www.economiadehoy.es
Jaume Suñol, Drivy.
Ampliar
Jaume Suñol, Drivy.

Los usuarios de Drivy hacen un mayor uso del transporte público y apuestan por deshacerse del coche en su día a día

Estudio de los efectos del uso repetido del carsharing

miércoles 23 de enero de 2019, 09:17h
La plataforma de carsharing round-trip ha llevado a cabo un estudio entre sus usuarios de 6 ciudades europeas y los resultados son claros: a mayor repetición en el uso del carsharing, más uso del transporte público. id:41019
Durante el 2018, se ha hablado mucho del boom que ha experimentado el carsharing en ciudades como Madrid y Barcelona, y de sus casi incontables formas según tipología de vehículo, radio de actuación, o tarificación. En la modalidad de round-trip carsharing está Drivy, que apuesta por el uso compartido de los coches para trayectos interurbanos (salir fuera de la ciudad) y por liberar espacio en las ciudades a través del coche compartido. Actualmente Drivy es la plataforma de carsharing que cuenta con más vehículos en Europa: 55.000 son los coches de los que dispone en los 6 países donde opera, y 3.400 de ellos disponen del sistema de apertura por smartphone Drivy Open, un 161% más que a finales de 2017.

Después de un 2018 en el que Drivy en España ha experimentado un crecimiento superior al 60% a nivel nacional respecto al año anterior, llegando a una tasa de crecimiento de más del 90% en las ciudades de Madrid y Barcelona, la compañía ha realizado un estudio a 1157 usuarios de 6 ciudades europeas donde opera (Madrid, Barcelona, París, Berlín, Londres y Bruselas) que han realizado como mínimo un viaje con Drivy Open en 2018, y entre ellos, también se han sacado resultados sobre los usuarios más activos (los que han usado Drivy como plataforma de carsharing más de 3 veces el pasado año). El objetivo ha sido comprobar cuáles son los efectos del uso repetido de carsharing en las ciudades, y cómo conciben los usuarios la movilidad y el papel de coche privado en ellas.

Muchos de los que tenían coche, al usar carsharing lo han vendido

Entre los encuestados, el 72% afirma que no disponen de vehículo propio y de este grupo, un 65% contaba con vehículo propio y lo vendió para sólo utilizar sistema de movilidad compartida o transporte público (esta cifra es un poco superior en España, un 68,5%). Por otro lado, de los usuarios que utilizan carsharing pero aún disponen de coche propio (28%), en España el 40% afirma que el hecho de disponer de opciones de carsharing a su alrededor les ha frenado a comprar un segundo vehículo (un 36% en Europa) y el 14% afirma querer venderlo en un futuro; datos relevantes a la hora de considerar el carsharing como clara ayuda a la reducción del parque automovilístico en las calles, a la liberación de espacio en las ciudades. El 81% de los que no tienen coche, afirma no querer comprarse ninguno en un futuro, y las razones principales son los costes que supone tener un vehículo en propiedad en una ciudad, y la poca comodidad que implica (dificultades de aparcamiento, tráfico, etc), por ese orden.

Más trayectos a pie, más uso del transporte público y la bicicleta, y menos tiempo al volante

Por otro lado, el estudio muestra que el carsharing round-trip no sólo ayuda a que la decisión de vender el coche propio se incremente, o que la de comprar uno nuevo se reduzca, si no que potencia el uso del transporte público, la bicicleta, o de los trayectos a pie:

En la rutina diaria, los usuarios de carsharing que no disponen de coche propio son más propensos a tener hábitos de movilidad más sostenibles: un 76% escoge el transporte público entre sus 3 medios de transporte más usados, un 56% ir a pie, y un 31% usar la bici diariamente. En cambio, los usuarios que disponen de coche tienden a utilizarlo en su día a día (48%), pero a pesar de ello, el 31% afirma utilizar más el transporte público desde que usa el servicio carsharing de Drivy (este porcentaje es aún mayor en España, un 53,30%) y en concreto también en España, un 40% afirma pasar menos tiempo al volante desde que utiliza el carsharing.

“Estamos muy orgullosos de lo que hemos conseguido este año”, comenta Jaume Suñol, Country Manager de Drivy en España. “Hemos crecido en flota, en usuarios y también en repetición del servicio por usuario, pero lo más importante es que Drivy está teniendo un impacto positivo real en las ciudades, ayudamos a que haya menos congestión y más espacio en las calles, y potenciamos el uso del transporte público al enfocar el uso del coche sólo para salir de las ciudades, efecto que se podría multiplicar con más celeridad si desde las administraciones se diera más visibilidad al round-tripcarsharing”, apunta Suñol. “Invertir en movilidad sostenible no sólo significa mejorar el transporte público, ni tampoco sólo introducir vehículos eléctricos en las calles, si sólo nos quedamos con eso, hay un punto en el que el usuario optará por comprarse un coche, porque o bien lo necesitará los fines de semana, o bien se habrá acostumbrado a coger el vehículo eléctrico en sus trayectos urbanos. Cuanto más carsharing round-trip haya en las calles, menos se despertará esa necesidad de compra a largo plazo”, añade.

¿Cuándo se utiliza el carsharing round-trip?

Los usuarios de Drivy europeos utilizan principalmente el servicio para escapadas fuera de la ciudad (61%), por delante de vacaciones de larga duración (31%). En España, estos dos motivos también son los principales, pero se identifica una tendencia cada vez mayor en el uso del carsharing para motivos personales (visitas familiares, recados, etc) y profesionales, que conforman ya 34.5% entre los usuarios más asiduos vs un 11% entre los usuarios que sólo han reservado de una a dos veces en un año. Esto muestra la evolución en el uso del carsharing: cuanto más se utiliza, más se identifica como solución también para cuestiones que nada tienen que ver con el ocio, un buen indicio para la normalización del carsharing en las empresas.

Una asignatura pendiente: la conciencia de la problemática del aire

Aunque los datos muestran tendencias muy favorables al uso del transporte público y a la reducción del uso del coche en trayectos urbanos, en España se muestran algunas diferencias versus al conjunto de Europa. Por un lado, una clara tendencia al uso de la moto privada en el día a día 32,5% (vs 11% en el conjunto de Europa), siendo la bici también un medio de transporte muy utilizado entre los usuarios sin coche (20%) aunque menos que en otras ciudades europeas (un 33%). Por otro lado, entre las personas que nunca han dispuesto de vehículo propio, en el conjunto de Europa un 33% sitúa como motivo principal la preocupación por el medio ambiente y la calidad del aire. En cambio, esta preocupación lo es sólo para un 15% de los usuarios de España.

El crecimiento de Drivy y su evolución del simple P2P al carsharing

Gracias a su crecimiento en flota disponible en las ciudades principales, a su cada vez mayor volumen de usuarios y también a la implantación de su tecnología propia Drivy Open en los coches, la plataforma, que partía de un modelo de alquiler de coches entre particulares puntual, ha construido una red de vehículos de carsharing ofreciendo coches a muy pocos metros de distancia, automáticamente disponibles, y sin necesidad de propietario y conductor se encuentren. En este sentido, ya en enero de 2019, el 52% de los alquileres han sido con la tecnología Drivy Open, una cifra que sube al 67% en las capitales europeas donde Drivy opera (Barcelona, Madrid, París, Berlín, Londres…). Otro dato que muestra la encuesta sobre su migración al modelo carsharing es que los usuarios tienen una tasa de repetición de 5.9 alquileres a lo largo del año de media, cifra muy superior a los primeros años de vida de Drivy, en los que cada usuario reservaba 1.5 veces al año.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.