www.economiadehoy.es

Las pastillas de lactasa son la “tabla de salvación” de los intolerantes a la lactosa

Las pastillas de lactasa son la “tabla de salvación” de los intolerantes a la lactosa
Ampliar
miércoles 14 de octubre de 2020, 08:44h
Hace años era imposible pensar que un intolerante a la lactosa pudiera consumir algún producto lácteo sin tener que pagar las consecuencias. Hoy eso ha cambiado radicalmente gracias a productos que ayudan a digerir mejor la lactosa y, en consecuencia, a eliminar los efectos negativos que sufren quienes no la pueden consumir. id:64032
Los avances tecnológicos han incidido de diversas maneras en todas las áreas de las rutinas diarias del ser humano, desde el entretenimiento y la educación, hasta la medicina y sus diversos ámbitos. Son muchos los beneficios, que gracias a la tecnología se pueden lograr, para bien de todos.

Un ejemplo claro sobre estos descubrimientos y aplicaciones nuevas en el campo de la medicina, que generan altos beneficios en la sociedad, son las pastillas de lactasa. Éstas han cambiado la vida a los intolerantes de la lactosa, quienes anteriormente tenían que evitar consumir productos que entre sus ingredientes la tuvieran, porque si lo hacían, las consecuencias eran muy desagradables.

Una buena opción para conocerlas mejor es visitar el portal web lactasapastillas.com, que ofrece información detallada sobre la intolerancia a este componente, cómo tratarla y las soluciones efectivas que ofrece el mercado para menguar sus efectos.

Este sitio web presenta un contenido bastante interesante y explicativo sobre el tema, con útiles datos que ayudan a conocer un poco más sobre la función de estas ‘milagrosas pastillas’ y, fundamentalmente, la variedad de productos relacionados existentes.

Hay una diversidad de estas pastillas que, por ser consideradas como un suplemento alimenticio y no medicamentos, se pueden encontrar libremente y sin prescripción médica, en tiendas y comercios que venden suplementos dietéticos y productos naturales para la salud. Lo más recomendable es revisar bien en plataformas especializadas, como la ya mencionada, y leer bien las especificaciones de cada producto.

¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

La intolerancia a la lactosa es una condición médica que afecta aproximadamente a un 15% de la población mundial y que pese a que no se corrige de manera directa, sí se puede ayudar a resolver mediante la ingesta de productos especiales.

La lactosa se encuentra en una diversidad de productos naturales, principalmente en los lácteos y sus derivados; por eso, los intolerantes a la lactosa no pueden consumir leche, queso, mantequilla, chocolate, helados, ni nada que la contenga entre sus ingredientes.

Si ingieren cualquier producto con lactosa, al poco tiempo comienzan a sufrir molestas afecciones, entre ellas, dolor abdominal, vómitos, diarrea, flatulencias, malestar general y otras que pueden arruinar el día a cualquiera.

Las personas que no toleran la lactosa deben su condición a la falta de una enzima digestiva, llamada lactasa, que se produce en el intestino delgado y que se encarga de procesar la lactosa apenas entra al organismo, para sintetizar la misma en dos componentes básicos, la glucosa y la galactosa, que son asimiladas fácilmente por el cuerpo.

Al no producirse la enzima, la lactosa no se procesa como debe ser y produce una indigestión que se manifiesta en los síntomas mencionados. La única forma de atacar esta incapacidad de digerir la lactosa es evitando consumirla en productos que la contengan o ingiriendo suplementos de lactasa, entre los que destacan la presentación en grageas.

¿Cómo atacarla?

En el mundo actual es muy común que las personas sufran de alguna dolencia o de algún tipo de intolerancia, pero por fortuna, también es normal que gracias a los avances médicos y tecnológicos, surjan soluciones efectivas para contrarrestarlas.

Recientes estudios médicos confirman que las pastillas de lactasa son el remedio más eficaz para atacar esta enfermedad, que aunque no sea una dolencia grave o peligrosa, sí provoca incomodidad y molestias cuando menos se espera.

Gracias a estas pastillas, los intolerantes a la lactosa pueden ir a un restaurante y consumir sin problemas cualquier comida, sin importar si contiene o no lactosa; algo impensable tiempos atrás, ya que hasta hace poco no existían este tipo de suplementos que ayudan a sortear tal condición.

Comprarlas es muy fácil, están en muchos comercios y tiendas, además de los portales web de salud y alimentación que también las ofrecen. Son económicas, fáciles de llevar y muy funcionales. Todo intolerante a la lactosa debería llevarlas consigo, nunca se sabe cuando puede surgir un almuerzo o cena especial con platos que contengan productos lácteos.

Beneficios de ingerir pastillas de lactasa

No hay nada más divino que darse un buen gusto, probar todos los alimentos que se quieran, regalarse un capricho gastronómico de vez en cuando, o comer un rico chocolate, todo eso ahora es posible gracias a las pastillas de lactasa. Son una bendición para los intolerantes de la lactosa.

Aunque el principal propósito de tomar estas grageas es evitar el malestar ocasionado por consumir lácteos, también hay otros beneficios que produce su ingesta, de manera que los intolerantes a la lactosa tienen entonces otras razones más para consumirlas.

Con estas pastillas se evita la disminución de vitamina D, proteínas, calcio y las riboflavinas, que están presentes de forma natural en los productos lácteos, por lo que al ingerirlas se obtienen de manera directa.

Lo más recomendable es tomar las pastillas justo antes de probar cualquier producto lácteo, para que éstas hagan el efecto deseado en el momento preciso. También es bueno acudir a un médico para hacer una evaluación general de salud, para que ayude con la administración correcta de este tipo de producto.

Las dosis de lactasa que se deban consumir dependerán del nivel de intolerancia que se tenga y de la cantidad de lactosa a ingerir, es decir, que si apenas se prueba un helado pequeño, la dosis a administrar deberá ser poca; pero si se trata, por ejemplo, de un pastel de queso, pues en ese caso sí habrá que suministrar una dosis mayor.

En conclusión, las pastillas de lactasa llegaron para mejorar la calidad de vida de quienes lamentablemente no toleran la lactosa. Es una forma rápida, sencilla y segura de curarse en salud, cuando se piensa ingerir alimentos lácteos, por lo que se considera como una solución mágica que ya es posible disfrutar gracias a los estudios médicos y a los avances de la ciencia en la actualidad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios