www.economiadehoy.es

La crisis en Cataluña y su impacto negativo

Pablo Gil, jefe de estrategia de XTB para España y Latinoamérica.
Pablo Gil, jefe de estrategia de XTB para España y Latinoamérica.
martes 22 de octubre de 2019, 09:42h
Nuestro mayor riesgo es convertir una situación de emergencia coyuntural en un problema estructural. id:51134
Lo que comenzó como unas manifestaciones pacíficas, con las que parte de los ciudadanos catalanes mostraron su rechazo a la sentencia del Tribunal Supremo, ha dado paso durante varios días a altercados violentos en las principales ciudades catalanas y, muy en especial, en Barcelona.

Pablo Gil, jefe de estrategia de XTB para España y Latinoamérica, indica que “este tipo de actos tiene dos impactos claramente negativos. Por un lado, en la imagen que trasladamos de España hacia la comunidad internacional. Y, por otro lado, en las repercusiones económicas directas que se derivan de la situación actual: inversión extranjera, turismo y empleo. Como es lógico, hay una relación directa entre la duración de la crisis actual y el impacto negativo en la economía y en nuestra imagen. Nuestro mayor riesgo es convertir una situación de emergencia coyuntural en un problema estructural. Por desgracia ya estamos empezando a cosechar los efectos adversos de esta crisis que dura años”.

El PIB catalán alcanzó los 231.000 millones en 2018, lo que supone el 19% de la generación de riqueza española. Sin embargo, desde que comenzó el 'procés' la economía catalana ha ido sufriendo los efectos negativos derivados de la incertidumbre actual en varios frentes: menor inversión extranjera directa (IED), que registra caídas superiores al 11% durante 2018, la desaceleración en el sector turístico, que representa en torno al 12% sobre el total del PIB en Cataluña, el cambio de sedes de más de 2000 empresas que se han marchado a otras autonomías y, como es lógico, el impacto negativo en el PIB catalán, que ha pasado de liderar el crecimiento en España, a crecer tres décimas por debajo de la media española.

Pablo Gil también destaca que “el impacto en el empleo se ha empezado a notar. Desde que comenzó el “procés”, Cataluña ha pasado de ser el motor de empleo nacional a situarse por debajo de la media. En los últimos años el desempleo en Cataluña se ha reducido un 11.27% y, si bien es cierto que el dato es positivo, no lo es tanto cuando lo comparamos con las reducciones de desempleo a nivel nacional del 12.08% en ese mismo periodo”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios