www.economiadehoy.es

La flexibilización de los talleres en la sociedad de la inmediatez

La flexibilización de los talleres en la sociedad de la inmediatez
Ampliar
lunes 17 de mayo de 2021, 08:30h
Son tiempos convulsos, para casi todo. Antes de la pandemia se venía asistiendo a un progreso constante, por la tecnología y la digitalización. Ahora, sin embargo, con el coronavirus parece que todo se ha frenado en seco con la única prioridad de avanzar en el plan de vacunación para retomar la vieja normalidad – nadie quiere la nueva por más que se intente vender. id:71738

En cualquier caso, muchas de las actitudes de esta sociedad efervescente se mantienen, reinando la inmediatez. Esta hace que todo – cualquier cosa - se quiera resolver cuanto antes y, si puede ser, en tiempo real. Por eso hasta el taller tradicional se ha convertido a esto, en un taller móvil para poder desplazarse y dar este servicio.

El taller en tiempo real, un plus en servicio

Durante el confinamiento del año pasado, muchos vehículos se quedaron parados durante casi tres meses y congeladas también las ITV. Una vez se retomó la actividad, los talleres vieron una avalancha de clientes por distintos motivos, desde cambio de baterías hasta bombillas que han perdido su intensidad por el sol.

En este maremágnum de peticiones y, en muchos casos, sin espacio ni capacidad para poder coger más coches, la solución de furgoneta taller que se desplace al domicilio de los clientes sirve para avanzar y dar servicio.

En este sentido, los talleres suelen tener una cierta clientela fiel por varios motivos. Unos de estos motivos podrían ser de carácter personal y tiene que ver con el trato, la honestidad y la empatía. Por otro lado, está la profesionalidad, la búsqueda de la mejor solución posible para el problema y el tiempo que se tarde en encontrarla y en ejecutarla. Otro factor que no hay que desechar es el precio.

Estas variables hacen un tándem perfecto y equilibrado y permitirán no sólo repetir, si no recomendar a otros profesionales, algo que redundará en la actividad económica y los resultados del taller.

El equipamiento de furgonetas como ventaja competitiva

Además de los servicios tradicionales, ofrecer un plus con una furgoneta móvil siempre puede ser un punto positivo que sirve para marcar la diferencia y, sobre todo, ayudará a aumentar la satisfacción del cliente a la hora de reducir los tiempos de ejecución y evitar también su desplazamiento.

Equipar una furgoneta para este tipo de actividades no es difícil si se cuenta con profesionales que se encargan de hacerlo. Desde estanterías y cajoneras hasta plataformas extraíbles y rampas de carga o descarga…todo es posible. Elegir un revestimiento u otro dependerá de las necesidades con las que se encuentren, no sólo en cuanto a talleres de coches, también para resolver otra clase de incidencias.

En este tipo de servicios habrá temas que no se pueden resolver con el taller móvil y se tenga finalmente que acudir a la sede, pero todo aquello que sí se pueda resolver fácilmente supondrá una ventaja para el cliente. Un cliente que quiere cada vez más soluciones en tiempo real, eficientes y sencillas.

Con esta tendencia no significa que los talleres tradicionales vayan a desaparecer, pero sí que se van a flexibilizar saliendo de esa estructura encorsetada que siempre han tenido, adaptándose a los nuevos tiempos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios