www.economiadehoy.es

No vemos un recorte de tipos en China

No vemos un recorte de tipos en China
Ampliar

OPINIÓN: Por Christoph Siepmann, economista senior en Generali Investments Partners

jueves 12 de agosto de 2021, 09:50h
La economía china creció un 7,9% interanual en el segundo trimestre, tras un 18,3% en el primero. Para el segundo semestre, seguimos esperando que el crecimiento del PIB se suavice. id:74930
No vemos un recorte de tipos en China
Ampliar
El 9 de julio, el Banco Popular de China (PBoC) recortó el coeficiente de reservas obligatorias (RRR) en 50 puntos básicos. La reducción se produjo tras una demanda sorpresa del Consejo de Estado chino. El objetivo último de este recorte aún no está del todo claro. La fuerte desaceleración del agregado crediticio chino más amplio (Financiación Social Total o TSF) puede haber preocupado al gobierno. Esta interpretación es coherente con el hecho de que el crecimiento del TSF se estabilizó en junio, la cantidad absoluta de TSF fue amplia, y el crecimiento del M2 incluso aumentó en 3 puntos porcentuales, hasta 8,6 interanuales. Además, el PBoC declaró que ya había alcanzado su "postura de política monetaria". Al mismo tiempo parte de la liquidez liberada se absorberá a través de la facilidad de préstamo a medio plazo.

La medida también había suscitado especulaciones sobre cierta debilidad de la economía real que finalmente no se materializaron. En el segundo trimestre de 2021, la economía china avanzó un 7,9% interanual, solo ligeramente por debajo de las expectativas del consenso. Los efectos de base positivos siguen influyendo, pero mucho menos que en el primer trimestre de 2021, con una tasa de crecimiento máxima del 18,3 % interanual. El principal motor fue el sector industrial (con 14,8 puntos, seguido del sector de los servicios, con 11,8) que también registró una inflación mucho más alta, con 6,9%. Esto refleja el aumento de la inflación del IPP, que parece haber tocado techo últimamente. El crecimiento secuencial del PIB se aceleró un 1,3% trimestral, en línea con las lecturas de los datos prepandémicos.

Los datos mensuales del mes de junio no sugirieron la debilidad de la economía tampoco. Las exportaciones, que se temía que fluctuaran debido a un brote de la Covid-19 en un importante puerto de tráfico de contenedores de transporte logístico, sorprendieron al alza. La producción industrial creció un 8,3 % interanual (7,8% esperada) y las ventas al por menor avanzaron un 12,1% (frente a la previsión de consenso del 11%). Los efectos de base aún están presentes, pero incluso el rezagado de la recuperación, el consumo privado, parece mejorar.

Gobierno intenta evitar un mayor enfriamiento

Esperamos que el PBoC mantenga esta postura neutral "recién definida", es decir, no esperamos una mayor desaceleración de la tasa de crecimiento de la TSF. El impulso monetario negativo se mantendrá por encima de los mínimos anteriores. Parece posible otro recorte de la RRR, pero no vemos un recorte de tipos. Mientras tanto, la inflación del IPC sorprendió de nuevo a la baja, con un 11% interanual, lo que nos llevó a revisar nuestra previsión para 2021 a la baja, hasta el 12% (desde el 16% anterior). Seguimos esperando que la dinámica de las exportaciones se ralentice en el segundo semestre, debido al desplazamiento de la demanda de las economías avanzadas hacia los servicios. Es probable que la política fiscal mantenga su curso, aunque la inversión en infraestructuras podría acelerarse (tras los débiles resultados del primer semestre), mientras que el sector inmobiliario podría desapalancarse.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios