www.economiadehoy.es
Los préstamos personales, la solución más accesible estando en ASNEF
Ampliar

Los préstamos personales, la solución más accesible estando en ASNEF

martes 01 de junio de 2021, 13:20h
ASNEF son las siglas de Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito. Esta organización actúa como un registro de morosos como tantos otros que existen, RAI es también muy conocido. RAI son las siglas de Registro de Aceptación Impagadas. id:72372
En estos registros aparecen personas físicas o jurídicas, empresas, que tienen alguna deuda impagada por cubrir. Por lo general son deudas contraídas con compañías telefónicas, pero también se incluyen préstamos o créditos de personas físicas.

Aparecer en un fichero de este tipo es problemático porque impide en gran medida el acceso a la financiación. En ocasiones la deuda que reclaman las empresas es muy pequeña y se debe a desacuerdos con el emisor de la factura. La realidad es que estos ficheros miden la solvencia de una persona o entidad, pero pueden ser peligrosos por esta cuestión.

De este modo, si una persona tiene una deuda contraída y aparecen en estos ficheros, es muy probable que no pueda acceder a un préstamo o cualquier otra fórmula de financiación o incluso que no pueda contratar servicios bancarios.

¿Cómo salir de estos ficheros?

Ser uno más de los nombres que están anotados en estos ficheros no implica de manera obligatoriamente ser un gran moroso ni haber actuado con mala fe. En ocasiones no responder ante un pago menor como una factura telefónica puede ser motivo suficiente para que la empresa en cuestión incluya los datos del moroso en ese listado.

La normativa señala que, una vez incluido un nombre en el fichero ASNEF, la persona tiene treinta días para ser notificada y otros treinta días desde que recibe la notificación para saldar la deuda. Una vez que lo haga, sus datos serán eliminados del fichero. En caso de que no sea así, no cubra la deuda reclamada, permanecerá en el fichero como moroso por seis años.

En ese tiempo, la persona también podrá saldar su deuda pero deberá comunicarlo por sus propios medios tanto al benefactor de la deuda como a ASNEF para así poder ser excluido. No obstante, en algunos casos la deuda que se reclama es injusta o no es deuda siquiera. También puede suceder que una vez se solventa ese problema de impago, el nombre del anterior deudor sigue apareciendo en los ficheros.

Existe un cierto desconocimiento sobre el funcionamiento de estos ficheros, de hecho una consulta muy habitual en internet es como saber si estoy en asnef. Por suerte, en caso de duda hay empresas que pueden preparar informes completos para conocer la presencia en algún listado de este tipo e incluso iniciar los pasos para salir de ellos.

¿Y qué sucede si pasan los seis años y no se ha cubierto la deuda?

Los datos de la persona morosa permanecen en el listado por seis años mientras no se cubra la deuda. Sin embargo, una vez que pase ese tiempo, estas anotaciones desaparecen. Esto, que podría parecer una buena noticia, no es tal, porque aunque desaparezca la anotación en ASNEF, la deuda (cuando es real) sigue estando presente.

Hasta hace un tiempo, ASNEF y otros listados eran un freno importante a la financiación, ya que no solo podría darse el caso de estar señalado como moroso, sino que esa deuda no fuera real y que ello impidiera el acceso al crédito.

Por fortuna, esta situación ha cambiado mucho. El crecimiento de entidades y soluciones financieras que no tienen en cuenta el ASNEF ha permitido que ahora sea mucho más fácil acceder a financiación.

No obstante, muchas entidades financieras tradicionales siguen funcionando con estas dinámicas, manteniendo muy presentes los listados de morosos. Por ello, confiar en empresas que trabajan para encontrar solución a esa situación de morosidad es de gran ayuda en caso de querer recibir una buena financiación.

La solución a la financiación con ASNEF

Es evidente que formar parte de un listado de este tipo es un proceso espinoso y es bien sabido que todavía hay limitaciones a la hora de acudir a la financiación. Pero cada vez hay más entidades que ofrecen préstamos personal con asnef, lo que incide en más posibilidades de solucionar ciertos problemas de liquidez.

Si es cierto, y lo es, que en muchos casos esta inclusión en los ficheros se debe a no haber abonado a tiempo unas facturas telefónicas, no estar de acuerdo en ciertos cobros o a errores del propio emisor, recibir financiación por otras vías que no sea la bancaria tradicional es algo que se vuelve obligado en algunos casos.

La aparición de estas nuevas entidades crediticias, la gran mayoría de ellas que operan a través de internet, se debe en parte a la profunda penetración de la red en el día a día de los consumidores y la mayor confianza en las transacciones online. A su vez, el consumidor se ve beneficiado de la propia competencia para captar cuota de mercado entre las entidades.

Si te toca estar en ASNEF, el primer paso es intentar solventar la deuda cuando sea real. En caso de que sea una deuda injusta, consultar con una empresa especializada. Y si no queda más remedio que abonar esa deuda, confiar en entidades que sí ofrezcan apoyo financiero.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios