya que al hacerlo los usuarios podrán conocer su consumo energético de forma sencilla y tomar decisiones que les ayuden a ahorrar. Para eso hemos desarrollado herramientas como nuestra calculadora de ahorro, la cual analiza millones de datos de consumo de nuestros clientes y permite descubrir cuánto podemos ahorrar en la factura de la luz y otras medidas que les permitirán alcanzar la eficiencia energética”, afirma Jesús Miñana, director general de Lucera.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios