www.economiadehoy.es
La Fundación PwC desarrolla un proyecto blockchain para facilitar el acceso a las familias al Bono Social Eléctrico

La Fundación PwC desarrolla un proyecto blockchain para facilitar el acceso a las familias al Bono Social Eléctrico

miércoles 15 de septiembre de 2021, 13:31h
La Fundación PwC ha impulsado, en colaboración con Iberdrola, Cruz Roja, la FNMT-RCM, el Ayuntamiento de Bilbao y el Servicio Vasco de Empleo, una solución tecnológica con el objetivo de maximizar el número de familias que pueden acceder al Bono Social Eléctrico, facilitar y simplificar la tramitación de las peticiones y evitar un posible fraude en la concesión de ayudas. id:75880
La Fundación PwC ha liderado, en colaboración con Iberdrola, Cruz Roja, la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre – Real Casa de la Moneda (FNMT-RCM), el Ayuntamiento de Bilbao en el área de acción social y LANBIDE, Servicio Vasco de Empleo, un proyecto piloto que, valiéndose de la tecnología blockchain, permite gestionar, de forma ágil y sencilla, tanto la identificación de los beneficiarios del Bono Social Eléctrico, como la tramitación de las solicitudes. Todo ello en un contexto en el que el volumen de familias afectadas por una situación de vulnerabilidad está creciendo de manera relevante como consecuencia de la pandemia. El proyecto ha sido presentado hoy en un acto que ha contado con la participación de los responsables de todas las compañías implicadas.

En 2018, el Ministerio para la Transición Ecológica cuantificaba en un millón de hogares los beneficiarios del Bono Social Eléctrico, si bien un gran número de familias no se están beneficiando de estas ayudas por desconocimiento o por la dificultad del proceso que hay que seguir para solicitarlas.

PwC, tras identificar y analizar la complejidad de la tramitación administrativa, ha puesto en marcha una solución piloto con el triple objetivo de maximizar el número de familias que pueden acceder al descuento, facilitar y simplificar al máximo el procedimiento a realizar por parte de los posibles beneficiarios y evitar un posible fraude en la concesión de estas ayudas.

La iniciativa ha contado con la participaciónactiva de Cruz Roja, como enlace entre los colectivos vulnerables; Iberdrola, como comercializadora de referencia; y la FNMT-RCM, como referente en Identidad y Certificados Digitales, que ha tenido un doble rol, como habilitador técnico gracias a su infraestructura de primer nivel y de tecnología avanzada, y con carácter de enlace hacia la Administración Pública.

El proyecto piloto se ha llevado a cabo en el entorno del País Vasco y ha contado adicionalmente con la colaboración del área de Acción Social del Ayuntamiento de Bilbao y de LANBIDE, Servicio Vasco de Empleo como habilitante al acceso de los datos relevantes de los ciudadanos.

Para su desarrollo se ha utilizado la tecnología blockchain, lo que ha permitido crear una arquitectura sencilla para la interconexión de los intervinientes en el proceso; la automatización de las verificaciones de la documentación; y el registro fehaciente de información sobre las acciones de los distintos usuarios, comprobaciones y notificaciones.

La solución desarrollada permite realizar solicitudes con datos reales y obtener una resolución positiva o negativa. El piloto, realizado con familias voluntarias, se ha llevado a cabo con verificaciones que se asemejan al proceso real y que, además, permiten ofrecer una visión sustancial de cómo podría dinamizarse el proceso y mejorar sus resultados en cuanto accesibilidad. La recogida, registro y verificación de la documentación de las familias participantes han sido efectuados correctamente, siendo aprobado o denegado el bono según cada caso, y notificado a tal efecto.

El Bono Social Eléctrico se creó en 2009 para combatir la situación de pobreza energética en nuestro país. Actualmente, la medida se articula como un descuento de hasta el 40% en la factura eléctrica de aquellos consumidores considerados como vulnerables, los cuales tienen contratada la tarifa del Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC) con una comercializadora de referencia. Recientemente, como consecuencia de la pandemia, el Gobierno decidió tomar medidas para ampliar, de manera temporal, los colectivos que pueden ser beneficiarios del bono.

Para Santiago Barrenechea, presidente de la Fundación PwC, “esperamos que este proyecto piloto permita avanzar de cara a su posible implantación operativa para contribuir al contexto de la pobreza energética, así como promover el estudio de la aplicación de nuevas tecnologías como Blockchain para dar respuesta a los grandes retos sociales de una manera más ágil y eficaz”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios