www.economiadehoy.es
La correduría de seguros, una decisión inteligente
Ampliar

La correduría de seguros, una decisión inteligente

lunes 03 de diciembre de 2018, 13:25h
Un corredor de seguros es un asesor independiente que actúa como intermediario entre las compañías aseguradoras y los clientes. Una correduría opera con multitud de compañías, por lo que la labor del corredor será la de buscar a sus clientes la mejor póliza en cada caso concreto.

Hay que tener claro que estos profesionales no dependen de las aseguradoras ni trabajan para ellas.

Ventajas de contratar tu seguro a través de una correduría

La ventaja principal es que tendremos a nuestra disposición a un profesional titulado de los seguros. Al igual que en telefonía, en energías o en otros campos, existen muchas empresas que pretenden ofrecerte sus servicios, por lo que la mejor opción será contar con una persona que se preocupe por nuestros intereses y que te asesore como es debido a la hora de reclamar o tener cualquier incidente.

Si has contratado tu seguro a través de un corredor, él será el encargado de decirte lo que puedes reclamar a la compañía, y en caso de un siniestro, será él mismo el que se encargue también de gestionar todo para que la compañía cumpla lo establecido por contrato en tiempo y forma, agilizando todos los trámites.

En una correduría de seguros podrás olvidarte de las interminables llamadas de teléfono con los teleoperadores que te pasan de un departamento a otro, ya que tendrás tanto a asesores como a abogados profesionales del sector, que te apoyarán en caso de necesidad ante cualquier injusticia que se produzca en relación con tu seguro contratado.

Tienes que tener en cuenta que, al ser independientes, el asesor con el que contrates tu póliza no intentará venderte la más cara, aunque tenga servicios que ni conozcas ni uses en la vida. El corredor de seguros está obligado por ley a dar un asesoramiento y una información veraz sobre tus condiciones, algo que no ocurrirá cuando hablas con comerciales de determinadas compañías.

Para resumir, el buen trabajo de un corredor se produce cuando ha asesorado a su cliente de forma que haya conseguido las coberturas que realmente necesita al mejor precio, y no cuando te ha ‘colado’ el precio más alto. Al conocer esta diferencia, podremos ir de forma más relajada al saber que contamos con un apoyo así, en lugar de creer que nos quieren engañar.

Consigue precios más económicos para tus seguros

Ahora que, seguro que hemos acabado con las falsas creencias sobre las corredurías de seguros, podemos hablar y explicar de una forma más entendible porqué es más fácil conseguir un mejor precio con una correduría que directamente con una aseguradora.

La clave para entender el factor económico será la de conocer el funcionamiento de las empresas mayoristas. ¿Cómo es posible que añadiendo un intermediario en la ecuación el producto que contrato sea más barato?

Para responder a esta pregunta sólo hay que mirar a un claro ejemplo de nuestro día a día. Si quieres comprar un litro de leche, lo encontrarás más barato en una gran superficie que en una pequeña tienda de barrio. Esto mismo es lo que ocurre con los seguros.

Una persona por separado no puede negociar con la compañía el precio de un seguro como lo puede hacer una empresa que contrata miles de seguros con ellos. De esta forma, la correduría puede acordar precios por debajo de mercado que en nuestro caso individual sería imposible. A fin de cuentas, con esta modalidad, sale ganando todo el mundo.

Para muchas personas, el precio no lo es todo. Algo que compartimos y que trasladamos a los seguros. Tener un corredor de seguros implica también la adquisición de unos servicios que con otros medios sería imposible tener, y para muestra un botón.

En la actualidad se han puesto de moda los típicos comparadores de seguros. Unas plataformas, en ocasiones subvencionadas por las propias compañías y que suelen ofrecer unos mejores precios que de manera individual como hablamos anteriormente.

La principal diferencia radica que, aunque puedas conseguir unos precios parecidos con estos comparadores (no siempre), una vez que haces clic en su página, te redirigen a la propia de la compañía y ahí se acaba la relación entre ambos.

En cambio, con las corredurías de seguros se mantiene una relación en el tiempo en la que puedes consultar los productos que tienes contratados con ellos, pedir cualquier recibo o documentación y a la hora de renovar, no tendrás que andar peleándote con las compañías para que no te suban el precio.

Por supuesto, cada persona es libre de elegir cómo y con quién contrata sus seguros y sus suministros, pero probablemente, después de haber leído este articulo sí que tengas toda la información necesaria para poder hacerlo conociendo de forma responsable y con conocimiento de causa. Busca, compara y decide la mejor opción para las necesidades que tengas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.