www.economiadehoy.es
Alvise Lennkh, Scope Ratings.
Ampliar
Alvise Lennkh, Scope Ratings.

El dominio global del dólar americano permanece intacto, pero ¿por cuánto tiempo?

OPINIÓN: Por Alvise Lennkh, director de Scope, Levon Kameryan y Thibault Vasse, analistas de la agencia alemana de ratings

miércoles 10 de junio de 2020, 13:49h
El dólar sigue siendo, con diferencia, la principal moneda, pero nuevos acontecimientos políticos y desarrollos en materia política en Europa y China, podrían potenciar el rol del Euro y del Renminbi, aumentando así las perspectivas de un sistema multipolar futuro. id:59526
Levon Kameryan, Scope Ratings.
Ampliar
Levon Kameryan, Scope Ratings.
Scope Ratings afirma que los gobiernos de la UE y de China tendrán que hacer más para promover el uso internacional de sus respectivas monedas. Si lo hacen, el cambio del Dólar al Euro o al Renminbi podría tener lugar de forma más precipitada de lo que se cree posible en la actualidad.

"Un mayor uso del Euro y el Renminbi otorgaría a los gobiernos de la UE y de China una mayor autonomía monetaria, financiera y política, al tiempo que fomentaría un sistema financiero internacional más estable capaz de ofrecer alternativas creíbles al dólar", afirma Alvise Lennkh, director de Scope.

El uso de una moneda internacional abarca mucho más allá de su función de reserva de divisas para los bancos centrales. Cumple las tres funciones tradicionales de la moneda para los actores privados y públicos: un medio de cambio, una unidad de cuenta y un depósito de valor.

"El dólar ha dominado estas áreas durante varios decenios, confiriendo ventajas considerables a Estados Unidos (AA/Estable) en términos de sostenibilidad de la deuda pública, así como de influencia económica y política, y provocando una inercia frente a la posible adopción de monedas alternativas", dice Lennkh.

El Euro es, quizás, el rival más claro del Dólar, dado el peso de los países de la Zona Euro en el PIB mundial (15%) y en el comercio (25%), así como el creciente protagonismo de los Estados miembros en los mercados mundiales de capital. De hecho, varios acontecimientos ya apuntan a una mayor dependencia del Euro, como: la mejora de la infraestructura de los sistemas de pago del BCE; la decisión de Rosneft y Novatek (los mayores productores rusos de petróleo y gas líquido) de pasar al Euro desde el Dólar para todas las exportaciones; y la labor de la Comisión Europea encaminada a fortalecer el papel internacional de su moneda, que incluye la celebración de consultas activas con los participantes en los mercados privados y públicos.

"Una integración más estrecha de la UE y del sector financiero de la Zona Euro, mediante la finalización de las uniones de los mercados y de la banca, aumentaría el atractivo de los activos denominados en euros", afirma LevonKameryan, analista de Scope y coautor del informe. "La disponibilidad de activos seguros, que se beneficiaría enormemente de la creación de un instrumento de deuda común de la Zona Euro, como un "eurobono" o valores de bonos respaldados por la deuda soberana- también es clave para lograr una adopción más generalizada del Euro".

Las negociaciones en torno a un fondo de recuperación de la UE (“Next Generation EU”) para 2021-24 van en esta dirección.

Para las autoridades chinas, la mayor apertura a los inversores extranjeros, los avances en la mejora de la supervisión y la reducción de las vulnerabilidades financieras, el fortalecimiento del estado de derecho y la mejora de la solvencia soberana serán fundamentales para aumentar el atractivo internacional del Renminbi.

"Hasta ahora, sólo vemos signos graduales de la disminución del dominio del dólar", dice Kameryan:

- Reservas de divisas: los activos denominados en dólares representan actualmente alrededor del 61% de las reservas mundiales, aunque esta proporción ha disminuido desde más del 71% en 1999. La cuota del Euro es mucho menor, con sólo el 20,5% de las reservas, después de haber alcanzado un máximo del 28% en 2009. El uso del Renminbi, aunque hoy en día es marginal, casi se ha duplicado en los últimos tres años hasta alcanzar el 2%.

- La elección de la moneda para los bancos centrales: La proporción de países miembros del FMI que adoptan el dólar como medio de cambio ha disminuido al 19,8% en 2018 desde el 26,5% en 2010.

- Transacciones en el mercado de la energía: el dólar es la moneda dominante en el sector de la energía, pero los volúmenes de comercio de los contratos de futuros de petróleo crudo de Shangai denominados en Renminbi, lanzados en 2018, a veces no se han alejado demasiado de los del Brent o del West Texas Intermediate.

"La política exterior y comercial de Estados Unidos también pueden incentivar a los gobiernos a reducir su dependencia del dólar, mientras que los persistentes déficits fiscales y de cuenta corriente del país en un entorno altamente polarizado políticamente pueden debilitar gradualmente la confianza de los inversores en la moneda", afirma Thibault Vasse, analista de Scope y coautor del informe.

¿Qué puede llevar a un cambio en el uso del euro, el renminbi o el dólar americano?

Tanto los inversores como los responsables políticos deberían evaluar los riesgos y prepararse para la posibilidad de que el dólar tuviera un rol menos protagonista en los próximos años o décadas. "Tiene sentido tomar medidas hoy para protegerse contra la posibilidad, aunque parezca remota por ahora, de una pérdida repentina de confianza en el dólar que podría conducir a una crisis de liquidez mundial con graves consecuencias económicas sin que exista una moneda mundial alternativa", concluye Vasse.

Thibault Vasse, Scope Ratings.
Ampliar
Thibault Vasse, Scope Ratings.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios