www.economiadehoy.es
Los contribuyentes necesitan medidas fiscales extraordinarias ante la crisis del COVID-19

Los contribuyentes necesitan medidas fiscales extraordinarias ante la crisis del COVID-19

sábado 28 de marzo de 2020, 13:28h
UC rechaza la estrategia del Gobierno en materia económica y fiscal, que aboca al desastre absoluto a todos los contribuyentes (tanto particulares como empresas). id:56858
La Unión de Contribuyentes (UC) ha expresado hoy su rechazo frontal a la estrategia del Gobierno en materia de fiscalidad y, en general, sus medidas para hacer frente a la gravísima crisis económica derivada de la pandemia del COVID-19.

Tras analizar los sucesivos paquetes de medidas y después de contrastar información con las demás organizaciones de contribuyentes en el marco de la World Taxpayers Association, UC propone el siguiente conjunto de medidas:

  1. Reducción de todo el IVA al tipo ultrarreducido del 4% hasta el 31 de diciembre de 2020. Reducción posterior de al menos tres puntos en el IVA general actual, durante al menos dos años más, para recuperar el consumo y mantener la actividad económica y el empleo. Unificación del IVA reducido y ultrarreducido en el 4% durante al menos dos años. Exención total de IVA por al menos dos años al sector sanitario: seguros médicos, consultas, material y equipamiento, medicamentos y asimilables.
  2. Sociedades (2019). Reducción del 50% en el Impuesto de Sociedades de 2019 a las pymes cuyo monto a pagar supere los diez mil euros y no llegue a los doscientos cincuenta mil, aplazando su ingreso hasta el cierre del ejercicio de 2020 o pudiéndose acumular sin intereses al del presente ejercicio, y extensión de esta medida a los autónomos.
  3. Sociedades (2020) y SMI. Reducción del 50% en el Impuesto de Sociedades del presente ejercicio de 2020 a todas las pymes constituidas antes del inicio de la pandemia que mantengan su actividad, y extensión de esta medida a los autónomos. Simultáneamente, supresión del Salario Mínimo Interprofesional durante los ejercicios de 2020 y 2021.
  4. Sociedades (gran empresa). Reducción del Impuesto de Sociedades a la gran empresa mediante una tabla de proporción al mantenimiento de la plantilla previa a la crisis.
  5. Condonación total del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas de 2019 y 2020 a quienes deban pagar menos de veinticinco mil euros, y reducción mínima del 10%, por intervalos, al resto de contribuyentes.
  6. Sucesiones y Patrimonio. Ante la avalancha de fallecimientos, eliminación inmediata del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, así como de las plusvalías correspondientes; y eliminación del Impuesto sobre el Patrimonio.
  7. Autónomos y cotizaciones sociales. Eliminación total e incondicional de las cuotas de Autónomos de marzo y del segundo trimestre de 2020, e introducción de medidas extraordinarias de aplazamiento y condonación sobre cuotas vencidas y otras deudas de los Autónomos con la Seguridad Social y con la Hacienda pública. Eliminación total y definitiva de la figura del autónomo societario, al objeto de dinamizar la creación de nuevas empresas para salir de la crisis. Supresión de la cuota patronal relativa a las cotizaciones sociales hasta el fin de 2020.
  8. Impuestos a la energía. Ante el crecimiento de la demanda de energía en los hogares, debida al confinamiento, eliminación de los impuestos especiales y otros recargos de la factura de electricidad y gas natural.
  9. Impuestos sobre carburantes. Exención total de los impuestos sobre carburantes a lo largo de 2020 y 2021 a los sectores imprescindibles para hacer frente a la crisis y reactivar la economía, incluyendo el transporte por carretera, el reparto urbano y otros.
  10. Deudas tributarias y procedimientos contra los contribuyentes. Condonación total de las deudas tributarias vigentes que no superen los cien mil euros. Paralización por seis meses de todos los procedimientos administrativos y judiciales en curso por parte de la Administración tributaria local, autonómica y central contra contribuyentes particulares, autónomos y pymes; y habilitación de medidas extraordinarias para el salvamento de los mismos: renegociación con quitas y pactos extrajudiciales, paralización de la ejecución de sentencias, aplazamientos extraordinarios y otras.

Obviamente, UC considera imprescindible que estas medidas se traduzcan en una reducción sin precedentes de todo el gasto público que no resulte estrictamente imprescindible, y no en el incremento de la ya excesiva deuda pública ni en la ilusoria mutualización europea. En particular, el Estado en todos sus niveles territoriales debe evitar toda renovación de contratos temporales, cerrar o minimizar departamentos y agencias, vender terrenos e inmuebles, deshacer posiciones accionariales en empresas y reducir moderadamente el salario de los funcionarios para hacer frente a esta crisis.

UC entiende completamente desacertada la medida de prohibir los despidos, que abocará a la quiebra a infinidad de negocios, perdiéndose todos sus empleos al intentar ingenuamente salvar algunos de ellos por la vía coercitiva y sin atender a la situación real de las empresas.

La organización que agrupa a los contribuyentes españoles rechaza toda forma de rescate a empresas, incluida la banca y el sector industrial, con el dinero de los impuestos. Las empresas deben salir adelante por sí mismas, y por ello proponemos medidas extraordinarias de alivio tributario para ellas y para sus consumidores. UC entiende insuficiente e ilusoria la medida de conceder avales estatales a créditos, y rechaza en especial todo crédito destinado al pago de impuestos o deuda tributaria ya que ahora lo necesario es recuperar la actividad económica y cualquier crédito debe ir orientado a ello.

El Presidente de la Unión de Contribuyentes, Juan Pina, ha declarado hoy que “Sánchez está sobrepasado por las circunstancias y preso de su ideología intervencionista y keynesiana, que no contempla más medidas que los incentivos y los rescates porque lo que no admite es la necesidad evidente de aliviar drásticamente las obligaciones tributarias y de reducir en proporción el Estado”. Pina ha afirmado que “el Gobierno aboca a la ruina a empresas, trabajadores y familias” y que “es urgente aliviar de forma radical la carga tributaria, sobre todo la de pymes, autónomos y consumidores, ya que de lo contrario vamos derechos al default completo de la economía española”. “Ante esta crisis terrible, es crucial que el Estado haga una sola cosa: apartarse”, ha concluido.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios