www.economiadehoy.es

Mi Cash and Carry, ejemplo de mayorista de droguería y cosmética

Mi Cash and Carry, ejemplo de mayorista de droguería y cosmética
Ampliar
domingo 12 de diciembre de 2021, 20:41h
Mi Cash and Carry es una droguería online donde los minoristas encontrarán cualquier producto de belleza, perfumería, limpieza o higiene. Están especializados en suministrar a pequeñas tiendas, droguerías, peluquerías o centros estéticos los productos que necesiten para sus negocios. id:78773
Este mayorista de droguería y cosmética consigue acercar las grandes marcas de consumo y las nuevas marcas emergentes a toda persona que lo necesite, bien sea para abastecer su comercio o para uso personal. La entrega de los pedidos se realiza en un plazo de 24 o 48 horas, y los portes pueden salir gratis si el importe de la compra es superior a 35€ (IVA incluido).

La venta al por mayor de productos de cosmética y droguería incluye marcas de toda la vida o, como a ellos les gusta llamarlas, "marcas de las abuelas", que son populares en los pequeños comercios de barrios, pueblos y ciudades a precios reducidos, y con empaquetados y formatos ideales para suministrar a este tipo de comercios. Ofrecen diferentes tipos de pagos (contrarreembolso, PayPal, bizum, tarjeta o transferencia bancaria). Trabajan con diferentes agencias de transportes para garantizar la entrega puntual de los pedidos. Y cuentan con un equipo de atención al cliente para poder asesorar y guiar durante todo el proceso de compra y postcompra.

¿En qué consiste el trabajo de una empresa mayorista?

Un mayorista es una empresa que compra productos al por mayor a los fabricantes y los vende a los minoristas. Los minoristas tanto si quieren vender en línea como en una tienda física, si no van a fabricar los productos ellos mismos, tendrán que obtenerlos de otra fuente. Como les va a resultar muy difícil comprar directamente a un fabricante, lo más probable es que lo hagan a un mayorista.

Los mayoristas como los distribuidores de droguería y cosmética compran productos a los fabricantes a un precio más bajo que otras empresas porque reciben descuentos por volumen de compra. Ganan dinero vendiendo estos productos a los minoristas por más de lo que han pagado, pero aún así a un precio mejor que el que el minorista puede obtener directamente del fabricante.

Por ejemplo, una pequeña empresa que compra 100 muñecas al mes para venderlas en su tienda puede tener que pagar 10 euros por muñeca si se las compra directamente al fabricante. Si la muñeca se vende a 12 euros, la tienda minorista sólo gana 2 euros por muñeca.

Sin embargo, un mayorista que compra 10.000 muñecas al mes al mismo fabricante puede negociar un mejor precio de 4 euros por muñeca. Si el mayorista vende la muñeca al minorista por 8 euros, el mayorista gana 4 euros por la muñeca, pero también lo hace el minorista que vende esa misma muñeca a un consumidor por 12 euros.

La compra de grandes cantidades de un producto conlleva la necesidad de almacenamiento. La mayoría de los establecimientos de venta al por menor no tienen un almacén para guardar miles de artículos, así que aunque pudieran permitírselo, esta opción no es razonable.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios