www.economiadehoy.es

La pandemia afianza la economía de plataformas y potencia el crecimiento de los servicios virtuales

La pandemia afianza la economía de plataformas y potencia el crecimiento de los servicios virtuales
Ampliar
lunes 26 de abril de 2021, 08:32h
El auge de las plataformas evidencia los retos pendientes para visibilizar nuevas formas de trabajo a través de la regulación y la protección de los trabajadores. id:70921
Las plataformas digitales de trabajo han experimentado un crecimiento sin precedentes a raíz de la pandemia, tanto de la oferta como de la demanda de servicios, una tendencia que se mantendrá en el tiempo por lo que urge abordar la regulación de esta nueva forma de trabajo. Esta es una de las principales conclusiones del encuentro virtual celebrado entre expertos del mundo laboral y liderada por Digital Future Society y Bid Lab.

La mesa redonda ha estado compuesta por Emilce Grimi, CFO de Workana (Argentina), la mayor plataforma digital de servicios virtuales de América Latina; Albert Cañigueral, conector de Ouishare, red global de innovadores y freelancers de la economía colaborativa, para España y América Latina; y Javier Pacheco, secretario general de CCOO Cataluña, quienes han debatido acerca de los aspectos más controvertidos de las plataformas de servicios virtuales. El crecimiento de la demanda de este tipo de servicios; los cambios de modelo de negocio que han experimentado las plataformas con el Covid-19; la relación contractual entre plataformas y trabajadores o los problemas que surgen con la transnacionalización del trabajo.

La CFO de Workana, Emilce Grimi, ha apuntado que, con el estallido de la pandemia, han detectado un aumento de registro de freelancers en su plataforma, el cual se ha mantenido. “Las profesiones más demandadas siguen siendo los trabajos correspondientes a las tecnologías de la información y el diseño, pero cada vez tienen más auge profesiones como los psicólogos y el data science”. Aunque admite que existen vacíos sobre los que seguir trabajando, como la seguridad laboral de los trabajadores, considera que la solución pasa por avanzar en el terreno de la gig economy o economía de plataformas. “Debemos seguir ofreciendo más oportunidades a los profesionales freelancers, escucharlos y acompañarlos para su desarrollo profesional, esto implica facilitarles las barreras de entrada, reduciendo costes, trámites y burocracia, ofrecerles recomendaciones y herramientas que les permitan mejorar su trabajo”.

El representante de Ouishare, Albert Cañigueral, enumera algunos cambios sobre plataformas digitales ocurridos los últimos meses y en distintas partes del mundo como California, India o España, con una ‘Ley Rider’ en trámite. “En los últimos meses hemos constatado muchos pequeños cambios en regulación, se han profesionalizado las plataformas, especializándose por sectores, algunas plataformas ya no actúan solo como intermediarios, sino que se implican en el proceso de distintas maneras”. Cañigueral considera que ya se ha normalizado que las plataformas formen parte del mundo laboral y “esto ha hecho que se especialicen y se creen plataformas de nicho con gran valor añadido, también hemos observado una mayor solidaridad, se está creando una comunidad de trabajadores de plataformas, ya no hablamos tanto del freelancer solitario”. Asimismo, el portavoz de Ouishare señala que “falta acuerdo y una taxonomía consensuada para poder desarrollar unas políticas públicas ajustadas al fenómeno”.

El secretario general de CCOO Cataluña, Javier Pacheco, ve en la digitalización una oportunidad para el desarrollo laboral y para el reparto equilibrado de plusvalías, pero le preocupan las condiciones de trabajo que se asocian a la economía de plataformas porque puede dar pie a la creación de nuevos espacios de precariedad. Pacheco apunta: “Ya hemos creado un estereotipo del trabajador de plataforma, pero todavía existe una gran invisibilidad y lo que no se ve no existe, por lo tanto, debemos fijar un marco de regulación para estos trabajos de externalización con unos criterios claros sobre cómo deben ser las relaciones entre trabajador y plataforma”. Y añade que “hay que seguir reforzando los espacios de negociación colectiva, fomentar la vigilancia de la norma con competencias nuevas para los inspectores y evitar que esta condición de autonomía se convierta en precarización y vulnerabilidad para los trabajadores”.

Análisis del futuro del trabajo y la gig economy

Digital Future Society y Bid Lab han analizado el fenómeno del futuro del trabajo y la economía de plataformas durante estos últimos años, y especialmente a raíz del impacto del COVID-19. La directora de Digital Future Society, Cristina Colom, apunta: “Nos encontramos frente a una situación de emergencia digital, con numerosos desafíos que tienen que ver con el avance digital, y esta nueva realidad en el mundo laboral es uno de ellos. Todos los actores de la sociedad debemos poner de nuestra parte para no contribuir a crear sociedades más desiguales”. En este sentido, Colom ha destacado la labor colaborativa de investigación con el Bid Lab: “Estudiar y analizar un fenómeno complejo en constante evolución es fundamental para avanzar en la regulación y en la protección de los trabajadores”.

Como ejemplo del crecimiento reciente de la gig economy, la CEO de Bid Lab, Irene Arias, ha explicado que los servicios virtuales que se ofrecen a través de las plataformas digitales aumentaron en América Latina y El Caribe un 77% su oferta y un 23% su demanda entre marzo y junio de 2020. Por su parte, ha subrayado la necesidad de buscar soluciones consensadas que “no pongan en riesgo el potencial innovador de estas plataformas que suponen la principal fuente de ingresos para cada vez más personas”. En este sentido, la representante de Bid Lab considera que “debemos corregir esta asimetría de información, lo que nos permitirá tomar decisiones más acertadas. Es imprescindible un debate informado para conocer cuáles son las opciones para resolver las brechas no intencionadas que se pueden crear. Nuestro análisis conjunto demuestra que las plataformas pueden ser parte de la solución”.

Uno de los resultados de la colaboración entre ambas instituciones es la profunda investigación que pone el foco en las denominadas actividades de reparto, en el sector de los cuidados y el de los servicios virtuales, tanto en España como en América Latina. El estudio pone de manifiesto la capacidad de adaptabilidad de las propias plataformas a los cambios imprevistos ya que, en la mayoría de los casos, las plataformas han sabido adaptarse a las variaciones de la demanda, las nuevas tendencias de consumo y la necesidad de ofrecer servicios seguros, minimizando interacciones o ampliando el volumen de tareas realizadas en remoto. Asimismo, el análisis ha demostrado que la tendencia general en lo que se refiere a la relación entre plataforma y trabajador ha sido la de establecer nuevos protocolos para aumentar la seguridad del trabajador y la del propio servicio.

Un cambio de paradigma en el mundo laboral

La principal transformación que ha sufrido el sector laboral de los últimos años ha sido el nacimiento y expansión de las plataformas digitales de trabajo, un fenómeno extremadamente complejo, variable y en constante evolución. Si bien estas formas atípicas de trabajo no son nuevas, las plataformas digitales de trabajo están provocando grandes cambios en los modelos de negocio, la organización del trabajo y las relaciones laborales.

Las conclusiones de los expertos que han participado en la mesa redonda ponen de manifiesto que no se puede obviar que esta nueva realidad genera desafíos para los trabajadores, los responsables de formular políticas, los empresarios y las instituciones de protección social. El desafío consiste en buscar el equilibrio entre fomentar la innovación y, al mismo tiempo, proteger los derechos de los trabajadores, así como los intereses de las empresas y los consumidores.

Este tipo de estudios, como los desarrollados por Digital Future Society y Bid Lab, se hace fundamental en esta era del cambio constante. Las estadísticas y datos existentes, incluso la regulación tiende a centrarse más en las plataformas que realizan servicios de manera presencial, obviando los servicios virtuales e invisibilizándolos. Estudiar y analizar diferenciando las particularidades de cada segmento es imprescindible para entender el fenómeno y poder actuar en consecuencia, ofreciendo orientaciones al sector y recomendaciones a los responsables de la formulación de políticas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios