www.economiadehoy.es

Market Flash de Edmond de Rothschild AM:

Los bancos centrales están atrapados en un acto de equilibrio

Los bancos centrales están atrapados en un acto de equilibrio
martes 02 de noviembre de 2021, 19:19h
Las expectativas de inflación se disparan a máximos de 2011. Los traders han decidido que los bancos centrales se verán obligados a subir los tipos antes de tiempo. La situación sanitaria de China empeora al introducirse nuevos cierres en ciertas zonas. id:77456
El punto principal de la semana fue el fuerte aumento de las expectativas de inflación hasta alcanzar los máximos de 2011: los bonos ligados a la inflación indicaban alrededor del 2% en Europa y el 2,7% en Estados Unidos. El equilibrio entre los bancos centrales se ha vuelto más complicado. Ahora se debaten entre, por un lado, mantener los tipos bajos para impulsar la economía y facilitar la gestión de la deuda, y, por otro, intentar evitar que las expectativas de inflación se descontrolen.

La presidenta del BCE, Christine Lagarde, por ejemplo, trató en vano de convencer a los mercados de que la inflación se debía a la reapertura de las economías y al aumento de los precios de la energía y que, por tanto, sería sólo temporal.

La desconfianza de los mercados frente a las posiciones de los bancos centrales ha provocado un grave aplanamiento de la curva de tipos, ya que los tipos cortos suben y los yields de los bonos largos retroceden. Parece que el mercado empieza ahora a descontar que los bancos centrales se verán obligados a subir los tipos antes de tiempo, lo que afectará al crecimiento económico y hará bajar los yields de los bonos largos.

Los países de la Commonwealth, como Canadá, Australia y Nueva Zelanda, han seguido a los países emergentes en la lucha contra la inflación.

La preocupación por la inflación y la interrupción de la cadena de suministro han terminado por afectar al crecimiento. En Estados Unidos, el crecimiento del PIB en el tercer trimestre se redujo al 2% debido a la caída de las ventas de automóviles. Dicho esto, el paquete de estímulo de JoeBiden, de 1,75 billones de dólares, debería impulsar el crecimiento si el plan se aprueba en el Congreso.

Por otra parte, la situación sanitaria de China empeoró con la introducción de nuevos confinamientos en algunas zonas. Varios países del norte de Europa también se enfrentan a una nueva ola de la Covid-19. El impacto en los mercados debería ser limitado, ya que los casos se están gestionando mejor y los tratamientos orales, como el monulpiravir de Merck, están a punto de estar disponibles.

A pesar del empeoramiento de la ecuación growth/inflación y de las amenazas a los márgenes de las empresas, la renta variable subió gracias a unos tipos reales mínimos, -1% para los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años y -2,2% para el equivalente europeo, así como a unos beneficios mejores de lo esperado.

En estas circunstancias, seguimos siendo neutrales en cuanto a la renta variable. En cuanto a la renta fija, seguimos centrándonos en la deuda corporativa y hemos ido aumentando gradualmente la duración debido a la subida de los tipos. Seguimos infraponderando la deuda pública.

MERCADOS EUROPEOS

Los mercados subieron en una semana en la que los anuncios de beneficios trimestrales superaron en general las expectativas. En consecuencia, tiene menos sentido adoptar un enfoque sectorial para analizar el mercado, ya que se produjeron cambios entre las empresas en función de los resultados. Sin embargo, el descenso de los rendimientos de los bonos soberanos fue positivo para las empresas y los activos de riesgo, al igual que las caídas de los precios de la energía después de que Vladimir Putin animara a Gazprom a reanudar los suministros normales a Europa. Al mismo tiempo, el fondo de pensiones estatal holandés dijo que retiraría todas las inversiones en el sector petrolero para 2023. La decisión puso de manifiesto el problema de la falta de inversión en el sector, una situación que podría provocar a largo plazo una grave escasez en un momento en que la demanda sigue aumentando. Por otra parte, el PMI manufacturero de Francia de octubre bajó ligeramente y el índice IFO de clima empresarial de Alemania perdió más terreno.

En cuanto a las empresas, los resultados de L'Oréal han permitido acelerar el crecimiento en todas las divisiones. Renault mantuvo sus objetivos para este año a pesar de la escasez de semiconductores. El grupo apuesta por subir los precios y recortar los costes para compensar. Volkswagen, sin embargo, recortó sus previsiones de resultados debido a la escasez. A pesar de la escasez de piezas, Michelin siguió a Renault al reiterar sus previsiones gracias a la fuerte demanda de neumáticos en los sectores agrícola y minero. El grave desequilibrio entre la oferta y la demanda impulsó los márgenes de STMicroelectronics y llevó al grupo a elevar sus previsiones de ventas. La subida de los precios de la energía benefició a Total, que elevó sus previsiones. El grupo espera que los precios se mantengan firmes al menos hasta la próxima primavera. Los resultados de BNP superaron las estimaciones gracias a la caída del coste del riesgo y a un importante repunte de la banca minorista. Las cifras del tercer trimestre de Sanofi también superaron las estimaciones y el grupo volvió a revisar al alza las previsiones para 2021.

MERCADO EE. UU.

Los índices estadounidenses se anotaron ganancias en las últimas cinco sesiones bursátiles hasta el jueves gracias a los anuncios de beneficios. También ha sido una semana intensa para los datos macroeconómicos estadounidenses.

El crecimiento del PIB se ralentizó en el tercer trimestre hasta el 2%, frente al 6,7% del trimestre anterior, debido a la pandemia y la escasez mundial.

Sin embargo, la confianza de los consumidores se recuperó en octubre, después de tres meses a la baja, y las ventas de viviendas nuevas aumentaron un +14% en septiembre. Por cuarta semana consecutiva, las nuevas solicitudes semanales de subsidio de desempleo descendieron, volviendo a los niveles anteriores a la pandemia.

Con los resultados de 192 empresas del S&P (el 58% de la capitalización del índice), el 63% ha superado las expectativas en más de una desviación estándar. Esta cifra es muy superior a la media histórica del 43%. Sólo el 8% ha incumplido las expectativas, frente al 14% de media. A pesar de estas cifras optimistas, las empresas siguen siendo cautelosas y los analistas sólo han ajustado las estimaciones globales de BPA al alza en un 0,7% para 2022. Las estimaciones de BPA para los valores energéticos, sin embargo, han subido un 7%.

Entre los valores de GAFAM, Facebook cayó el día después de sus resultados a pesar de que el fuerte crecimiento de los usuarios le ayudó a superar las estimaciones. La compañía también desveló un programa de recompra de acciones de 50.000 millones de dólares y un cambio de nombre de marca a Meta. Se trata de un intento de distanciar a la empresa de las polémicas y anticipar la llegada de un "metaverso", una especie de Internet del futuro en el que las personas interactuarán en 3D dentro de un espacio virtual.

Google ha registrado fuertes ganancias después de que sus resultados trimestrales fueran mejores de lo esperado. Microsoft subió un +2% en las operaciones posteriores al cierre tras superar las estimaciones por undécima vez consecutiva.

Por el contrario, Amazon se desplomó un -5,4% tras el cierre de la sesión por unas ventas decepcionantes y una advertencia de que el aumento de los costes podría absorber los beneficios del cuarto trimestre. Lo mismo ocurrió con Apple, que bajó un -5% tras el cierre del mercado debido a una pérdida de ingresos y a problemas de suministro. Las ventas en ambos valores han eliminado 200.000 millones de dólares de capitalización bursátil.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios