www.economiadehoy.es
La ley del juego: limitar la publicidad puede reducir la ludopatía
Ampliar

La ley del juego: limitar la publicidad puede reducir la ludopatía

viernes 28 de febrero de 2020, 10:03h
En España el número de jóvenes de 18 a 25 años que juegan online aumenta un 12% y se sitúan como el segundo grupo más activo. id:55789
El decreto conocido como “ley del juego” que presentó el ministro Garzón el viernes pasado es un paquete de 100 medidas que afectará a la manera de publicitar el juego en línea al 99 % de los operadores del sector, es decir, radios, televisiones, webs y medios de comunicación. Aunque la medida, de ser finalmente aprobada como está, entraría en vigor en verano, la idea es que se limite la publicidad del juego en línea para prevenir la ludopatía. Así, el plan, entre otras medidas, propone limitar los horarios publicitarios del juego; por ejemplo, en televisión solo se podrán ver anuncios de este tipo de 1.00 a 5.00 h; en los partidos de fútbol solo habrá publicidad en los que empiecen a partir de las 20.00h y se eliminará el patrocinio de las casas de apuestas en las camisetas de tallas pequeñas de los equipos; tampoco en las vallas de las calles se podrán publicitar las casas de apuestas ni bonos. Otro de los retos del proyecto de Real Decreto de comunicaciones comerciales de las actividades del juego es prohibir que personajes famosos o con notoriedad pública protagonicen estos anuncios, como han hecho Carlos Sobera, Jorge Javier Vázquez o José Coronado o deportistas. «El día en que tus ilusiones despegan» o «Tus sueños tan cerca que los puedes tocar» son un tipo de mensaje que no podrá ser usado, porque da a entender que jugar puede ser la solución a los problemas; tampoco podrán usarse los que alardeen de una vida de éxito o los que apelen al «juega ya». «Limitar este tipo de mensajes es importante para evitar una banalización del consumo de juego, lo cual protege al consumidor como la parte débil que es», afirma Sergio de Juan-Creix, profesor colaborador de los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la UOC, experto en derecho de la publicidad.

"Si juega Crisitano, es guay"

Cristiano Ronaldo, Gerard Piqué, Neymar o Ronaldo son solo algunos de los nombres de futbolistas de éxito que han cedido su imagen para publicitar apuestas deportivas. ¿Cómo ven los jóvenes el juego en línea ligado al deporte? ¿De qué modo los influyen los mensajes de estas estrellas mediáticas? «La publicidad se ocupa de remarcar que este mundo es de los triunfadores; la asociación entre deporte, ídolos y éxito sociopersonal funciona porque, por un lado, sortea el estigma de la degradación que acompaña a toda adicción ("si juega Cristiano, eso es guay") y al mismo tiempo enmascara el resorte pulsional compulsivo ("más, más, más"): es un rito social aceptado, no un problema patológico mío, para dejarlo», explica José Ramón Ubieto, profesor colaborador de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de la UOC.

«El uso de figuras de notoriedad pública no está previsto en la normativa actual y por lo tanto es legal», afirma Juan-Creix. Pero en el caso de que «haya publicidad dirigida, incluso de forma indirecta, a menores de edad en la que se los incita al juego o en la que se usen figuras reconocibles de notoriedad pública que participen en espacios infantiles o cuya actividad se centre en menores de edad, esta publicidad está prohibida», detalla el experto. El propio sector creó un código de conducta sobre comunicaciones comerciales de las actividades del juego al que las empresas pueden adherirse voluntariamente. «El nuevo Gobierno incluye algunas restricciones de dicho código en el proyecto normativo», afirma Juan-Creix.

Cada vez más jóvenes, facilidad de acceso y popularidad social

Aunque el perfil promedio del jugador en línea en España es el de un hombre de entre 18 y 43 años, que vive en pareja y tiene un nivel de ingresos y de estudios bajo, «cada vez llegan individuos más jóvenes, de entre 18 y 25 años, a las asociaciones de ayuda al juego de todo el país, estudiantes o parados sin responsabilidades familiares», afirma Ubieto. Según el informe de 2018 del Ministerio de Consumo se confirma la relación positiva entre jóvenes y juego en línea. La tasa de variación de este colectivo (de 18 a 25 años) ha aumentado un 12 %, lo cual lo ha convertido en el segundo grupo de jugadores más activo en España, solo por debajo de la franja de 26 a 35 años.

«La facilidad con la que este colectivo maneja las nuevas tecnologías lo convierte en un público objetivo perfecto para las casas de apuestas en línea, de fácil accesibilidad, sin límite de tiempo ni horario, desde cualquier dispositivo y por cantidades pequeñas», considera Ubieto. La emoción que este tipo de juegos ofrece también los empuja: «Hay causas personales que los animan a apostar, la necesidad de experimentar nuevas sensaciones y conocer nuevas realidades, sobre todo en los adolescentes», afirma Ubieto. «La visibilidad y popularidad que les proporciona ganar dinero también suma», añade el psicólogo; poder «ser alguien», evitar pasar inadvertido y acceder de paso a bienes diversos como móviles y motos, o financiar salidas, son variables que también influyen.

Una de las grandes críticas al Decreto ley es que en plataformas digitales como YouTube (con un uso muy extendido entre los más jóvenes) no se prohibirá de forma directa este tipo de publicidad. «Plataformas de este tipo deberían quedar incluidas en la prohibición general, pero el Gobierno es consciente de las dificultades que ello entrañaría y ha optado por una prohibición indirecta en el sentido de limitar que los anunciantes puedan emitir anuncios en estas plataformas en determinados horarios», apunta de Juan-Creix. En la misma línea, Ubieto considera necesario ampliar el Decreto ley, puesto que «los jóvenes viven en la red».

Crecen el número de casas de apuestas en los barrios más pobres

En Madrid, el número de personas que se han «autovetado» (lo que se conoce como registro de prohibidos) para no permitirse la entrada en locales de juego ha crecido un 320 % en cuatro años, y ha pasado de los 4.227 que había en 2013 a los 17.735 apuntados a finales de 2017. Del mismo modo, en la Comunidad de Madrid ha aumentado un 304 % el número de casas de apuestas, y de las 47 que había en 2013 se ha pasado a 190 en 2017. La gran mayoría de estas nuevas aperturas se situaron en los distritos con rentas más bajas —Latina, Usera y Puente de Vallecas—, según un informe de El Confidencial.

«Al igual que pasó con la comida basura o con el uso abusivo de los dispositivos electrónicos (los adolescentes de clase baja destinan una media de 2 horas y 45 minutos más las pantallas que los de clase alta); estas prácticas de consumo excesivo se sitúan en familias de nivel socioeconómico bajo, por constituir un "entretenimiento" barato, de fácil acceso, y por la dificultad de muchos padres (por ignorancia, por imposibilidad de conciliar trabajo y familia o por negligencia) para regular ese consumo», advierte Ubieto. Por su parte, de Juan-Creix resalta que, para combatir la ludopatía «no debería combatirse tanto la publicidad del juego, sino endurecerse los criterios de licencia de apertura de las salas de juego para evitar concentraciones en determinadas zonas de colectivos riesgo».

Según el informe del Ministerio de Consumo, hay detonantes comunes a la hora de caer en el juego patológico: la muerte de un amigo o familiar (presente en el 53% de los casos), los problemas económicos (en un 45%) y el cambio de domicilio (en un 34%). Ante esta situación, la Comunidad de Madrid se plantea prohibir a las casas de apuestas que abran antes de las 22.00 h y limitar su proximidad a las escuelas.

Pérdida de ingresos publicitarios

Los grupos de presión del juego y del mundo del fútbol así como los grupos de comunicación se verán afectados negativamente por la implantación de esta medida. «Toda restricción en publicidad tiene un impacto negativo en los ingresos del sector incluidas las agencias, pero aún es pronto para hacer predicciones; hay que regular para evitar que, con el tiempo, la publicidad se vaya "relajando" y volviéndose más permisiva», afirma el abogado. «Esta norma ley es una medida real para frenar la ludopatía, porque la restricción de la publicidad siempre es un mecanismo de prevención eficaz como se ha visto en otros sectores como el del tabaco», considera de Juan-Creix. Según la Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados (FEJAR), en España hay unos 400.000 ludópatas.

Los expertos

José Ramón Ubieto, Profesor colaborador de los Estudios de Ciencias de la Educación y Psicología de la UOC.

Sergio de Juan-Creix, Profesor colaborador de los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la UOC, experto en derecho de la Publicidad y abogado del despacho Croma Law Firm.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.