www.economiadehoy.es

Turquía: recesión y reequilibrio en camino

Turquía: recesión y reequilibrio en camino
Ampliar

Informe semanal Solunion - Riesgos de exportación

sábado 15 de diciembre de 2018, 10:19h
La economía está a punto de caer en una recesión técnica (definida como dos trimestres consecutivos de crecimiento intertrimestral negativo), como era de esperar, ya que el PIB real se contrajo en un -1,1% intertrimestral en el 3T.

La crisis monetaria ha hecho mella en la demanda interna. El gasto de los consumidores disminuyó un -3,9% intertrimestral y la inversión fija se redujo en un -3,6% en el 3T. Incluso el gasto público se contrajo un -2,9% intertrimestral. La fuerte depreciación de la TRY también provocó un marcado aumento en los costes de las importaciones, haciendo que las importaciones reales disminuyeran un -6,3% intertrimestral. Sin embargo, las exportaciones reales se beneficiaron de la mayor debilidad de la TRY y crecieron un +4,1% intertrimestral en el 3T, por lo que las exportaciones netas atenuaron el descenso global del PIB. En términos interanuales, el PIB real todavía creció un +1,6% en el 3T, porcentaje notablemente inferior con respecto a la media del +6,3% registrada en el 1S. Esperamos que la recesión continúe y prevemos un crecimiento anual global de un mero +0,4% en 2019. En otro orden de cosas, el reequilibrio del sector exterior ha continuado. En octubre, se registró el primer superávit comercial mensual en casi diez años, mientras que la cuenta corriente registró su tercer superávit mensual consecutivo, con +2,800 mill. de USD, lo que redujo el déficit acumulado de 12 meses a -39.400 mill. de USD. Prevemos que el déficit en cuenta corriente anual se reduzca del -5,5% en 2017 al -3,4% en 2018 y al -1,5% en 2019.

Francia: caída previa a la remontada
El movimiento de los "chalecos amarillos" ya pasó factura al gasto de los consumidores, que ahora es probable que disminuya en un -0,2% intertrimestral en el 4T (como en el 2T, tras las huelgas anteriores). Como resultado, se espera que el PIB se estanque en el 4T, lo que se traducirá en un crecimiento del +1,5% en 2018 en conjunto. Además, el movimiento debería tener un impacto en las insolvencias. Se registraron +700 insolvencias empresariales adicionales en el 3T de 2018 en comparación con el mismo trimestre del año anterior. Prevemos +1000 insolvencias adicionales en el 4T, con lo que en 2018 las cifras anuales globales se situarán al mismo nivel que en 2017. Las medidas políticas anunciadas para poner fin a las huelgas ejercerán dos impactos clave. La cancelación del aumento del impuesto al combustible se sumará a la reciente desaceleración del precio del petróleo y los precios al consumo caerán al +1% interanual para mayo de 2019 (desde el +2,2% de octubre). También se anunciaron más medidas fiscales (alrededor del 0,5% del PIB se destinará a aumentar el salario mínimo y a reducir las aportaciones sociales de las rentas bajas). Deberían provocar el resurgimiento de un mayor crecimiento (+1,7% en 2019, con un +0,5% intertrimestral en el 1T), pero también amenazan con registrar un déficit fiscal por encima del umbral del -3% del PIB.

EE. UU.: un tono más moderado
Los datos económicos recientes se han moderado. La economía agregó 155 000 empleos en noviembre, un aumento decente pero inferior a las expectativas de 190.000, y los dos meses anteriores se revisaron a la baja. Mientras que la tasa de desempleo se mantuvo en el 3,7%, la más baja desde 1949, la tasa de desempleo U-6 más amplia subió +0,2 pp hasta el 7,6%. El crecimiento de los salarios por hora se mantuvo inalterado en el +3,1% interanual, pero una semana laboral más corta se tradujo en caídas en los salarios semanales del +3,4% interanual al +2,8%. Por otra parte, el índice ISM de servicios y los informes de fabricación fueron sólidos, pero otro informe de fabricación arrojó resultados dispares. Las nuevas entradas de pedidos de bienes duraderos básicos cayeron por tercer mes consecutivo, mientras que las expediciones de esos bienes aumentaron. El Libro Beige de la Reserva Federal mostró una desaceleración en el crecimiento en algunos distritos, incrementos de costes debido a los aranceles y unas ventas "algo más débiles" de partidas distintas a las del sector automotriz. Varios informes indican que los funcionarios de la Fed se están volviendo mucho más moderados y pueden reducir drásticamente el ritmo de las subidas de tipos tras el alza que casi con toda certeza tendrá lugar la próxima semana. El índice NFIB de optimismo de las pequeñas empresas se desplomó hasta un mínimo en siete meses.

China: un final de año difícil
Las cifras comerciales fueron decepcionantes en noviembre. El crecimiento de las exportaciones denominadas en USD se desaceleró al +5,4% interanual (desde el +15,6% de octubre) y el crecimiento de las importaciones se desaceleró al +3% (después del +21,4% de octubre). La ralentización refleja una corrección posterior a un rendimiento superior al esperado en el 3T, ya que las empresas se anticiparon con los nuevos pedidos al posible aumento de los aranceles (anteriormente programado para enero). Esperamos que las cifras comerciales permanezcan flojas en diciembre antes de recuperarse ligeramente en el primer semestre del próximo año, mientras las relaciones entre EE. UU. y China se normalizan. Entre tanto, la inflación general se desaceleró al 2,2% interanual (tras el 2,5% de octubre) y los precios al productor subieron un modesto 2,7% (por debajo del 3,3%), lo que indica un cierto riesgo de deflación. Creemos que el crecimiento más lento de los precios tiene que ver con una combinación de factores que incluyen unos precios más bajos del petróleo, una oleada de recortes arancelarios implementados por China y un crecimiento más moderado de la demanda interna. Con miras al futuro, esperamos que la inflación de los precios al consumo se mantenga relativamente baja en 2019, con una media del 2,5% en comparación con los modestos precios del crudo (prevemos 69 USD por barril) y un crecimiento económico más lento (+6,3%).

Países destacados
América
Canadá: el informe laboral marca un récord
El informe laboral de noviembre, literalmente, bate récords. La economía creó 94.100 empleos, todo un récord en un solo mes desde que se empezaron a llevar registros en 1976. La tasa de desempleo se redujo hasta otro mínimo histórico del 5,6%. La tasa de participación aumentó un +0,2% y la semana laboral ganó un sólido +0,9%. En general, fue un informe vibrante y enérgico. Afortunadamente para el Banco de Canadá (Bo) hubo un punto débil, que fue que el incremento salarial del +0,1 intermensual no bastó para compensar la reciente debilidad, por lo que la tasa interanual cayó al +1,7%. A principios de la semana, el BoC optó por mantener inalterado el tipo de interés oficial, aunque se había expresado en términos mucho más moderados, y el crecimiento salarial más lento respalda sus argumentos. El BoC citó como factores la debilidad en el sector energético, los problemas que afectan al comercio mundial y que frenan la demanda y "un menor impulso de cara al cuarto trimestre". No obstante, es muy probable que el BoC dicte un alza de tipos al menos una vez en 2019. Calculamos un crecimiento del PIB del +2% en 2019 y del +1,8% en 2020.

Europa
Polonia: sólido crecimiento en el 3T y desaceleración prevista para 2019
El crecimiento del PIB real mantuvo un ritmo consistente del +5,1% interanual en el 3T (invariable respecto al 2T). Sin embargo, el desglose por el lado de la demanda reveló que el crecimiento del 3T se debió principalmente a la demanda interna, en contraste con el 2T cuando era más generalizado. El consumo privado aumentó un +4,5% interanual y el consumo público lo hizo un +3,6% en el 3T. La formación de capital se recuperó con fuerza en el 3T después de la moderación temporal de trimestre anterior, con una inversión fija de hasta el +9,9% interanual y unas existencias que contribuyeron al crecimiento de +1 pp interanual. Por otro lado, la actividad de comercio exterior perdió impulso en el 3T, con un incremento de las exportaciones del +4,9% interanual (+7,6% en el 2T) y de las importaciones del +6,9% (+6,5% en el 2T) de modo que las exportaciones netas restaron +0,9 pp al crecimiento del 3T (+0,9 pp en el 2T). De cara al futuro, el crecimiento de las ventas minoristas reales se moderó al +4,4% interanual en octubre desde una media del +5,5% en el 3T y el crecimiento de la producción industrial lo hizo al +5% interanual desde una media del +5,9% en el 3T. Además, el PMI de fabricación cayó a un mínimo de cuatro años de 49,5 puntos en noviembre. Esperamos que la economía se enfríe en los próximos trimestres y prevemos un crecimiento del PIB anual global del +3,5% en 2019, después del +4,9% registrado en 2018.

África y Oriente Medio
Nigeria: ¡qué tranquilidad!
En Nigeria, el crecimiento del PIB fue bastante estable en el 3T, del +1,8% interanual. Esta cifra es bastante engañosa, ya que la implementación del gasto fiscal aplazado del 1S debería haber favorecido el crecimiento en el 3T. También implica que el crecimiento anual global probablemente no coincida con nuestras expectativas anteriores. Como resultado, revisamos nuestros pronósticos al +1,8% en 2018 (en vez de al +2%) y al +2,2% en 2019 (desde el +2,5%). El crecimiento aún está lejos de recuperarse a los niveles observados antes del desplome del precio del petróleo (+6,3% en 2014). Nigeria se está beneficiando de unas condiciones de financiación más favorables (en noviembre se realizó una nueva emisión de Eurobonos por un importe de 2.900 mill. de USD y la cobertura de las importaciones de reservas de divisas ha alcanzado los ocho meses), pero la inversión en infraestructuras sigue siendo bastante reducida y las reformas favorables a las empresas aún están rezagadas. La clasificación de Nigeria en la encuesta Doing Business del Banco Mundial de 2019 no ha realizado avances en general (posición 146) y es particularmente baja en algunos elementos clave (171 en la obtención de electricidad, 184 en el registro de la propiedad, 149 en la resolución de insolvencias), lo que explica por qué el potencial de crecimiento sigue siendo tan bajo.

Asia Pacífico
Australia: bajo presión
El crecimiento económico se desaceleró al +0,3% intertrimestral en el 3T desde el robusto +0,9% del 2T. Los principales culpables fueron la inversión privada (-0,8% intertrimestral), el consumo de los hogares (+0,3% intertrimestral) y las exportaciones (+0,1% intertrimestral). El gasto gubernamental sigue siendo el principal motor de crecimiento, principalmente en forma de inversión pública (+3,4% intertrimestral). De cara al futuro, una confianza comercial más débil en el sector manufacturero (el PMI de fabricación cayó a 51,3 puntos en noviembre desde los 58,3 de octubre) asociada con una ralentización en el crecimiento de los beneficios brutos de explotación en el 3T apuntan a una debilidad continuada en la inversión privada. Asimismo, un mercado inmobiliario más débil y un crecimiento modesto de la renta pondrán trabas al consumo. En tal contexto, esperamos que el crecimiento económico se desacelere al +2,5% en 2019 (desde el +3% de 2018).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.