www.economiadehoy.es
Family Approach VR.
Ampliar
Family Approach VR.

Lanzan formación con realidad virtual sobre la gestión sanitaria de donación y trasplante de órganos

miércoles 17 de marzo de 2021, 19:47h
La Fundación Donation and Transplantation Institute e Immersium Studio, spin-off de la UOC, crean actividades inmersivas para sanitarios de entrenamiento previo a abordar casos reales. id:69542
La Fundación Donation and Transplantation Institute (DTI) e Immersium Studio, spin-off de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), han desarrollado unas experiencias de realidad virtual para facilitar la formación de profesionales sanitarios en el ámbito de la donación y el trasplante de órganos y tejidos. Los contenidos plantean cómo se pueden hacer entrevistas a familiares de donantes e incluyen una visita a un hospital para conocer las prácticas del modelo español en donación y trasplantes de órganos y tejidos. De hecho, España es actualmente el referente mundial en este ámbito y, según datos del Ministerio de Sanidad, aportó el 20 % de los donantes de la Unión Europea y el 6 % del mundo en 2019.

Family Approach VR es la primera actividad que se ha desarrollado, y hasta la fecha han participado profesionales sanitarios de 24 países. La experiencia permite a los estudiantes profundizar en las habilidades necesarias para gestionar entrevistas con familiares que han perdido a seres queridos que pueden convertirse en donantes de órganos. Los profesionales ponen en práctica técnicas que incluyen la comunicación de malas noticias y la gestión del consentimiento para la donación de órganos y tejidos. «Con esta experiencia de realidad virtual, tomar decisiones tiene consecuencias directas que cambian el devenir de la experiencia formativa», apunta Luis Villarejo, director general de Immersium Studio.

Cada estudiante vive una experiencia personalizada fruto de sus decisiones, y puede conseguir o no el consentimiento de la familia para la donación. Se procura que las situaciones en las que interactúan sean veraces mediante recreaciones de casos reales con actores profesionales. «La experiencia ofrece al usuario un feedback constante sobre sus acciones, sus aciertos y sus errores para que pueda perfeccionar sus conocimientos y rectificar en caso necesario», añade Villarejo. Además, según sus creadores, gracias a esta experiencia virtual los profesionales aprenden a apoyar a una familia para superar la pérdida de un ser querido.
En esta formación han participado sanitarios de ocho hospitales españoles de referencia. Según Francisco Muela, enfermero coordinador de trasplantes del Hospital Clínic de Barcelona, es «una oportunidad para tomar un contacto más real que con las role playing que hacemos entre los miembros de un mismo equipo cuando nunca hemos comunicado noticias negativas y nos incorporamos al servicio de Coordinación de Trasplantes». Muela destaca que aprender con realidad virtual, con la posibilidad de elegir entre diversas opciones, ayuda a «repensar la situación antes de precipitarse, mantener la calma y planear mejor la estrategia de acercamiento a los familiares». Además, el enfermero subraya que, puesto que la experiencia es personalizada, «facilita experimentar y aprender de tus propios errores».
Para la Dra. Chlöe Ballesté, directora de Desarrollo y Cooperación Internacional de la Fundación DTI, el aprendizaje a partir de la experiencia y de los errores propios ayuda a «aprender sin que afecte a personas reales que ya están atravesando momentos muy difíciles». Ballesté incide en que la tecnología no es simplemente complementaria a la formación tradicional, sino que sumerge a los sanitarios en una «experiencia vivencial individualizada muy difícil de reproducir con formadores presenciales, por el tiempo y el profesorado que requeriría». Además, la formación en línea con realidad virtual permite que se pueda hacer desde cualquier lugar del mundo, de manera que el curso se «ha enfocado desde una perspectiva universal, para que sea adecuado para cualquier profesional de cualquier país, aunque tenemos la intención de personalizarla en un futuro para cada lugar que lo requiera, adaptándonos a diferentes modelos de donación y trasplante», señala. «La formación inmersiva o immersive training nos ha permitido organizar una visita a un hospital virtual para que los participantes entiendan el funcionamiento y la organización sin tener que desplazarse», añade la directora.
Family Approach VR apuesta por la interacción mediante la voz, el cambio de roles —los usuarios pasan de médicos intensivistas a coordinadores de trasplantes— y los giros radicales de la experiencia según si el estudiante toma decisiones correctas o incorrectas. La formación cuenta con un sistema de autoevaluación y de monitorización por parte del profesorado y los propios estudiantes para comprender en qué estadio de aprendizaje se encuentran.
La referencia del modelo español
La Fundación DTI e Immersium Studio han desarrollado una segunda experiencia, TPM Journey, que consta de una visita virtual a un hospital terciario simulado que permite aprender de las mejores prácticas que configuran el modelo español de donación y trasplantes de órganos y tejidos. El eje central es la figura del coordinador de trasplantes, que acompaña al usuario por los diferentes servicios del centro sanitario, como por ejemplo el seguimiento de casos. En cada servicio hospitalario los responsables reciben al estudiante para explicarle sus funciones. Los servicios implicados incluyen la oficina de coordinación de trasplantes, urgencias, la unidad de curas intensivas, el laboratorio de inmunología, los servicios que se ocupan de cada uno de los órganos sólidos trasplantables, un centro de donación de tejidos y la dirección médica, entre otros espacios.
El aprendizaje se enriquece con la presentación de diversos casos clínicos que el estudiante debe resolver. Así, TPM Journey incorpora aspectos médicos, técnicos, legales y financieros que se llevan a cabo durante el proceso de la donación y el trasplante. Como en el caso de la formación anterior, cuenta con métodos de interacción inmersivos, de autoevaluación y de monitorización.
Esta experiencia evalúa no solo el conocimiento adquirido, sino también cuánto más quiere saber el profesional. «La ambición de conocimiento se consigue poniendo al usuario en situaciones en las que se le plantean preguntas que pueda resolver con éxito, si tiene los conocimientos básicos necesarios», explica Luis Villarejo.
Este proyecto favorece el objetivo de desarrollo sostenible (ODS) número 3, de salud y bienestar, para garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades.

El experto
Luis Villarejo, Director general de Immersium Studio, spin-off de la UOC.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios